Ultimo Momento

La producción industrial sufre su peor caída desde el 2002 y los bancos ganaron un 50% más

El gobierno de coalición PRO-UCR-ARI en Cambiemos dejará una economía destrozada. Según datos del INDEC, en agosto la capacidad ociosa de la industria trepó al 39,5%, la más alta desde el 2002. En tanto, y según fuentes del BCRA, en ese mismo mes los bancos obtuvieron ganancias por $30.516 millones, $10 mil millones más que en julio. El macrismo consumó su plan de desindustrialización a favor de la timbra financiera. En el último año, los bancos ganaron $234.026 mil millones.

Agosto fue un pésimo mes para el sector industrial, cuyas fábricas utilizaron apenas el 60,5% de sus maquinarias e instalaciones. Se trató, de hecho, del peor registro para ese mes desde el 2002, tras la salida de la convertibilidad. En comparación con el mismo lapso del año pasado -que ya venía de una baja catastrófica para el sector-, la contracción fue de 2,5 puntos. Es decir que aún no tocó piso. Más aún, según los analistas el grueso de la crisis cambiaria se sintió en septiembre.

La serie del indicador de Utilización de la Capacidad Instalada en la Industria (UCII) del Indec, dato cuya actualización de agosto fue publicado ayer, fue reiniciada por la gestión actual, por lo que no hay una que llegue hasta 2002.

Con Macri, los únicos ganadores son los que especulan

La corrida cambiaria y la consecuente devaluación auspiciada por el gobierno nacional, hizo que las ganancias de los bancos crecieran casi 50% en agosto. Según un informe publicado ayer por el Banco Central, el resultado total mensual de las entidades financieras dio $30.516 millones, casi $10.000 millones más que en julio y que el mismo mes de 2018. De esta forma, en el último año embolsaron $234.026 millones. Además, en los primeros ocho meses de 2019 duplicaron sus utilidades al acumular $180.118 millones contra los $90.518 millones del mismo período del año pasado.

Si el esquema monetario de emisión 0% diseñado por el FMI,  e implementado por la gestión de Guido Sandleris tuvo como grandes ganadores a los bancos a partir del usufructo de la jugosa tasa de las Letras de Liquidez (Leliq), el salto cambiario post-PASO los dejó aún mejor parados. Es que en el octavo mes las entidades vieron más que triplicarse el margen financiero por diferencia de cotización de sus activos, que pasó de $5.297 millones en julio a $16.941 millones en agosto.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Inundaciones y desidia en Quilmes: Miles de vecinos abandonados por el “Cambio”

Miles de vecinos de Quilmes, en particular de los barrios de San Francisco Solano, la ...