Ultimo Momento

Postales de libertad: Italia se libera del fascismo y el “Bella ciao” se transforma en su himno

Por Maximiliano Borches. Uno de los protagonistas más destacados en la lucha antifascista y antinazi, durante la Segunda Guerra Mundial, fueron los partisanos de variadas nacionalidades. Luego de años de resistencia armada contra el dictador Benito Mussolini, el 25 de abril de 1945, los partisanos italianos lanzan su gran ofensiva final.  A los dos días, el líder fascista es capturado y fusilado junto a su amante y lugartenientes mientras intentaban huir a Suiza. Una canción popular, de autor anónimo, se transformó en el himno de la resistencia antifascista: Bella ciao. Hoy, esa canción retomó notoriedad a través de una serie española de gran popularidad. Pero nada tiene que ver su origen que identifica lucha y resistencia, con el sentido que le da la entonación brindada por actores españoles.

El 25 de abril se conmemoró el 75º aniversario de la liberación italiana del fascismo. Por primera vez desde 1946, no se realizaron actos masivos debido al aislamiento social que impuso la pandemia del coronavirus Covid-19, que tristemente transformó a Italia en uno de sus epicentros mortuorios.

Sin embargo, las ventanas y balcones de Roma, Florencia, Nápoles, Milán, Bologna, Trieste (solo por nombrar algunas de las bellas ciudades, de la bella Italia) se transformaron en escenarios improvisados, donde miles de ciudadanos entonaron la canción popular “Bella ciao”, que rememora la lucha y resistencia de decenas de miles de partisanos, contra el espanto nazi-fascista. En esa lucha, unos 40.000 partisanos resultaron muertos y unos 30.000 fueron heridos en combate.

Mientras escribo este artículo escucho la canción popular, himno de la resistencia antifascista: “Bella ciao”

Con la caída del fascismo, nace la libertad en Italia

Miles de combatientes socialistas, anarquistas, liberales y comunistas, dieron su vida en una guerra de resistencia y liberación de connotaciones ya legendarias. Se convirtieron en “partisanos” –partigiani en italiano–, así llamados por tomar partido en lo que en Italia se dio en llamar la “guerra de parte”, es decir la del más débil contra el más fuerte. Muchos escritores (como Italo Calvino, por ejemplo), intelectuales, artistas, pero especialmente campesinos y obreros formaron grupos clandestinos, organizados en brigadas por afinidad ideológica, y lucharon hasta 1945 contra la ocupación nazi-fascista.

En ese contexto, el 9 de septiembre de 1943, los principales partidos y movimientos que resistían al régimen fascista de Benito Mussollini, y a la intervención directa de las fuerzas nazis en ese país -a partir de 1943- conformaron el Comité de Liberación Nacional (Comitato di Liberazione Nazionale, CLN), que estuvo integrado por miembros del Partido Comunista Italiano (PCI), de la Democracia Cristina (DC), del Partido d´Azione (PdA), del Partido Liberal Italiano (PLI), del Partido Socialista Italiano (PSI) y del Partido Democrático del Trabajo (PDL). 

Tras el imparable avance de las tropas aliadas en Italia, producido luego de la invasión de Sicilia en 1943, Mussolini fue confinado a prisión tras la quita de apoyo por parte del Gran Consejo Fascista –que decide darle la espalda- y del entonces Rey Víctor Manuel III. Al poco tiempo, el líder fascista fue rescatado por un comando del Ejército Nazi. A fines de ese año, con la ayuda de Hitler, Mussolini creó la República Social Italiana (o República de Saló, por el lugar donde tenía su capital junto al Lago Garda), ubicada al norte de Italia. En ese contexto, la resistencia partisana del norte de Italia, se agrupa en el Comité de Liberación Nacional de la Alta Italia, CLNAI.

Con la llegada del CLNAI a Milán y el ejército nazi a punto de rendirse en el norte de Italia, Mussolini huyó de la ciudad el 25 de abril. Intentaba escapar a Suiza. Con él, iban su amante, Claretta Petacci, y más de cincuenta líderes fascistas.

El 27 de abril, el convoy alemán en el que viaja el líder fascista, fue interceptado por un comando partisano del CLNAI: la “52ª Brigada Garibaldi”, y fueron llevados al pueblo de Dongo. Al día siguiente, el 28 de abril de 1945, el Tribunal de Guerra de los partisanos condena a muerte al líder fascista, su amante y otros colaboradores del sanguinario régimen, y son fusilados. Al día siguiente, 29 de abril de 1945, los cuerpos de los fascistas son trasladaos a Milán, y colgados de cabeza en la Plaza Loreto. El mismo lugar donde en 1944, quince partisanos habían sido fusilados.

“Los miembros del gobierno fascista y las jerarquías fascistas culpables de contribuir a la supresión de las garantías constitucionales, de destruir las libertades populares, crear el régimen fascista, comprometer y traicionar el destino del país y llevarlo a la catástrofe actual, son castigados con la pena de muerte y, en casos menos graves, con cadena perpetua.”

CNLAI, Decreto per l’amministrazione della giustizia, 25 de abril.1945

Una gran multitud de milaneses se reunieron en esa plaza y les arrojaron verduras a los cadáveres, que también fueron escupidos, orinados y pateados; la cara del dictador Mussolini quedó desfigurada por las palizas. El fascismo llega a su fin. Nacía la libertad.

Letra completa del Bella ciao :

Una mattina mi son’ svegliato

O bella ciao, bella ciao, bella ciao, ciao, ciao

Una mattina mi son’ svegliato

E ho trovato l’invasor

O partigiano, portami via

O bella ciao, bella ciao, bella ciao, ciao, ciao

O partigiano, portami via

Ché mi sento di morir

E se io muoio da partigiano

O bella ciao, bella ciao, bella ciao, ciao, ciao

E se io muoio da partigiano

Tu mi devi seppellir

E seppellire lassù in montagna

O bella ciao, bella ciao, bella ciao, ciao, ciao

E seppellire lassù in montagna

Sotto l’ombra di un bel fior

Tutte le genti che passeranno

O bella ciao, bella ciao, bella ciao, ciao, ciao

Tuttle le genti che passeranno

Mi diranno: Che bel fior

E quest’ è il fiore del partigiano

O bella ciao, bella ciao, bella ciao, ciao, ciao

E quest’è il fiore del partigiano

Morto per la libertà

E quest’è il fiore del partigiano

Morto per la libertà

 

Traducción al castellano:

 

Una mañana, me desperté

¡bella, adiós! ¡bella, adiós! ¡bella, adiós, adiós, adiós!

Una mañana, me desperté

Y encontré el invasor

Oh, partisano, llévame lejos

¡bella, adiós! ¡bella, adiós! ¡bella, adiós, adiós, adiós!

Oh, partisano, llévame lejos

Porque siento que voy a morir

Y si muero como partisano

¡bella, adiós! ¡bella, adiós! ¡bella, adiós, adiós, adiós!

Y si muero como partisano

Debes enterrarme

Y entiérrame en lo alto de las montañas

¡bella, adiós! ¡bella, adiós! ¡bella, adiós, adiós, adiós!

Y entiérrame en lo alto de las montañas

Bajo la sombra de una hermosa flor

Todas las personas que allí pasen

¡bella, adiós! ¡bella, adiós! ¡bella, adiós, adiós, adiós!

Todas las personas que allí pasen

Me dirán: ¡Qué hermosa flor!

Y esta será la flor de la Resistencia

¡bella, adiós! ¡bella, adiós! ¡bella, adiós, adiós, adiós!

Y esta será la flor de la Resistencia

Que murió por la libertad

Y esta será la flor de la Resistencia

Que murió por la libertad

Estación de FFCC de Goritzia. Homenaje al partisano caído en combate en septiembre de 1943, Padlim Borcem. Frente a la Estación, se encuentra la «Plaza Mártires de la libertad de Italia».

Ver:

Postales de libertad: El heroico levantamiento del Gueto de Varsovia

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Bajo la consigna «fuera la mafia judicial», organizaciones sociales, gremiales y políticas se movilizarán el 1 de febrero contra la Corte

La movilización se realizará el próximo 1 de febrero, desde las 17, en Plaza Lavalle, ...