Ultimo Momento

Monja macrista, independencia para pocos y el adiós al último presidente radical

Por Maximiliano Borches. Transitando sus últimos meses de gestión, en paralelo con la ola polar que hasta el momento produjo la muerte de 6 personas en situación de calle, el gobierno de coalición PRO-UCR-ARI-Pichetto en Cambiemos, comenzó a desplegar su campaña sucia, para intentar contrarrestar el persistente avance de las fórmulas del Frente de Todos, tanto a nivel nacional como provincial. Por estos días mandaron a jugar a la monja macrista, Martha Pelloni, y se esperan nuevos ataques. El último presidente radical, Fernando de La Rúa, tristemente recordado por el asesinato de 39 compatriotas durante la represión del 20 de diciembre de 2001, y que luego huyó en helicóptero, falleció a los 81 años.

Durante el breve discurso que ofreció en la mítica Casa de la Independencia en San Miguel de Tucumán, el empresario-presidente, Mauricio Macri, comparó a los integrantes de su gobierno con los próceres que en 1816 firmaron el acta independentista: «Yo veo a esos hombres y mujeres de 1816 muy parecidos a los argentinos de hoy. Ellos cambiaron el futuro, igual que nosotros».

Luego de este arrebato de tintes surrealistas, (o “realista del sur”, como gustaba decir a Gabriel García Márquez), el alicaído Primer Mandatario volvió a hacer referencia a la “angustia de los próceres”, pero esta vez sin el Rey Borbón a su lado, al afirmar que: “¿Piensan que era fácil tomar la decisión de separarse de España? Se jugaba mucho…»

Tanto en su concepción política, como de vida misma, el empresario Mauricio Macri, concibe a la “independencia” como un hecho para pocos, donde lo único que de verdad tiene de “independiente” son sus ganancias personales extraordinarias y las de su íntimo círculo –hoy en el gobierno- , sin importar como se acumulen las mismas; ya sea por la explotación o por la entrega de la soberanía nacional.

Martha Pelloni, la monja macrista

En su creciente desesperación, debido en parte al resultado de todas las encuestas conocidas hasta el momento – como centralmente al humor social que se escucha y respira en las calles de todo el país- el empresario-presidente, Mauricio Macri, y la gobernadora macrista María Eugenia Vidal, comenzaron a desplegar sus campañas sucias.

En este sentido, a las pocas horas de que la gobernadora Vidal volviera a utilizar la ya perimida táctica de internar demonizar a la agrupación juvenil kirchnerista “La Cámpora”, reapareció en escena la monja macrista, Martha Pelloni, para reforzar el ataque contra esa agrupación política, durante un reportaje que brindó en A24. «La Cámpora es el brazo del narcotráfico en la política de Cristina Krichner»afirmó la religiosa.

A un mes de llevarse a cabo las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), el próximo 11 de agosto, el oficialismo comenzó a desplegar su campaña sucia, de la que se esperan nuevas sorpresas para los próximos días.

Murió el último presidente radical

Luego de una prolongada internación que comenzó a principios de enero de este año, falleció a los 81 años el último presidente radical, Fernando De La Rúa.

Considerado el peor presidente desde la recuperación para siempre de la democracia, Fernando De La Rúa fue superado en ese triste ranking por el empresario-presidente, Mauricio Macri.

Su gestión comenzó teñida de crímenes sociales. El 17 de diciembre de 1999 (a sólo 7 días de asumir como presidente), ordenó la feroz represión contra docentes y trabajadores en general, correntinos y chaqueños, que cortaban el Puente General Belgrano, en protesta por sus paupérrimas condiciones de vida. Esa primera represión del gobierno de la primera Alianza, generó dos muertos y más de 30 heridos.

Tras este inicio de gestión, que marcaría su huella represiva durante toda su gestión, sucedió la masacre del 20 de diciembre del 2001, donde la Policía Federal al mando del amigo del presidente Macri, el comisario Jorge Alberto “Fino” Palacios, reprimió de manera criminal, y por órdenes presidenciales, a miles de compatriotas que se habían movilizado en todo el país a causa de las trágicas condiciones sociales y económicas que atravesaba nuestro pueblo (similares a las de hoy día), ocasionando la muerte de 39 personas; 36 de ellas en Plaza de Mayo y sus alrededores y las otras tres en distintos lugares del país.

A pocas horas de que la muerte volviera a ser la protagonista de la vida política nacional –como en tantas otras ocasiones a lo largo de nuestra historia-, el último presidente radical huía en helicóptero desde la Casa Rosada.

El expresidente Fernando De La Rúa, murió sin que nunca fuera juzgado por la masacre del 20 de diciembre del 2001.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Inundaciones y desidia en Quilmes: Miles de vecinos abandonados por el “Cambio”

Miles de vecinos de Quilmes, en particular de los barrios de San Francisco Solano, la ...