Ultimo Momento

Crisis alimentaria en Argentina: El consumo de leche es el más bajo desde 1990

El caos social, económico, laboral, alimentario y productivo que generó la alianza Cambiemos, en estos casi cuatro años de gobierno, no sólo arrojó a millones de compatriotas a la pobreza e indigencia, sino que un alto porcentaje de la sociedad se encuentra sub-alimentada. Según datos del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina, que depende del Ministerio de Agroindustria, en septiembre, el consumo de leche por habitante retrocedió este año a 176 litros, la cifra más baja desde 1990. Si fuera poco, a principios de este mes, la leche aumentó otro 10 por ciento.

La gran herencia del desastre que dejará el empresario-presidente, Mauricio Macri, cada vez toma una altura más dramática. A consecuencia de las fuertes subas en el precio de la leche, y los productos lácteos en general –imprescindibles para el normal desarrollo de los niños- el consumo de éstos se derrumbó de manera alarmante.

Los actuales niveles de consumo de leche, son comparativos a los del año 1990, cuando la hiperinflación producida por el gobierno radical de Raúl Alfonsín, hizo estragos en la población. La Serenísima, empresa líder del mercado por amplio margen aplicó un nuevo ajuste de 10 por ciento, el cuarto en lo que va del año. La leche fue uno de los productos que se vio beneficiado con la eliminación del IVA. Por lo tanto, de no haber avanzado con esa medida el incremento hubiese sido todavía mayor.

A su vez, los precios en los productos derivados de la leche crecieron hasta un 42,9 por ciento entre mayo y octubre de este año. La manteca, por 100 gramos, pasó de 49 a 67,50 por ciento (37,8 por ciento), mientras que la de 200 gramos pasó de 83,70 a 116,40 pesos (39 por ciento).

También aumentaron el dulce de leche de 400 gramos, que pasó de 71 a 95,40 pesos (34 por ciento); la crema en leche de 200 centímetros cúbicos, de 58 a 77,50 (33,5 por ciento); el queso rallado en hebras, de 98,70 a 134,70 pesos (36,5 por ciento); la ricota entera de 500 gramos, de 85 a 118,30 pesos (39 por ciento); la leche en polvo deslactosada, de 211 a 299,80 pesos (42 por ciento); la manteca light untable de 200 gramos, de 119,40 a 166 pesos (39 por ciento); la leche en polvo en bolsa de 200 gramos, de 69,60 a 99,50 pesos (42,9 por ciento); y el queso rallado, de 37,80 a 51,30 (35,7 por ciento).

Los quesos, por su parte, subieron este fin de semana hasta un 15 por ciento. En la lista que difundió Deuco, los quesos más caros registrados son el provolone y el reggianito, cuyo precio por kilo trepó desde el 15 de agosto pasó de 824 948 pesos, siendo un 15 por ciento el incremento en ambos casos. Además, el queso sardo pasó de 782 a 900 pesos (15 por ciento) y el queso cremón de 373 a 410 pesos (10 por ciento).

 

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Inundaciones y desidia en Quilmes: Miles de vecinos abandonados por el “Cambio”

Miles de vecinos de Quilmes, en particular de los barrios de San Francisco Solano, la ...