Ultimo Momento

El Gobierno nacional destinó $121.000 millones para asistencia alimentaria en 2020

Un Estado que volvió a estar presente, tras la pandemia del macrismo/radicalismo y la del coronavirus que aún continúa. Durante la reunión de la Mesa Argentina contra el hambre, el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, realizó un balance de las políticas alimentarias desarrolladas durante el año marcado por la pandemia.

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, realizó un balance de las políticas alimentarias desarrolladas durante el año, que permitieron volcar más de 121 mil millones de pesos para sostener la crisis provocada por la pandemia del Covid-19.

“Tuvimos un primer logro: cubrimos la asistencia alimentaria en un contexto en el que pasamos de 8 a 11 millones de argentinos. Fue un trabajo conjunto del Estado más la red social de la Argentina, que conforman las iglesias, las organizaciones sociales y las escuelas, y también el sector privado”, dijo Arroyo al abrir el encuentro que encabezó junto a la titular del Consejo de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz.

“Logramos una cobertura que comenzó en diciembre del año pasado en la ciudad de Concordia, Entre Ríos, con la Tarjeta Alimentar, que fue el primer programa que pusimos en marcha y era la base para iniciar otras políticas, pero la pandemia nos obligó a atender la situación alimentaria”, dijo Arroyo y señaló que también “se aumentó la entrega de alimentos de manera directa, las transferencias a municipios, descentralización de fondos”.

Durante el primer año de gestión, el gobierno nacional destinó –a través del Ministerio de Desarrollo Social- 121.602 millones de pesos para sostener y ampliar la Tarjeta Alimentar y los programas de módulos alimentarios, asistencia a comedores y merenderos y comedores escolares y Pro Huerta, entre otros. “Sostuvimos la situación, pero tenemos problemas con el costo de los alimentos y la calidad nutricional, y tenemos que fortalecer las economías regionales”, señaló el ministro al anticipar los desafíos para el próximo año.

Además, Arroyo transmitió “el saludo del presidente Alberto Fernández” y destacó la puesta en marcha de las comisiones de Acceso a los alimentos, Calidad y educación nutricional y Producción y comercialización de alimentos para la soberanía alimentaria, que están integradas por funcionarias y funcionarios de Desarrollo Social, representantes de sectores académicos y referentes de organizaciones sociales, sindicales, eclesiales y empresariales de todo el país.

Por su parte, Tolosa Paz indicó: “Al hambre le damos batalla entre los diferentes ámbitos de participación, pero fundamentalmente desde la acción; esto es con universidades, sector empresarial, iglesias de diferentes credos, movimientos sociales, escuelas, gremios, academia y en definitiva, con todos y todas los que peleamos para sacar a la Argentina de estos indicadores que tanto nos preocupan y nos ocupan”.

Estuvieron presentes la presidenta del INTA, Susana Mirassou; las secretarias nacionales de Inclusión Social, Laura Valeria Alonso; y de Articulación de Política Social, Erika Roffler; y el secretario de Niñez, Adolescencia y Familia, Gabriel Lerner; ministras y ministros provinciales, como Gabriel Yedlin (Tucumán), Marisa Paira (Entre Ríos), Verónica Figueroa (Salta), Natalia Sarapura (Jujuy). Además participaron monseñor Carlos Tissera, titular de Cáritas Argentina; Sonia Alesso, de CTERA-CTA; Ricardo Peidró y Hugo Godoy, de la CTA Autónoma; y Marcia Lopes, ex ministra de Desarrollo Social de Brasil y una de las impulsoras del Plan Hambre Cero. También hubo representantes de UNICEF, FAO, la OPS/OMS y la Cruz Roja.

Por el sector empresario, estuvieron Daniel Funes de Rioja, de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL); Carlos Vila Moret (Sociedad Rural); Víctor Fera (Marolio y Maxiconsumo); Antonio Aracre (Syngenta); Vanesa Noble Herrera (Fundación Noble); y de la Asociación de Semilleros Argentinos, Coninagro y Federación Agraria. También referentes de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), del Movimiento Nacional Campesino Indígena Somos Tierra y de FECOFE.

Por el sector de la investigación y el campo académico, Ianina Tuñón, investigadora responsable del Barómetro de la Infancia del Observatorio de la Deuda Social Argentina en la Universidad Católica Argentina; Myriam Gorban, de la Cátedra de Soberanía Alimentaria de la UBA; Isaac Rudnik, del ISEPCI; y representantes del Centro Estudios sobre Políticas y Economía Alimentaria (CEPEA), Centro de Estudios Sobre Nutrición Infantil (CESNI) y Federación Argentina de Graduados en Nutrición (FAGRAN).

 

 

 

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Con un promedio de 25 mil contagios diarios, caceroleros exponen a niños frente a la Quinta de Olivos

¿Irracionalidad o peligrosa estupidez? Caceroleros aglomerados frente a la Quinta de Olivos, sin respetar distanciamiento ...