Ultimo Momento

Recaudan unos $22.8 millones por mes: dirigentes del Polo Obrero asumen que le cobran 2% del plan pagado por el Estado a beneficiaros, pero dicen que es una “campaña sucia”

La organización social del Partido Obrero (en el Frente de izquierda), Polo Obrero, administra 60 mil planes sociales del Potenciar Trabajo, a través de los cuales los beneficiarios cobran por parte del Estado $19 mil por mes. El legislador porteño de esa fuerza política trotskista, Gabriel Solano, admitió el pasado lunes que su organización le cobra el 2% del monto pagado por el Estado, lo que le permite al Polo Obrero una recaudación mensual de $22.800.000. La organización piquetera de izquierda anunció movilización y acampe para este jueves. Reproducimos íntegra la respuesta de esa agrupación.

Lamentable utilización de la pobreza, que la justicia deberá atender, puesto que usufructúan con dinero pagado por el Estado a beneficiarios de planes sociales.

A continuación reproducimos el comunicado del Polo Obrerom emitido en respuesta a la polémica suscitada por las declaraciones de Gabriel Solano, quien este lunes reconoció el funcionamiento del sistema de recaudación: «Ese 2% sirve para financiar lo que el Estado no financia. Por ejemplo, el alquiler de comedores y merenderos, y el gasto logístico y de transporte de la mercadería. El Potenciar Trabajo son $19.000, estamos hablando de $380», especificó.

Comunicado: 

Respondemos una campaña sucia contra el Polo Obrero, funcional al ajuste del gobierno

En el marco del plan de lucha de la unidad piquetera que enfrenta el ajuste del gobierno y el FMI, diferentes sectores del poder económico y político han salido hacer una campaña repleta de mentiras, tergiversaciones y manipulaciones que tiene el objetivo de desprestigiar la lucha piquetera por trabajo, contra el hambre y la pobreza.

La base de este ataque es sostener que existen cobros compulsivos en el Polo Obrero para alimentar “cajas” políticas.

Lo que en realidad ocurre es que las organizaciones de los desocupados organizan y defienden un financiamiento autómomo para las necesidades de la lucha y de los barrios. El movimiento piquetero sostiene, sin apoyo del estado, miles de comedores populares en todo el país. Para eso es necesario, como cualquiera sabe, tener un lugar donde hacer la olla popular y por lo tanto pagar alquileres, comprar una garrafa, pagar los fletes para trasladar los alimentos que el Estado no entrega en la puerta de cada comedor si no en un depósito Central. Gastos que debiera financiar el Estado pero que terminan financiando las familias que concurren a los comedores. Además, el movimiento piquetero sostiene medidas de lucha y campañas nacionales de lucha por trabajo genuino y todos los reclamos de los barrios.

Los dirigentes del Partido Obrero/Polo Obrero, Gabriel Solano y Eduardo Belliboni

En función de este objetivos, en el Polo Obrero, las asambleas votan un aporte voluntario del 2% de los ingresos. En las asambleas del Polo, se rinde cuentas sistemáticamente sobre los ingresos y gastos y se aprueba colectivamente el destino de los recursos que son de todas y todos los compañeros. El Polo Obrero financia su actuación del mismo modo que un club, que una sociedad de fomento, un sindicato o cualquier otra organización popular. Con la diferencia que, por ejemplo, los sindicatos producen descuento obligatorio por planillas, cosa que ninguna organización social puede ni debe hacer. No es cierto que sea compulsivo porque el Polo Obrero no da bajas.

Duele a los dueños del poder que los trabajadores desocupados se organicen de manera autónoma, con métodos de democracia asamblearia y con delegados revocables. Lo contrario del punterismo al cual desafiamos desde hace más de veinte años.

Atacar este sostenimiento es pretender el cierre de miles de comedores populares y propiciar prácticamente la disolución de las organizaciones que los sostienen. Es un objetivo que sería totalmente funcional al ajuste del gobierno, pactado con la oposición y el FMI.

El Polo obrero junto con más de 35 organizaciones lleva adelante un plan de lucha precisamente por el trabajo genuino que no existe, pero además lucha por los comedores populares porque hoy lamentablemente siguen siendo una necesidad popular. En lugar de colocar el dedo acusador en el Estado responsable de la pobreza, las empresas periodísticas que emprenden esta campaña se alinean con los funcionarios del gobierno que atacan a las organizaciones que luchamos contra el hambre la pobreza y por trabajo genuino.

Mesa Nacional del Polo Obrero

Fuente: https://www.facebook.com/polo.obrero.3/posts/383644240468068

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Un día de justicia: falleció estando preso el genocida Miguel Etchecolatz

El torturador y genocida Miguel Osvaldo Etchecolatz, exdirector de la Policía Bonaerense y mano derecha del ...