Ultimo Momento

La industria y la construcción crecieron 4,4% y 23,3% respectivamente

El INDEC informó subas interanuales en la industria y la construcción del 4,4% y 23,3% respectivamente.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informó este jueves que el nivel de actividad de la industria creció en enero 4,4%, respecto de igual mes de 2020, mientras que la construcción marcó un incremento de 23,3% interanual.

El nivel de actividad de la industria registró en enero un crecimiento de 4,4% respecto de igual mes de 2020; mientras que en relación con diciembre pasado, enero marcó una mejora de 1,7% en el índice de la serie desestacionalizada. En enero se registraron subas en 10 de los 16 rubros relevados.

El buen comienzo de año fue impulsado, principalmente, por un aumento anual del 31,5% en la producción de minerales no metálicos, traccionada por la buena actividad que tuvo el sector de la construcción en el período en cuestión.

En efecto, la producción de arcilla y cerámica no refractaria aumentó 83,1% dado el mayor volumen elaborado de ladrillos como así también de artefactos sanitarios y revestimientos cerámicos, mientras que la fabricación de cemento, otro insumo importante para la construcción, trepó 24,5%.

Paralelamente, la producción de máquinas y equipos se incrementó un 31,2% y volvió a ser una de las más determinantes a la hora de explicar el repunte de la industria. Dentro del rubro se destacó, nuevamente, un salto del 107,2% en el segmento de maquinaria agrícola, gracias a varios factores, entre ellos las líneas de financiamiento a tasas accesibles, el incremento en el precio internacional de los granos y las crecientes expectativas para la cosecha.

En términos interanuales, el Índice de Producción Industrial Manufacturero (IPI) registró así su tercera suba consecutiva y en la serie tendencia-ciclo aumentó 1,2% mensual y acumula nueve meses consecutivos en alza.

Por su parte, el indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) marcó en enero un incremento de 23,3% respecto de igual mes de 2020; en tanto, el índice de la serie desestacionalizada mostro una variación positiva de 4,4% respecto de diciembre pasado.

En este caso, se trata de la tercera suba consecutiva interanual, tras 26 meses de caída; y significó una suba 28% mayor al nivel pre-covid de febrero de 2020.

La suba de la construcción estuvo liderada por el crecimiento en los despachos de Pisos y revestimientos cerámicos (51,0% interanual), Ladrillos huecos (44,1% interanual) y Asfalto (35,8% interanual). El único insumo que cayó fue Yeso (-3,3% interanual).

Luego de caídas registradas al inicio de la pandemia de entre -70% y -50% interanual, la actividad del sector comenzó a recuperarse en términos desestacionalizados a partir del segundo semestre de 2020, finalizando el año 2020 con una baja de 19,5% interanual.

La industria manufacturera encadenó su tercera mejora anual consecutiva ya que en enero de 2021 registró un crecimiento del 4,4% respecto del mismo mes de 2020. Según lo informado por el INDEC este jueves, 10 de los 16 rubros relevados presentaron incrementos.

El buen comienzo de año fue impulsado, principalmente, por un aumento anual del 31,5% en la producción de minerales no metálicos, traccionada por la buena actividad que tuvo el sector de la construcción en el período en cuestión.

En efecto, la producción de arcilla y cerámica no refractaria aumentó 83,1% dado el mayor volumen elaborado de ladrillos como así también de artefactos sanitarios y revestimientos cerámicos, mientras que la fabricación de cemento, otro insumo importante para la construcción, trepó 24,5%, de acuerdo con los datos del INDEC.

En el mismo sentido, el consumo de hierro redondo y acero por parte de la construcción también impactó positivamente en las industrias metálicas básicas, que arrojaron un ascenso del 16,2% en comparación con enero de 2020. También influyó en esta mejora la demanda para maquinaria agrícola, electrodomésticos, autos y envases.

Por su parte, la producción de máquinas y equipos se incrementó un 31,2% y volvió a ser una de las más determinantes a la hora de explicar el repunte de la industria. Dentro del rubro se destacó, nuevamente, un salto del 107,2% en el segmento de maquinaria agrícola gracias a varios factores, entre ellos las líneas de financiamiento a tasas accesibles, el incremento en el precio internacional de los granos y las crecientes expectativas para la cosecha.

Paralelamente, la industria automotriz arrojó una mejora del 16,5% y volvió a crecer el rubro de alimentos y bebidas, destacándose el aumento de 36,9% en la molienda de oleaginosas por la normalización de la actividad en la industria aceitera tras el paro de diciembre.

Desde el Ministerio de Producción explicaron el buen dato de enero se debió, en parte, a que hubo menos paradas de planta por vacaciones que en enero de 2020, una situación que probablemente se revierta en febrero. Adicionalmente, sostuvieron que también incidieron el mayor crédito productivo, las menores tasas de interés, la política de desarrollo de proveedores y la mayor demanda de bienes respecto a servicios por la pandemia, entre otros factores.

De esta manera, la industria registró avances en cuatro de los últimos cinco meses. En diciembre, el sector había crecido 4,9% para redondear una contracción del 7,6% en 2020, un año marcado a fuego por la pandemia de Covid-19.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Una por una, estas son las nuevas restricciones

Con el objetivo de mitigar la propagación de la segunda ola de coronavirus en el ...