Ultimo Momento

Aplicar la fuerza de la Ley a los egoístas de siempre que ponen en peligro a toda la población

Por Maximiliano Borches. Típicos representantes de la estupidez argentina, varios integrantes de los sectores “clasemedierios”, o aspirantes a ese “estatus” que obsesiona a decenas de miles en este país, vuelven a demostrar que lo único que les importa es su propio bienestar. Su propio placer. Aun cuando pongan en riesgo las vidas del resto de la población nacional. El joven detenido en Panamaericana el pasado martes 24 de marzo, cuando llegaba de vacacionar de Brasil –el país de mayor riesgo pandémico en Sudamérica-, sintetiza el egoísmo más oscuro de un sector de nuestra sociedad. El mismo, que según las épocas históricas transitadas, impulsó a esos mismos sectores sociales a defender los intereses de un grupo de privilegiados en contra de las mayorías.

La imagen de Federico Llamas, un joven de 27 años detenido en Panamericana por fuerzas de Seguridad, que volvía de vacacionar en Brasil –principal país de riesgo en Sudamérica por la expansión del coronavirus Covid-19- y que llevaba tablas de surf en el techo de su camioneta, es la síntesis de la estupidez argentina. Más aún. De la estupidez humana, en momentos donde se propaga cada vez con más fuerza esta pandemia mundial, de la que todavía no se encuentra cura.

Por fortuna, la Argentina enfrenta la peor pandemia mundial de los últimos dos siglos, con un gobierno peronista que se puso desde el primer día, al servicio de los intereses populares. Otra, y más funesta, hubiera sido la situación, si continuaran gobernando macristas, radicales y lilitos en Cambiemos

La Argentina se convirtió en un ejemplo mundial de solidaridad, respeto y cuidado de su población, a partir de las decisiones tomadas por el presidente Alberto Fernández, que rápidamente incluyeron a la totalidad del arco político, y los gobiernos provinciales y autónomo porteño, sin importar de que sector político provengan.

En plena pandemia, todos los días, se anuncian medidas sociales y económicas que dan abrigo a los desamparados de la patria. Aquellos sectores que fueron las primeras –y más dolorosas- víctimas de un proyecto político-social-económico como el aplicado por macristas, radicales y lilitos en “Cambiemos”, que intentó destruir las bases productivas y los derechos ganados en décadas por los trabajadores argentinos.

El mundo atraviesa una peligrosa pandemia, que hasta el momento, se cobró las vidas de casi 20 mil personas y el número de infectados asciende a 438 mil. En nuestro país (y al cierre de esta nota), donde millones transitamos nuestros días autoaislados, cuidándose para cuidar a todos y acompañados por un Gobierno Nacional que antepuso la vida de la población, a la de otros intereses;  los infectados ya llegan a 387, en tanto que 8 compatriotas fallecieron.

 

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Patrono del distrito: a 242 años del nacimiento de Mariano Moreno

Por Alicia Vicchio. El abogado, periodista, y secretario de la Junta que impulsó la Revolución ...