Ultimo Momento

Semana clave: crecen las expectativas por posible acuerdo con bonistas que aleje fantasma de default

El próximo viernes 22 de mayo, vence el plazo para reestructurar la deuda sin caer en default. El Gobierno analiza detenidamente, la contrapropuesta presentada por algunos bonistas, entre ellos la de los más duros: Black Rock y los grupos Ad Hoc y Exchange. En el Ministerio de Economía crecen las expectativas de acuerdo. “Las contrapropuestas, hasta ahora, son razonables”, afirman fuentes de Economía.

La Argentina ingresó en su semana política más importante, desde la llegada al gobierno de Alberto y Cristina Fernández, el pasado 10 de diciembre de 2019. El próximo viernes 22, vence el plazo para reestructurar la deuda sin caer en default.

En este sentido, el presidente Alberto Fernández recibió el domingo en Olivos al ministro de Economía, Martín Guzmán, para analizar las tres contraofertas recibidas a última hora del viernes (Black Rock y los grupos Ad Hoc y Exchange) y definir los pasos a seguir en las próximas horas, que serán claves para definir el resultado de la negociación. Del encuentro también participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el resto del Gabinete económico.

Las diferencias entre ambas es importante según fuentes del mercado: descontada a una tasa del 10%, la primera ronda los USD62 de valor presente neto y la segunda, USD52. Es decir que esta contrapropuesta de Greylock y los tenedores de deuda ya reestructurada se acerca más a los alrededor de USD40 ofrecidos por Guzmán. Esta última contraoferta plantea acortar el período de gracia de tres a dos años, elevar de 0,5% a 1% el cupón inicial y reconocer los intereses corridos entre el último pago de cada bono y el 22 de mayo con mediante otro bono a cinco años, más un «endulzante» para los títulos del canje 2005. La de Blackrock busca un lapso de gracia de sólo un año, un cupón inicial de 1,75% y un acortamiento de los plazos de tres años.

Los representantes de los fondos afirmaron que sus propuestas cuadran en el marco de sustentabilidad planteado por Economía como condición para el canje. En el entorno de Guzmán evitaron las consideraciones al respecto pero le dijeron al portal BAE Negocios que el entendimiento mejoró. Aunque las diferencias persisten.

En el mercado, esperan que el Gobierno envíe este lunes su oferta actualizada ante el escaso margen de tiempo restante. Por caso, los bancos involucrados en la operación les piden a los tenedores que presenten sus adhesiones hasta 72 horas antes del cierre.

Las propuestas de los acreedores

Las iniciativas de los tres comités de acreedores de la Argentina coinciden en un aspecto: la reducción a solo un año del período de gracia que en la propuesta inicial del gobierno era de tres años.

Bondholders Group

Son los tenedores de bonos globales emitidos en 2005 y durante el gobierno de Mauricio Macri y que integran Greylock, encabezado por Hans Humes, y otros fondos como Gramercy y Fintech.

No pide capitalización de bonos e implica un Valor Presente Neto (a una “tasa de salida” o exit yield de 10%) de 58 dólares por cada cien dólares nominales de la actual deuda, con una tasa promedio de 5,03%, amortización de capital a partir de 2027 y una quita de capital de 2,3%. El bono más corto maduraría en 2040.

Ad Hoc Bondholders Group

Tienen bonos del canje de 2005 pero también Globales emitidos a partir de 2016 y que integran pesos pesados como BlackRock, Fidelity, Ashmore y T.Rowe Price, propone una serie de 12 bonos nuevos, la mitad en dólares y la mitad en euros, sin quita de capital en ocho de ellos y con una quita de apenas 1% en cuatro: aquellos en euros y en dólares que maduran en 2036 y 2047.

La propuesta implica una tasa de interés promedio de 4,44%, un año de gracia y amortización de capital a partir de 2025. La propuesta implica un Valor Presente ligeramente superior a las otras dos; 60 dólares por cada 100 de deuda nominal, siempre calculada a una exit yield del 10%.

La propuesta implica canjear los actuales bonos en francos suizos por bonos en euros y dice ofrecer para la Argentina un “alivio” en el cash flow de 32.000 millones de dólares a lo largo de diez años. Los bonos más cortos madurarían en 2027 y el grupo se mantiene irreductible en su posición de que los intereses devengados durante el período de gracia se deben pagar a la madurez de cada serie.

La oferta del grupo BlackRock incluye además una cláusula RUFO (de extensión a quienes aceptan el canje de cualquier mejora que se ofrezca en el futuro a quienes lo rechacen) de diez años. Esto es, si el canje tuviera lugar, por caso, en junio de 2020, cualquier oferta mejor a bonistas que no acepten la oferta, anterior a junio de 2030, debería extenderse a los que sí lo hicieran en esta propuesta. El grupo exige también que la Argentina pague todas los cargos y gastos incurridos, incluidos los del asesor legal, la firma neoyorquina White & Case.

Exchange BondHolders Group

Aunque su propuesta es “coordinada” con el Bondholders Group, el “Exchange BondHolders Group”, que integran los fondos Monarch y BHK Capital entre otros, y que tiene como asesor legal a Denis Hranitzky, el duro ex abogado de Paul Singer, otro conocido acreedor de Argentina, propone la emisión de sólo tres bonos nuevos: 2033, 2040 y un cupón ligado al PBI.

Este grupo, tenedor de los bonos del canje 2005, pide que no haya quita de capital y su propuesta implica una tasa de interés promedio de 4,75%, con amortización de capital a partir de 2027. El valor presente neto de la oferta, también a un exit yield de 10% es igual al del primer grupo: 58 dólares.

Con datos de ámbito.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Documento conjunto de la CGT Regional Oeste y CTA-T: “A todos los trabajadores y trabajadoras de la Patria”

La CGT Regional Oeste, conformada por gremios de los municipios de Merlo, Marcos Paz y Moreno, elaboraron ...