Ultimo Momento

Indumentaria, turismo y salud los sectores que más subieron: la inflación de abril fue del 6%

El INDEC informó que Alimentos y bebidas registraron un aumento de 5,9% y fue, nuevamente, la división que más incidió en el avance del IPC general. Así, en los primeros cuatro meses de 2022 los alimentos treparon 28%. De esta manera, la inflación llegó a 58% en los últimos 12 meses, el mayor nivel en 30 años

La inflación fue de 6% en abril, según informó el INDEC este jueves. De esta manera, si bien se desaceleró respecto de marzo, se mantuvo en niveles elevados y acumuló un 58% en los últimos 12 meses, récord desde 1992.

Una de las cuestiones más preocupantes del dato del INDEC fue que la inflación núcleo, que no tiene en cuenta ni los segmentos regulados por el Gobierno ni factores estacionales, se aceleró por tercer mes consecutivo para anotar un 6,7%.

En el desglose por sectores, la división con mayor incremento en el mes fue prendas de vestir y calzado (9,9%), seguida de restaurantes y hoteles (7,3%) y salud (6,4%). En este último caso influyó en buena medida el aumento de la cuota de la medicina prepaga.

Así, los alimentos que más subieron, fueron el filet de merluza por kilo que aumentó un 17,1% y pasó de valer $857,13 a $1003,68. Completan el podio, el kilo de harina de trigo, con un incremento del 16,1% ya que de costar $74,22 subió a $86,18. Y por último, el aceite de girasol de litro y medio tuvo un alza de 13,5%, y ahora se vende $351,67 cuando un mes antes costaba $309,79.

También hubo fuertes descensos. El kilo de tomates bajó en el último mes 25,5%, y así cayó desde los $258,72 a $192,78 el kilo. Por su parte, el limón descendió 15,7%, y de costar $157,61 pasó a $132,86.

Vestimenta volvió a liderar los aumentos de precios

Entre las divisiones de mayor peso en el IPC general resaltaron los mayores aumentos promedio en Restaurantes y hoteles (pasó de 5,4% a 7,3%) y Salud (se elevó de 5% a 6,4%), este último impulsado por subas autorizadas en prepagas.

Por su parte, Prendas de vestir y calzado volvió a liderar los incrementos, con un salto de 9,9% (vs 10,9% de marzo). Especialistas en el rubro explican que algunas de las razones de las subas en este sector son: problemas de oferta por falta de talleres para confección, el cambio de temporada y algunas restricciones a las importaciones.

Alimentos y bebidas fue, nuevamente, la división que más incidió en el avance del IPC. De acuerdo con los datos oficiales, en este rubro se verificó un significativo aumento de 5,9%, aunque menor al de febrero y marzo.

Los problemas en la cadena de suministros y la escalada en el precio de los commodities a nivel global, que ya había comenzado con la pandemia y se agravó por la guerra en Ucrania, echó más leña al fuego a la dinámica inflacionaria en Argentina, que ya atravesaba una inercia preocupante.

En efecto, dentro de los alimentos que más subieron en el Gran Buenos Aires se encontraron la harina de trigo (16,1%) y el aceite de girasol (13,5%), afectados por el salto en el valor mundial de los granos.

 

 

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Turquía frena por ahora el ingreso de Finlandia y Suecia a la OTAN

Reordenamiento estratégico y nueva presión a Rusia. El portavoz presidencial de Turquía, Ibrahim Kalin, declaró ...