Ultimo Momento

Con la publicación de “Pappo´s Blues Volumen 1” hace 50 años, se consolidó el rock argentino

En aquel enero de 1971 transitaba sus últimos días de mandato el dictador Roberto Marcelo Levingston, quien fue sustituido en marzo de ese mismo año por otro dictador, Alejandro Agustín Lanusse; el represor que se atrevió a decir que a Juan Domingo Perón “no le daba el cuero” para regresar de su exilio impuesto que duró casi 18 años. El verdugo nunca pudo superar el ridículo. En ese contexto de violencia institucional y rebeldía social consolidada tras el “Cordobazo”, aparece el primer disco de rock y blues argentino: “Pappo’s Blues Volumen 1” con clásicos como “El hombre suburbano”, “El viejo” y “Adónde está la libertad”, entre otros.

La década del ’70 marcó a fuego la cultura rockera argentina. Bandas como “Almendra”, liderada por el mítico Luis Alberto Spinetta, “Vox Dei” y “Manal”, comenzaban a marcar la consolidación del rock nacional, imprimiéndole además un sello poético invalorable.

En ese contexto, donde los dictadores se sucedían entre sí tras el golpe cívico-militar-eclesiástico de 1955 –mezclándose en medio, dos grises gobiernos radicales profundamente débiles, que habían ganado elecciones porque las mayorías populares se encontraban proscriptas-, el rock nacional comenzaba a tallar si identidad, a través de la aparición de brillantes músicos.

Durante el mes de enero de 1971, Norberto “Pappo” Napolitano, apareció en escena para nunca más dejarla. El impacto que produjo su primera gran obra: “Pappo’s Blues Volumen 1”, conformado por los temazos: “Algo ha cambiado”; “El viejo”; “Gris y Amarillo”, “Hansen”; “Adiós, Willy”; “El hombre suburbano”; “Especies” y “Adónde está la libertad”, revolucionó la escena del rock y consagró desde el primer momento a Pappo, como –quizás- el mejor guitarrista argentino.

Uno de los grandes guitarristas argentinos, Miguel Botafogo Vilanova, afirmó que: “El primer álbum de Pappo influyó a muchos guitarristas de mi generación y de las que vinieron atrás: incluso esa influencia se percibía en otros músicos importantes, como Luis Alberto Spinetta con Pescado Rabioso. Cuando escuché este grupo por primera vez sentí que había algo del disco de Carpo y mucho tiempo después, Luis me lo confirmó. Fue un disco que marcó en ese tiempo a los músicos de rock, por todo, por su sonido, por los riffs, por esa espontaneidad tan poco común en los discos de rock de aquella época”.

Video 1:

 

Video 2:

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

El día que la dictadura cívico-militar de Aramburu y Rojas intentó prohibir al peronismo

Hace 65 años, el 5 de marzo de 1956, la dictadura cívico-militar-eclesiástica a cargo de ...