Ultimo Momento

Alberto: “Hoy tenemos 5000 obras en ejecución que se llevan adelante en más de 1500 municipios con una inversión de 837 mil millones de pesos»

El presidente de TODOS, Alberto Fernández, anunció junto a gobernadores, el jefe de Gabinete, Juan Manzur y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, siete obras de los 120 proyectos estratégicos del plan de infraestructura Argentina GRANDE, que busca favorecer el desarrollo productivo y la integración regional. Este primer grupo de siete proyectos cuenta con una inversión de 71.282 millones de pesos.

“La obra pública debe ser un gran motor para llevar trabajo y desarrollo a todo el país”, dijo el mandatario en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y la jefa del Distrito 1 de Vialidad Nacional, María Alicia Rivero. Participaron además los gobernadores: Axel Kicillof (Buenos Aires), Raúl Jalil (Catamarca), Omar Gutiérrez (Neuquén), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Osvaldo Jaldo (Tucumán). Y de forma virtual Rodolfo Suarez (Mendoza), Jorge Capitanich (Chaco) y Gustavo Sáenz (Salta).

«Algunos creemos en una sociedad justa, igualitaria y soberana. Y otros creen en una sociedad claudicante, que tiene amparo solo para la mitad de la Argentina, y deja a la intemperie a la otra mitad. Nosotros estamos con los primeros” dijo Fernández y luego detalló: “Hoy tenemos 5000 obras en ejecución, 979 proyectos que se llevan adelante en más de 1500 municipios. Hoy estamos lanzando el inicio de 120 grandes obras y proyectos estructurales para el desarrollo productivo de la Argentina. Eso cuesta 837 mil millones de pesos».

Tras explicar el plan el presidente agregó: «Hemos llegado hasta aquí para que la Argentina recupere la producción, el trabajo, la dignidad, la educación pública y la salud pública. Queremos una Argentina desarrollada inserta en el mundo con la dignidad de ser un país soberano».

Por su parte el ministro Katopodis señaló: “Estas obras marcan el desarrollo de nuestro país para los próximos 30 años y empujan en cada región el sector de la economía que define el desarrollo de ese lugar y de esta Argentina federal”.

Las siete obras anunciadas incluyen la nueva autopista en la Ruta Nacional 9 entre las provincias de Tucumán y Santiago del Estero; el inicio de la adecuación del Túnel Caracoles – Sistema Cristo Redentor de la Ruta Nacional 7 en Mendoza, y la obra del nuevo edificio del Hospital Norpatagónico en Neuquén. También se informó el inicio de la obra de Continuación de la Autopista Buenos Aires-La Plata para su empalme con la Ruta Provincial 11; de la Autopista Rosario de la Frontera – Metán sobre las rutas nacionales 9 y 34 en Salta; el llamado a licitación de las Variantes de Acceso al Segundo Puente Chaco-Corrientes; y el financiamiento de la Presa del Río Hondo de Catamarca.

https://twitter.com/CasaRosada/status/1549119271845896192

Discurso completo de Alberto Fernández

Muchas gracias. Muchas gracias a todos y todas. Gracias por estar aquí. Es un día importante y es un día lindo porque estamos haciendo más grande a la Argentina y estamos conectando a la Argentina del mejor modo.

Cundo yo hacía campaña mi condición porteña hacía que muchos hombres y mujeres del interior no creyeran que a mí me preocupara el federalismo. Muchas veces conté que soy hijo de un riojano y como hijo de un riojano, sé de los padecimientos que tuvo ese Norte siempre olvidado por el centro del país. Y después, años después lo conocí a Néstor y Néstor me contaba siempre las postergaciones que la Patagonia padecía; siempre olvidada. Se la consideraba rica porque tenía petróleo, pero nadie llevaba infraestructura para la Patagonia. Y así fui imaginando ese país central con dos periferias al Norte y al Sur. Que como porteño que soy me indignaba, francamente, porque no es un modo ético de vivir en un país.

Entonces, les empecé a contar a ustedes que confiaran en mí, que yo era el más federal de los porteños. Más pruebas no puedo dar. He dado todas las pruebas que he tenido que dar para mostrarle a toda la Argentina que quiero un Argentina integrada, creciente. Y la verdad, que la de hoy es una jornada muy importante para mí, muy grata, muy gratificante.

Estoy convencido de la importancia de la Obra Pública. La construcción en su momento de mayor apogeo fue allá en al año 2014, Kato. Y en ese momento, los obreros de la construcción sumaban 420 mil libretas, como contaba Gerardo. Y la verdad, que en ese momento, un tercio de los obreros de la construcción trabajaban en la obra pública y dos tercios trabajan para el sector privado. Y nosotros nos pusimos con Kato, con el ministro de vivienda, Jorge Ferraresi, nos impusimos la necesidad de que la obra pública, donde incluyo la vivienda también, debería ser un gran motor para llevar adelante trabajo y desarrollo en la Argentina. Y hoy estamos muy contentos de decir que la construcción, registra cerca de 450 mil trabajadores a lo largo y lo ancho del país. (APLUSOS)

Y eso se distribuye por partes iguales; la mitad trabaja para el sector privado, la mitad trabaja para el sector público. y eso ¿qué está diciendo?: Está hablando de un Estado presente que no deja en manos privadas aquello que el Estado debe hacer. Y acá hago una primera reflexión. En estos tiempos… Hoy a la mañana leía a un Psiquiatra o psicólogo, no sé muy bien qué era, que hablaba de los efectos de la pandemia, de la angustia que la pandemia ha dejado en todos nosotros. De cómo ha crecido la depresión después de la pandemia. Y hablaba, obviamente, en términos universales, no solo de la Argentina y me preguntaba cuánto tenemos que hacer para que esa gente salga de ese estado depresivo, porque también hay un dato interesante que da el mismo especialista. Que el 60 por ciento de la gente sale de la depresión, cura la depresión y el 40 por ciento queda con momentos recurrentes, entra y sale de la depresión. A nosotros todos los días nos quieren deprimir, todos los días hacen lo posible para hacernos sentir que estamos en el peor de los mundos. Algunos lo hacen diciendo, hablando. Los mismo que nos causaron la depresión vienen ahora a contarnos lo deprimidos que estamos y otros lo hacen actuando, especulando, poniéndonos al riesgo permanentemente, al límite permanentemente.

Yo quiero decirles que en ese estado de desconcierto que muchos viven, algunos repiten una frase que dice: “en la política son todos iguales”. Y no somos todos lo mismo, definitivamente, no somos todos lo mismo, porque algunos creemos en una sociedad justa, igualitaria, soberana y otros creen en una sociedad claudicante que tiene amparo solo para la mitad de la Argentina y deja a la intemperie la otra mitad. Nosotros no estamos entre estos últimos, entramos entre los primeros. Y allí, yo quiero recurrir a algunos datos precisos para entender de qué les hablo y para que todos entiendan de qué les hablo.

Hoy tenemos 5 mil obras en ejecución, 979 proyectos que se llevan adelante en más de mil quinientos municipios. Además, hoy estamos lanzando el inicio de 120 grandes obras y proyectos estructurales para el desarrollo productivo de la Argentina, integración regional.
¿Saben cuánto cuesta ese proyecto de las 120 obras?: 837 mil millones de pesos. Eso, lo que quiere demostrar es que para nosotros esa es una inversión que hace bien a la vida de la gente. Eso permite, trasladarse de un modo más seguro, bajar el riesgo vial. Eso, permite comunicar mejor a la Argentina. Eso, permite que los que producen saquen más fácilmente la producción de la Argentina. Eso, permite integrar a la Argentina. Eso, permite que la Argentina deje de tener un mundo central y mundos periféricos y la Argentina se aúna. Donde todos tengan las mismas posibilidades.

El presupuesto ejecutado en el año 2021, en materia de obras públicas, fue un 278 ejecutado en el año 2019. Acá lo pueden ver ustedes. Lo que pasa cuando alguien prioriza el desarrollo y lo que pasa cuando alguien prioriza otras cosas. El nivel de inversión ejecutado en el 2021 representó un crecimiento real de más de un 90 por ciento respecto de los tres años previos y se ubica en los niveles próximos más altos de los últimos diez años. Son datos.
Son datos que lo que están diciendo, es la diferencias que hay entre los unos y los otros. Somos distintos, somos diferentes. Claramente somos distintos, claramente somos diferentes. Claramente queremos ser distintos, claramente queremos ser diferentes.

Nosotros hemos llegado hasta aquí para que la Argentina recupere la producción, el trabajo, la dignidad, la educación pública, la salud pública. No hemos llegado para postergar nada de eso. Y aunque algunos nos desalienten, y aunque algunos todos los días traten de tirar abajo el ánimo ciudadano, vamos a seguir demostrándoles de este modo en quién pensamos nosotros y en quienes piensan los otros. Nosotros no hacemos negocio para nuestros amigos, ellos lo hacen. Nosotros no queremos crecer, nosotros queremos que crezcamos todos. Nosotros no queremos vivir cómodamente, queremos que todos vivan cómodamente. Nosotros no queremos dignidad para nosotros, queremos dignidad para todos y todas. Esa es la gran diferencia.

Y en tiempos donde el desánimo lo siembran y en tiempos donde algunos les hacen creer que todo es lo mismo, quiero decirles: “no somos lo mismo, somos distintos y gracias a Dios que lo somos”. (APLAUSOS) porque si ni hubiéramos sido distintos, hubiera seguidos el consejo del que me decía: “deja que en la pandemia se mueran los que se tengan que morir, total no hay remedio”. Y ante eso preferimos construir la cantidad de Hospitales de las que habló Kato y preferimos crear y poner camas de terapia intensiva y 4 mil respiradores para que nadie en la Argentina que se vea sometido a la enfermedad careciera de la atención médica necesaria. No todos somos lo mismo. No queremos ser iguales a ellos, queremos ser distintos, queremos sembrar solidaridad, queremos sembrar producción, queremos sembrar trabajo, queremos una Argentina desarrollada, inserta en el mundo, con la dignidad de un país soberano. Todos eso queremos. Y por eso estamos haciendo esto. La patria grande. Para eso lo estamos haciendo, porque todos merecen una mejor vida. Porque ese dique que va a llevar mejor agua al este de Catamarca, ese dique va a servir a muchos catamarqueños y va a servir al desarrollo de Catamarca, ese hospital neuquino va a atender a 600 mil personas de los alrededores, y va a ser efectivamente el gran hospital de la Patagonia, las Termas van a crecer el día que se junten con los santiagueños, a pesar que ustedes celebran el Día de la Independencia en Tucumán, pero eso va a crecer, y Salta y Tucumán van a reunirse más fácilmente, siguiendo disfrutando de esos valles Calchaquíes que tienen. Todo esto y el Puerto de Buenos Aires va a tener el impulso que nunca tuvo, y ese Puerto de Ensenada que efectivamente fue el primer puerto que tuvo la Argentina, y que después fue concentrado, como siempre ocurre, por la Ciudad de Buenos Aires, va a volver a ser el Puerto importante que nunca debió dejar de ser. (APLAUSOS)

Y los argentinos y argentinas van a poder disfrutar de Mendoza y van a poder cruzar por túnel que los lleve al Pacífico y también las cargas, escuché recién con atención al gobernador de Mendoza que mil camiones pasan hoy por esa carretera, como la vamos a poder usar esa carretera si esa carretera se convierte en un paso más firme, un paso más seguro que cruce la Cordillera por un túnel, no serpenteándola; cuánto vamos a ganar en producción, en productividad, para sacar nuestros productos por el Pacífico, bienvenido sea para Mendoza, si le sirve a Mendoza le sirve a los argentinos. Y así vamos construyendo, no solamente yo, que cuando llegué al Gobierno encontré el 70 por ciento de la obra paralizada, y algunas cuantas obras muy importantes puestas en manos de aquello que se llamaba Proyectos Públicos Privados, que fueron una formidable estafa, que cuando llegamos los tiramos abajo y los licitamos como obras públicas, nos ahorramos el setenta por ciento del valor iniciar que esos proyectos presentaban. (APLAUSOS)

Y ahí quiero hacer un punto, un punto y aparte, y agradecerle Gustavo Arrieta y a Marily Rivero, que nos acompaña acá, que es la jefa del Distrito 1 de Vialidad Nacional, al Director de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta, por el enorme esfuerzo que hicieron todo este tiempo tratando de que todos los proyectos se consoliden, se desarrollen y sigan adelante, este año que cumplen noventa años, mi gratitud a todos ustedes y a cada trabajador y a cada trabajadora de Vialidad Nacional. (APLAUSOS)
Yo estoy convencido que la única forma de hacer una Argentina mejores una Argentina donde todos tengan un lugar, una Argentina que incluye a unos pocos y excluye a unos tantos, es una Argentina muy injusta. La Argentina va a ser verdaderamente federal el día que ocurra eso que yo sueño y repito una y otra vez, que aquel que nace un pueblo pueda encontrar en ese pueblo la educación pública que necesita, pueda desarrollarse, pueda estudiar en una universidad, si así lo prefiere, pueda encontrar un trabajo, pueda construir una familia, pueda vivir feliz, pueda divertirse en la ciudad donde ha nacido, y pueda morirse feliz después de haber vivido feliz en el lugar donde nación, recién entonces la Argentina va a ser un país federal en serio, recién entonces y para eso tenemos que trabajar todos los días denodadamente sin bajar los brazos.
La obra pública mientras tanto va a ser motor de la economía, sé que estamos con momentos complejos, sé que tenemos que ajustar algunos números de las cuentas públicas, pero eso no se va a costa de parar ni la obra pública ni la vivienda, ¿saben por qué? Porque los argentinos y las argentinas necesitan caminos y necesitan viviendas. (APLAUSOS)

Y voy a volver a leer, porque no quiero equivocarme en las cifras y quiero ser muy preciso: hoy estamos hablando 120 grandes obras públicas, pero les tenemos de 5 mil obras públicas, que ya tenemos más de 450 trabajadores de la construcción en marcha. Con el Ministerio de Obra Pública tenemos 167 obras y proyectos en universidades nacionales, 100 escuelas técnicas de educación profesional secundaria ya se están haciendo, a lo largo y a lo ancho de todo el país.

Quienes nos critican, los que decían qué tristeza los que caen en la Educación Pública, o los que nos decían para qué abren más universidades si los hijos de los pobres no pueden estudiar. Yo siempre los invito a que vayan a ver esas universidades del Gran Buenos Aires, donde el 80 por ciento de los que estudian son primera generación de universitarios de familias de trabajadores. (APLAUSOS)

La semana anterior inauguramos en el partido de General Rodríguez, con Juanchi Zavaleta, nuestro Ministro de Desarrollo Social, un espacio de primera infancia, es un espacio para bebés que tienen entre 45 días y 4 años, y allí, en los tiempos que vivimos, sus padres pueden dejarlos al cuidado de gente con experiencia para cuidar a esos chiquitos, y pueden ir a trabajar, a capacitarse, a estudiar, y he visto a una madre allí que estaba estudiando Derecho en la Universidad de José C Paz, de esos espacios de Primera Infancia estamos inaugurando uno por día en cada lugar del país. (APLAUSOS)

El 9 de Julio, el día de nuestra Independencia fuimos a Tucumán, la Patria de Juan y de Osvaldo, celebramos y conmemoramos nuestro día patrio, pero además entregamos la casa 50 mil, construida y entregada a una familia en la Argentina, desde que nosotros llegamos, 50 mil familias tienen su techo. (APLAUSOS)
Lo hicimos en dos años y con pandemia, ¿estamos conformes con esto? No. Por eso estamos construyendo 124 mil casas más, que espero que cuando llegue el 2023 las podamos haber entregado. Allí también mi reconocimiento a Jorge por el enorme esfuerzo que Jorge hace.

Miren otro dato más, tanto se habla de lo que gastamos en importaciones, el mayor costo de importaciones que tenemos en este momento es el costo de importación de energía, el gasoil, el gas, licuado. Yo he alertado muchas veces, he ido a Europa, he estado en el G7, lo he hablado en la Cumple de las América que el mundo vive una guerra que ha conmocionado todo, ayer Silvina Batakis me mostraba la tapa del diario del El País de España, donde hablaba de todas las restricciones que en materia energética Europa está viviendo. Nosotros, que muchas veces hemos dicho, no ahora, que Dios ha sido generoso con nuestra Patria, contamos con Vaca Muerta. Hoy estamos construyendo un enorme gasoducto que lleva el nombre de Néstor Kirchner, ese gasoducto nos va a permitir la autonomía energética que necesitamos, llevar el gas nuestro desde Vaca Muerta hasta el centro de Buenos Aires, y de allí distribuirlo a todo el país, y allí dejaremos de importar gas, no nos dimos cuenta, pero con el Plan GasAr o Gas 4 como lo llaman otros, que lanzamos en el año 2020, hemos logrado un récord en la producción de gas que nos ha permitido ahorrar seis mil millones de dólares de gas que antes se importábamos. ¿Saben por qué cuento todo esto? Porque esta es también la Argentina, la Argentina no es un lugar donde los turistas compran dólares para viajar, que se llama dólar blue, y tampoco es el lugar donde algunos especuladores en el CCL hacen subir el dólar y a todos nos intranquiliza, la Argentina también es esta, la que produce, la que invierte, la que trabaja, la que da empleo, la que educa, la que sana, todo eso es la Argentina, y no lo olvidemos, tenemos una Patria formidable, muchas veces nos hemos caído, y otras tantas nos hemos levantado, de una vez y para todos, y para siempre, todos y todas levantémonos, nos lo merecemos.

Gracias a todas y todos. (APLAUSOS)

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

El acampe que la izquierda nunca le hizo a Macri: arranca la auditoría del Potenciar Trabajo tras conocerse la retención que hace el Polo Obrero a sus beneficiarios

El golpe de Mercado lleva casi dos meses, los empresarios especuladores enrolados en la Asociación ...