Ultimo Momento

Guzmán captó $249.102 millones, evitó subir tasa y estiró plazo de deuda

El ministro de Economía Martín Guzmán consiguió ampliar plazos y potencio la prudencia monetaria del primer cuatrimestre. En este sentido, y a través de una licitación clave, consiguió extender vencimiento vía CER y ganar aire para cerrar el rollover de mayo. Dejó afuera casi $55.000 millones ofrecidos por el mercado. Desde Economía lo definieron como un «resultado aceptable».

El 24% del monto colocado vencerá en 2021; el 62%, en 2022; y el 14%, en 2023. “Queríamos ampliar plazos y lo conseguimos”, destacó una importante fuente de Economía.

En concreto, Economía colocó $37.628 millones en una Letra a Descuento (Ledes) y una a Tasa Variable (Lepase) a 102 días, con tasas del 38,4% y 38,5%; $12.106 millones en una Ledes y una Lepase a octubre, al 40,16% y 40,5% nominal anual; $9.545 millones en la nueva Ledes a noviembre, con tasa del 41%; $31.197 millones en la letra ajustada por inflación (Lecer) a febrero de 2022, con tasa real del 1,57%; $22.842 millones en el Bono TY22P a abril de 2022, destinado a que los bancos integren encajes, con tasa fija del 26%; $62.396 millones en Lecer a un año, que pagará CER más 2%; y $34.488 millones en un Boncer a marzo de 2023, con tasa real del 3,4%.

Además, los dos títulos dólar linked (indexados al tipo de cambio oficial), que el Gobierno había vuelto a ofrecer después siete meses, despertaron menos interés del esperado. La reapertura del TV22 apenas captó $4.109 millones, con una tasa del 0,43% por sobre la devaluación, y el nuevo bono a noviembre de 2022 dejó $34.792 millones al 1% anual.

“Sacrificamos volumen porque algunos rangos de tasas estaban alejados del mercado secundario y de lo que consideramos sostenible. Pero utilizamos a pleno el colchón de financiamiento neto de la licitación anterior y quedamos casi empatados con los vencimientos, cuando aún queda una licitación por delante. Buena parte de lo que quedó afuera era de los instrumentos más cortos. Hay una ventana de oportunidad para que la próxima semana (cuando vencen apenas $9.000 millones) los inversores converjan a una tasa más apropiada. Hay espacio suficiente para obtener un financiamiento más que importante”, planteó una fuente de Economía, que consideró que estos días hubo algo de ruido en el mercado que tenderá a reducirse.

El objetivo de Guzmán es sostener la política de prudencia monetaria del primer cuatrimestre, cuando logró un mix de financiamiento del déficit fiscal similar al que establece el Presupuesto (60% emisión monetaria y 40% deuda en el mercado). Su premisa es que una mayor inyección de pesos en la economía incrementaría las presiones cambiarias.

En esa línea, junio dará un poco de aire: vencen $243.925 millones y en Finanzas esperan obtener un elevado rollover. Luego vendrá el gran desafío. En el tercer trimestre, que coincidirá con la etapa preelectoral, los compromisos superan los $1,2 billones (la mayor parte son títulos atados a la inflación).

Fuente: ámbito.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Milei a Jonatan Viale: «¿Sabés cuál es el segmento etario que menos pobres tiene en Argentina?, los jubilados»

El presidente justificó el ajuste a los haberes jubilatorios, durante una entrevista que brindó a ...