Ultimo Momento

Crisis, peste y miserabilidad: Arremetida patronal y Plan Maestro contra Alberto Fernández

Por Maximiliano Borches. A nadie le sorprende que los sectores patronales, pretendan utilizar a su favor la pandemia global por el coronavirus Covid-19, para concluir el proyecto flexibilizador contra los trabajadores y sus derechos conquistados, que a sangre y fuego comenzó a aplicar la última dictadura cívico-militar-eclesiástica. En momentos donde el presente es un oscuro pasadizo y el futuro una temblorosa incógnita para millones de argentinos, la contraofensiva patronal apoyada por macristas y radicales va más allá de ahorrarse una quincena: apuestan a la derrota del movimiento obrero organizado, a la vez que torpedea el proyecto de desarrollo con inclusión social de Alberto Fernández. ¿Qué rol jugará esta vez, la cúpula de la CGT?

Sería básicamente ingenuo –y de una supina ignorancia histórica- sorprenderse ante la “insolidaridad” de las mil familias oligárquicas y de los principales industriales, ante la dramática situación socio-económica que atraviesa el pueblo argentino. Que además de sufrir las consecuencias del destructivo ajuste macrista/radical en éstos últimos cuatro años (aplicado con la colaboración de algunas sectores sindicales y políticos que hoy se lavan rápidamente la cara); en éstos oscuros días de autoaislamiento y angustia, toca atravesar una temporada de peste, con los bolsillos flacos y el grito del estómago.

En las tolderías de la derecha política, donde conviven amablemente con el liberalismo económico y el progresismo estupidizante, se pergeña por estas horas un Plan Maestro contra el gobierno popular encabezado por Alberto Fernández.

Despidos de trabajadores, congelamiento de acuerdos paritarios y rebaja salarial, capitaneados por los grupos Techint, Roggio, y entre otras empresas -solo a modo de ejemplo- Granja Tres Arroyos y LATAM, forman parte de las primeras acciones de este Plan Maestro para socavar la estrategia de gestión que lleva adelante, con ingente esfuerzo, el peronismo y sus aliados en el Frente de Todos.

El segundo tramo de su estrategia, apunta a degastar lo máximo posible al actual gobierno, con el objetivo de reducir a su mínima expresión todo margen de maniobra política en la etapa post-peste coronavirus, y emparentar la actual gestión de gobierno con el pulso tembloroso y el fracaso que caracterizó a Raúl Alfonsín.

Sin embargo, el gobierno de TODOS cuenta con herramientas legales y políticas para contrarrestar este avance. La aplicación plena de las leyes de Abastecimiento y Defensa del Consumidor, como así también la aplicación de un decreto que prohíba los despidos y suspensiones -retroactivo a diciembre pasado-, se torna urgente.

A su vez, la articulación con la principal central obrera del país: la CGT, en cuyo interior convive la Corriente Federal de Trabajadores  -junto al acompañamiento de las CTA´s- sería un paso fundamental para llevar adelante políticas que protejan a los trabajadores en estas horas tan especiales, como así también para que las conducciones de los principales sindicatos cegetistas, conviertan en hechos concretos sus últimas declaraciones, y no se “vuelvan a ver tentados” de convivir con quienes hundieron en la miseria a este pueblo y este país.

La única verdad es la realidad.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Aislamiento parcial en barrio José Luis Cabezas de Berisso y Ensenada por 39 casos de coronavirus

El gobierno bonaerense dispuso el aislamiento parcial del barrio popular José Luis Cabezas, de Berisso ...