Ultimo Momento

Guzmán: “Buscamos tener un período de 4 años y medio sin realizar pagos al FMI”

El ministro de Economía Martín Guzmán, confiado pero cauteloso afirmó que «el acuerdo con el FMI es un camino en el cual hay que resolver una serie de problemas complejos. Se tomó un préstamo récord, ese dinero fue para pagarle a los acreedores y a financiar la salida de capitales. No fue para el desarrollo productivo del país. Nosotros buscamos resolver el problema. No queremos ir al choque.” Confirmó que no habrá IFE 4, que el año próximo aumentarán las tarifas y adelantó que la inflación de octubre arrojará la peor cifra del año. 

El titular de la cartera de Economía, Martín Guzmán, brindó una entrevista al canal C5N, donde confirmó que está negociando con el Fondo Monetario Internacional un programa que permita no tener que enfrentar pagos con el organismo durante los próximos 4 años y medio. Fue cauteloso al momento de ponerle un plazo al acuerdo. “Buscamos tener un programa que sirva y lo vamos a enviar al Congreso de la Nación, lo que también impone otros tiempos”, respondió en una entrevista con el canal C5N. Además, confirmó que por ahora no habrá IFE 4, que subirán las tarifas en 2021 y adelantó que el indicador de la inflación de octubre va a ser el peor del año debido a una serie de aumentos que ya autorizaron.

«Esperamos que en 2021 los salarios crezcan por encima de la inflación. El objetivo contenido en el Presupuesto es que los salarios crezcan cuatro puntos por encima de la inflación porque la recuperación del poder adquisitivo del salario es central, tanto para el bienestar de los trabajadores como para la recuperación económica del país», sostuvo el jefe de la cartera económica.

A su vez, respondió a las críticas de la Confederación General del Trabajo, sobre un posible ajuste, señalando que «le diría a la CGT que mire un poco más fino porque no se está yendo a un ajuste en ninguno de los sentidos». Y precisó: «Estamos parados en un lugar que nos permite tener una perspectiva hacia adelante. Nuestro objetivo es poner las cuentas en orden, consistente con una economía en recuperación, que haya más generación de empleo, más oportunidades para todos. No hay posibilidad de estabilizar la economía sin crecimiento económico, poniendo a los trabajadores en el centro de la atención».

El jefe de la cartera económica sostuvo que «nosotros esperamos que en 2021 los salarios crezcan por encima de la inflación. El objetivo contenido en el Presupuesto es que los salarios crezcan cuatro puntos por encima de la inflación porque la recuperación del poder adquisitivo del salario es central, tanto para el bienestar de los trabajadores como para la recuperación económica del país».

El ministro admitió que «hubo dos semanas de mucho ruido en donde las expectativas se habían anclado y la brecha entre el tipo de cambio oficial y los tipos de cambio paralelos creció mucho, pero nosotros sabíamos que había algo que no estaba alineado con la realidad y la capacidad productiva de la Argentina. El dólar a 195 pesos era irreal, no tenía sentido y nosotros nos plantamos. Lo que importa es mirar la tendencia y hoy ya bajó 33 pesos y ya hay signos positivos en la actividad económica».

Sobre la relación con los empresarios, Guzmán señaló que «nosotros ponderamos el diálogo y escuchamos las necesidades de los empresarios, pero deben entender que gobernamos nosotros».

«El acuerdo con el FMI es un camino en el cual hay que resolver una serie de problemas complejos. Se tomó un préstamo récord, ese dinero fue para pagarle a los acreedores y a financiar la salida de capitales. No fue para el desarrollo productivo del país. Nosotros buscamos resolver el problema. Nosotros no queremos ir al choque. Nosotros enviamos un proyecto de ley al Congreso para que cualquier gobierno que se quiera endeudar en moneda extranjera va a tener que ir al Congreso a pedir autorización, para evitar que se endeuden»

«La sostenibilidad de la deuda, agregó, es un pilar de la estabilidad. Caer en situaciones donde la deuda es impagable y que nos fuerza a tener que contener el gasto en las cosas que nos importan como salud y educación y en inversión pública, eso le hace mal al país y por eso buscamos involucrar al Congreso en esos asuntos», sostuvo el ministro.

Guzmán ponderó el liderazgo constructivo de la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, pero dijo que el organismo multilateral «son los estados que lo componen y hay cuestiones que no han cambiado».

Empero, admitió que tanto Georgieva como el personal técnico del FMI han tenido una actitud constructiva para con la Argentina.

El jefe del Palacio de Hacienda remarcó que «lo que buscamos un período de gracia de 4,5 años para no tener que pagar el capital. Lo que buscamos es un préstamo para no tener que pagar los vencimientos de capital e intereses en los próximos años. Lo que se hace es conseguir fondos para hacer frente a aquello que se tenía que pagar».

Respecto de los organismos financieros internacionales, Guzmán dijo que «es importante contar con financiamiento de las otras entidades que prestan con plazos más largos y con menores intereses, por lo tanto es más sostenible tomar préstamos para financiar gastos de capital, en inversión en obra pública».

Sobre la relación con la oposición, Guzmán expresó: «queremos trabajar en forma constructiva con la oposición con todos los temas económicos que son centrales para la estabilidad. Lo hicimos y le agradecimos en el tema de la restructuración de la deuda y vamos a invitar a la oposición en este debate sobre el programa con el FMI».

Respecto de la actualización de los haberes previsionales, Guzmán sostuvo que «lo que hizo el gobierno anterior con los jubilados fue una estafa, fue un engaño. Los jubilados perdieron siempre y lo que hicimos fue suspender la fórmula que ataba jubilaciones a la inflación que no funcionaba, porque cuando el país se estabilizase, que no iba a haber más inflación y cuando creciese, el haber de los jubilados iba a crecer por debajo del crecimiento del país y de los salarios y entonces iban a quedar rezagados y así se iba a ir licuando en el tiempo la masa jubilatoria. Esa es una forma de ajuste».

Más adelante, dijo que «en 2021 cuando crezca la economía, enviamos al Congreso una fórmula que le va a generar mayor poder adquisitivo a los jubilados que si tuviesen la fórmula anterior. Esta fórmula tiene los ponderadores equivalentes a los que se aplicó en 2008. Lo que hizo el gobierno anterior con los jubilados fue un engaño».

En otros temas, el ministro admitió que «hay una mayor liquidación de divisas por parte de las aceiteras y eso ha contribuido a un fortalecimiento de las reservas».

El ministro agregó que «hay que adaptar el cuadro de tarifas porque hay inflación en la Argentina, para mantener constantes los subsidios en relación al PBI que tiene un costo y que lo termina pagando la gente a través de los impuestos».

No habrá IFE 4

Guzmán confirmó también que no habrá un IFE 4 en el contexto actual, pero reconoció que la situación podría revisarse si hay una segunda ola de coronavirus como en Europa. “Hoy no es el momento de un IFE 4 porque hay que mantener ciertos equilibrios para también proteger a la actividad. Por eso nosotros vamos manejando los tiempos. Entendiendo que hay una situación muy dura, pero que también hay equilibrios que hay que mantener. Por ahora no hay IFE 4 pero nos guardamos cierto grado de flexibilidad por si la pandemia vuelve a pegar la vuelta como pasó en Europa”, remarcó. No obstante, aseguró que esas medidas se van a ir reemplazando por otras al mismo tiempo que se van a potenciar los planes que existían antes de la pandemia, como la Asignación Universal por Hijo. “Buscamos focalizar la ayuda en los sectores que más lo necesitan”, remarcó.

Suba de tarifas

Guzmán confirmó también que las tarifas aumentarán a partir del año próximo para acompañar la inflación. “Lo que el presupuesto para el año 2021 plantea es mantener constante el monto de subsidios en relación al producto. Lo que esto quiere decir es que va a haber que adaptar el cuadro tarifario porque hay inflación en Argentina, para que no aumenten los subsidios, que es una erogación que tiene un costo que lo termina pagando la gente en la forma de impuestos. Entonces implica que es dinero que no se puede usar en otra cosa, como, por ejemplo, la obra pública, la inversión en educación y en salud pública. Manteniendo equilibrios, entendiendo que hay que tener tarifas que estén asociadas a condiciones de competitividad para las empresas, tarifas que la gente pueda pagar y que al mismo tiempo den incentivos a quien produce energía, se va a ir adaptando el cuadro tarifario”, remarcó.

Parte I:

Parte II:

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

No tuvo que ser así: la policía de Larreta y Santilli reprimió con ferocidad

Lo que debía ser una emotiva despedida popular, al máximo ídolo de las últimas décadas, ...