Ultimo Momento

Hacete amigo del juez y de Larreta: el ministro de Seguridad porteño, D’Alesandro, y el vocero del juez supremo Rosatti consiguieron el cierre de la causa los chats filtrados

En tiempo récord, el juez Sebastián Ramos, cerró la causa por la que se investigaba la posible relación fraudulenta, casos de co8ima y cobros sospechosos de sobres con dinero, que involucra al ministro de Seguridad porteño (en uso de licencia) Marcelo D’Alesandro y Silvio Robles, vocero del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti. A fines de diciembre pasado se conocieron chats de la aplicación Telegram,  donde aparecen intercambios que muestran cómo D’Alessandro fue parte de las maniobras de Juntos por el Cambio por quedarse con un asiento en el Consejo de la Magistratura, el organismo que hoy preside Rosatti.

Foto de portada: el ministro de Seguridad porteño (en uso de licencia) Marcelo D’Alesandro, Horacio Rosatti y Silvio Robles.

Con el argumento de que los chats fueron obtenidos de forma ilegal, el juez federal Sebastián Ramos archivó la causa que investigaba los chats entre el ministro de Justicia porteño, Marcelo D’Alesandro y la mano derecha del titular de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti, Silvio Robles.

El magistrado en su fallo expresó que el hackeo del celular del ministro porteño se trata de «una conducta presuntamente ilícita, lo que iría directamente en detrimento de las más básicas garantías constitucionales de nuestro país, como lo vengo sosteniendo”.

Para la clausura del caso jugó un rol clave el fiscal Carlos Stornelli, quien sostuvo que las comunicaciones eran producto de la inteligencia ilegal. “Este archivo a las apuradas, nada menos que de un especialista en espionaje ilegal como el fiscal Stornelli, reafirma la necesidad institucional del juicio político a la Corte”, le dijo a Página/12 el ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria. “Dan vergüenza ajena verlos intentando encubrir y silenciar los arreglos espurios de Rosatti y Larreta a través de sus intermediarios”, completó el funcionario.

En tan solo trece páginas, el juez Ramos sepultó la denuncia contra el director general de la vocalía de Rosatti. “No pueden ser admitidas bajo ningún concepto como parte de un juicio respetuoso del debido proceso pruebas o testimonios que hayan sido obtenidos, como a esta altura puede observarse, mediante maniobras organizadas basadas en actividades de inteligencia ilegal”, escribió Ramos.

Sorprendió que el juez dijera tan rápidamente que la filtración era producto del espionaje ilegal porque ni siquiera indagó en el tema y porque en los tribunales de Comodoro Py hay una reticencia a investigar las prácticas de inteligencia ilegal —particularmente las que ocurrieron en el macrismo—. Hasta ahora, en esas denuncias se viene diciendo que no pasó nada o que fueron obra y gracia de un grupo de espías que actuaban por su propia cuenta.

Ver 1:

Implicado en coimas, licitaciones truchas y negociados con la Justicia y empresarios, D’Alessandro “toma licencia” en la Ciudad

Ver 2:

Escándalo y encubrimiento de Larreta: se conocieron nuevos chats entre D’Alessandro y la Corte Suprema que involucra a Juntos por el Cambio

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Con la recesión en punta avanza la depresión económica: en marzo cayó la economía 8,4%, el índice más fuerte en cuatro años

En marzo, el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) registró una caída de 8,4% respecto ...