Ultimo Momento

PRO, UCR y ARI se van apoyando el golpe de Estado en Bolivia y dejando más tarifazos

¿Se puede defender la democracia, sin condenar en los hechos un golpe de Estado? La decisión política de no condenar el golpe de Estado en Bolivia, adoptada por diputados y senadores de la coalición de gobierno –en retirada- PRO-UCR-ARI en Cambiemos, se convirtió en el epílogo más vergonzoso de una gestión nefasta de gobierno, que en cuatro años, hipotecó el futuro de millones de argentinos y prácticamente destruyó el entramado productivo nacional, como así también el acceso a la salud y educación de las mayorías populares. El aquelarre Cambista incluye en su dramático final, nuevos aumentos en combustibles, alimentos, celulares y servicios básicos.

En unidad, y con la defensa de la democracia como principal consigna, el peronismo y aliados consiguieron la necesaria y democrática condena en las cámaras de diputados y senadores de la Nación, al brutal golpe de Estado que se continúa profundizando en Bolivia, donde el poder de facto del Ejército colocó una títere presidencial (la ahora ex senadora derechista Jeanine Añez). En el país hermano, la represión, torturas, asesinatos y persecución a la prensa crecen a diario.

En este sentido, en la Cámara Baja, finalmente se votó  a mano alzada, el texto presentado por el bloque FpV-PJ, que en síntesis plantea: “su profundo repudio al golpe de estado perpetrado el 10 de noviembre al estado Plurinacional de Bolivia, que obligó a su presidente Juan Evo Morales Ayma y a otros/as funcionarios del gabinete a renunciar a su mandato”. En tanto que en Senadores, la condena al golpe de Estado en Bolivia, contó con el voto de 29 senadores.

Nuevos aumentos destruyen los bolsillos populares

Por otra parte, el gobierno de coalición PRO-UCR-ARI en Cambiemos, que en los hechos no gobierna desde agosto pasado, tras su primera derrota en las PASO, autorizó nuevos aumentos en los combustibles del orden del 5%. Sólo en lo que va de este año, los combustibles aumentaron 8 veces, totalizando un 25% de incremento tarifario. La nafta Premium ya se vende a $58. Se espera un nuevo aumento para diciembre.

Además, los alimentos continúan su escalada de precios, volviéndose prohibitivo comer para cientos de miles de compatriotas. Los celulares, aumentaron en promedio un 20%, como así también las prepagas y servicios esenciales.

Ver:

Golpe de Estado: Al grito de “Sí, se pudo”, Jeanine Añez se autoproclamó presidenta de Bolivia

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Un fiscal solicitó la detención del empresario cordobés que amenazó de muerte a Cristina Kirchner

En la nueva Argentina, no hay más lugar para el odio. El fiscal federal N°2 ...