Ultimo Momento

Los periodistas argentinos tenemos muy poco para festejar

Por Maximiliano Borches. Los periodistas argentinos conmemoramos el 7 de junio el Día del Periodista, ya que en el año 1938 el Primer Congreso Nacional de Periodistas estableció esa  fecha en homenaje a la creación en 1810 de la “Gaceta de Buenos Aires”, por parte de Mariano Moreno. En el devenir del desarrollo profesional en nuestra país, dos momentos de la historia reciente fueron -y son- particularmente oscuros. Durante la última dictadura cívico-militar-eclesiástica, 101 periodistas fueron detenidos-desaparecidos y asesinados (ver lista de los nombres al final de la nota) En la actualidad, y en un contexto de degradación de la democracia y el derecho al libre acceso informativo en nuestro país, desde que asumió el empresario-presidente Mauricio Macri en diciembre de 2015, más de 4.500 periodistas perdieron sus empleos, decenas de medios fueros cerrados y desde los Olimpos gobernantes del Estado nacional, se ejerce una persecución a periodistas y reiterados ataques a la libertad de expresión y a la prensa.

Teniendo en cuenta que uno de los éxitos de la gestión macrista en la aplicación de sus políticas de ajuste, hambre y entrega de la soberanía nacional, es la inaudita presión ejercida a periodistas, a través de la presión económica que desde Casa Rosada ejercen desde los principales medios masivos y concentrados de información, para lograr el control informativo que actúa como vaso comunicante en la repetición hasta el hartazgo de conceptos y sloganes propios de las usinas de pensamiento macrista, a través del ejercicio corporativo en la construcción de la “opinión pública”, el ejercicio de la libre profesión del periodismo en nuestro país, se encuentra en su peor momento desde que finalizó la última dictadura cívico-militar- eclesiástica.

A esta peligrosa situación, que a todas luces no sólo afecta al libre ejercicio periodístico en nuestro país, sino que degrada la democracia (el acceso a la libre información es un Derecho Humano), se le suma una suerte de “dictadura económica” que imponen los Grupos Clarín, Uno (Vila-Manzano) y La Nación, ante otros grupos medianos y pequeños, a los que terminan comprando y haciendo quebrar por la fuerza implacable del dinero.

En este sentido, urge destacar la dramática situación que atraviesan -en particular- lo medios públicos argentinos (TV Pública, Radio Nacional, Agencia Télam), que sufren un sistemático desguace por parte de las autoridades del gobienro de coalición PRO-UCR en Cambiemos, y en el caso de la TV Pública, hasta les han impuesto comisarios políticos macristas, que les indican que informar y que no. Una verdadera violación al libre ejercicio periódistico y una afrenta a la democracia.

Desde que el empresario-presidente Mauricio Macri llegó a Casa Rosada, se perdieron más de 4.500 puestos de trabajo de periodistas en toda la Argentina, la peor cifra en tan poco tiempo, conocida hasta el momento. ¿Casualidad?: La información es una mercancía

Desde 1997 a la fecha, fueron asesinados 1.953 periodistas en todo el mundo en cumplimiento de sus tareas

Según un siniestro dato revelado por el proyecto Death Watch del Instituto de Prensa Internacional (IPI), desde 1997 hasta el momento, 1.953 periodistas fueron asesinados en todo el mundo, en pleno ejercicio de su profesión. De esta cantidad, 80 asesinatos por diversas razones -coberturas en frentes de combate, accionar de sicarios- se produjeron sólo en 2018. Según este estudio, el año más sangriento en estas últimas tres décadas, fue el 2012, cuando fueron asesinados 133 periodistas. Al año siguiente, en 2013, murieron 121 periodistas.

En lo que respecta a América Latina,según datos publicados por IPI, el país más peligroso para ejercer la profesión de periodista -donde más asesinatos se llevaron a cabo- es México. A éste, le siguen Honduras, Colombia, República Dominicana, Basil y Perú.

“El violento oficio de escribir”

Uno de los iconos del periodismo argentino y latinoamericano, Rodolfo Walsh, co-fundador de la cubana Agencia Prensa Latina, junto a otros dos extraordinarios periodistas, también argentinos: Rogelio “Pajarito ” García Lupo y Jorge Ricardo Masseti, dijo en 1964: “Decidí que, de todos mis oficios terrestres, el violento oficio de escribir era el que más me convenía”.

¿Que sería del mundo sin periodistas?, ¿qué sería del mundo sin libertad de prensa?, ¿sin libertad de informar?

Listado completo de los periodistas detenidos-desaparecidos y asesinados durante la última dictadura cívico-militar-eclesiástica (1976-1983): https://www.voltairenet.org/article164743.html

 

 

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Video: A 75 años de la liberación de París, por primera vez brindan homenaje a combatientes republicanos 

«¡París indignado, París destrozado, París martirizado, pero París liberado! Liberado por sí mismo, liberado por ...