Ultimo Momento

Kicillof anunció la reestructuración de la deuda en moneda extranjera y pagará con fondos propios

A través de una conferencia de prensa, el gobernador bonaerense Axel Kicillof, anunció que no se logró alcanzar la negociación con el 75% de los acreedores, para que se extienda el plazo de pago de los 250 millones, al 1° de mayo próximo. Por lo tanto, pagará el BP21 con fondos propios. El resto de la deuda en moneda extranjera entrará en un proceso de reestructuración. Apuntó con dureza a Macri y Vidal por dejar «una deuda impagable».

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunció que pagará con fondos propios, sin asistencia de la Nación, los u$s250 millones correspondientes al bono BP21, luego de no lograr un acuerdo con el 75% de los acreedores. Además, informó que comenzará un proceso de reestructuración de la deuda en moneda extranjera. De esta manera logró evitar que el mayor distrito del país entre en default.

En conferencia de prensa, Kicillof lamentó que pese a haber obtenido manifestaciones de respaldo de bonistas individuales a la propuesta de postergación de pagos de un vencimiento de deuda, «hubo un fondo que mostró una posición bloqueadora y no tuvo la misma actitud constructiva y de diálogo». No lo dijo, pero se trata del fondo Fidelity, que posee no menos del 25% de los bonos. El gobernador indicó que este fondo «pretendió negociar de otra manera, y ofrecía cobrar todo pero en bonos, lo que no constituye una solución para la provincia».

«Estamos denunciando esta actitud, la estamos repudiando. Actuamos de buena fe. Y lo estamos haciendo con total responsabilidad con respecto a los resultados y a los efectos que puede tener esto sobre la provincia de Buenos Aires y obviamente también sobre la República Argentina», precisó Kicillof

Sin mencionarlo directamente, el mandatario bonaerense dijo que Fidelity «no quiso entender la situación financiera de la provincia» y no adhirió a la propuesta inicial de postergar parte del pago hasta mayo.

Kicillof dijo que la situación global de la deuda bonaerense es «insostenible e impagable» en las condiciones actuales, dado que sólo este año hay vencimientos por 220.000 millones de pesos, lo que representa el 15% del total de recursos disponibles en la provincia por todo concepto.

Fidelity, el mayor fondo de inversión del mundo con recursos gestionados por 418.000 millones de dólares en los cinco continentes, exigía cobrar toda la deuda en cuotas, pero antes de mayo, que era el mes propuesto por el gobierno provincial. Ese fondo tenía la potestad de bloquear toda la operación propuesta por Kicillof dado que administra más del 25% del bono BP21, lo que tornó imposible que se alcanzara la adhesión necesaria del 75%.

«Entendemos que la mejor solución posible es usar los recursos que hemos recaudado en estos días (9.300 millones de pesos) para afrontar el vencimiento con recursos propios de la provincia, sin asistencia del gobierno nacional», anunció. Ese dinero fue captado por la provincia con la colocación de una letra el viernes pasado en el mercado doméstico y ahora se usará para adquirir los dólares necesarios para abonarles a todos los tenedores del papel BP21.

Kicillof responsabilizó a las gestiones del empresario Mauricio Macri y su (¿ex?) delfín María Eugenia Vidal, de quienes dijo dejaron “una deuda impagable” tanto por los montos como los plazos. En este marco, señaló que su antecesora elevó la deuda provincial de 9.300 millones de dólares a 11.300 millones de dólares. Según dijo el mandatario, «medida en pesos la deuda se multiplicó por cinco».

«Se emitieron durante los cuatro años pasados 5.000 millones de dólares. Y durante los ocho anteriores la emisión había sido de 2.500 millones», remarcó.

En los próximos días se va a dar a conocer un cronograma que va a estar en consonancia con el de la Nación, es decir, los pasos a seguir para la reestructuración, según dijo Kicillof en una conferencia de prensa en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno bonaerense, acompañado por el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López.

El camino del BP21

 El 26 de enero el bono Buenos Aires 2021 (BP21) debería haber pagado u$s250 millones en concepto de capital y otros u$s27 millones de intereses. Al día de hoy, ninguno de esos dos pagos se concretó.

Las condiciones de emisión del BP21 establecen que existe un período de gracia de 10 días para demoras en el pago de un vencimiento de capital y de 30 días en el caso de demoras al abonar intereses. El período de gracia termina mañana, 5 de febrero.

El 14 de enero pasado la provincia lanzó una “solicitud de consentimiento” a los tenedores del bono, un mecanismo estipulado en el contrato original que sirve para cambiar las condiciones de pago con el consenso de los bonistas. La propuesta original consistía en postergar el pago de los u$s250 millones de capital hasta mayo, pero la fecha límite para adherir a esa propuesta pasó sin obtener el acuerdo de tenedores que entre todos sumen al menos el 75% de la emisión original.

Una segunda oferta, consistente en adelantar el pago de u$s5 millones de intereses que corresponden a los cuatro meses de demora en el desembolso del capital tampoco tentó a los bonistas. El lunes, la provincia cambió su propuesta: además de adelantar intereses futuros ofrece pagar el 30% del vencimiento, unos u$s 75 millones. La oferta le valió el acuerdo de algunos de los principales fondos tenedores del BP21, pero el umbral del 75% no se alcanzó.

Fuente: Ámbito Financiero, BAE.

 

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Exfuncionarios y legisladores macristas harán “retiro espiritual” a fines de febrero

El lujoso Hotel Colonial de la ciudad de San Nicolás, será el escenario de un ...