Ultimo Momento

Uruguay y Chile: de supuestos “modelos de excelencia” a países con duras restricciones y desbordados por covid-19

El medio pelo argentino, aquellos denostadores seriales de lo nacional que permanentemente buscan ejemplos en el exterior para alimentar sus grises fantasías de clase, suelen tomar a Chile y Uruguay, como supuestos “ejemplos de excelencia”. En el marco de la pandemia, no dejó de ser la excepción. Sin embargo, ambos países aplican restricciones mucho más duras que las anunciadas por el Gobierno nacional, y sus sistemas de salud hace tiempo están desbordados/colapsados, por la peligrosa falta de presencia del Estado. En Chile se aplica toque de queda desde las 21hs, y nadie puede entrar ni salir del país. En Uruguay volvieron a endurecer las restricciones, y hasta volvieron a cerrar las escuelas.

Junto a la dramática situación que atraviesa Brasil, segundo país con mayor cantidad de infectados y fallecidos a nivel global, que desde comenzada la pandemia sufre la ausencia de una política federal para prevenir casos, lo que derivó en la actual tragedia; Uruguay y Chile se sumaron en las últimas semanas al triste score de récord de contagio y muertos por covid-19

En este sentido el presidente del “paisito”, Luis Lacalle Pou, afirmó que va a «blindar abril» ante la crisis pandémica que atraviesa ese territorio. «Es el momento en el cual las medidas aplicadas deberían surtir efecto», sentenció.

Dichas restricciones incluyen el cierre de todas las oficinas públicas, la suspensión de espectáculos públicos, de clases presenciales en escuelas, el cierre de gimnasios y free-shops de la frontera, así como la suspensión de las fiestas y eventos sociales.

Anunciadas el 23 de marzo e inicialmente en vigor hasta el 12 de este mes, «se van a continuar hasta el 30 de abril», dijo el presidente de Uruguay en una conferencia de prensa y tras reunirse con el comité de científicos que asesora al gobierno sobre la pandemia.

Con respecto a la continuidad de ciclo escolar, el presidente del 2paisisto” anticipó: «se ha aprobado continuar con la no presencialidad hasta por lo menos el lunes 3 de mayo». La reanudación gradual estaba prevista para después de Semana Santa, aunque sin fecha precisa.

Finalmente, Lacalle Pou remarcó que «las muertes han aumentado sensiblemente». Tras realizar dicha declaración, estimó que éste «es el momento en el cual las medidas aplicadas deberían surtir efecto».

Uruguay se ha convertido ahora en uno de los países con más contagios en proporción a su población de 3,5 millones de personas. Registró el miércoles un récord de 3.935 contagios en 24 horas y 40 muertes. Esta semana había anotado además cifras de fallecimientos sin precedentes el lunes y martes, con 45 muertes cada día.

Mientras que entre marzo de 2020 y diciembre contabilizó apenas 181 decesos, en los primeros tres meses de 2021 sumó más de 800 defunciones. Asimismo, y hasta el miércoles, acumuló 126.987 casos y 1.231 fallecimientos por Covid-19.

El drama de Chile que aplica toque de queda entre las 21 y las 05hs

En el país trasandino, los casos suben tres veces más rápido que en el peor momento de la primera ola del año pasado y, al cierre de esta nota, solo quedaban menos de 170 camas UCI disponibles.

Con más de 8.000 contagios diarios en los últimos días y con récord de ocupación de las UCI, pese a que el 45% de la población, siete de los 19 millones de habitantes, ha recibido al menos una dosis de la vacuna, según los últimos datos facilitados por el ministro de Salud, Enrique Paris. La presente oleada ha sido superior al pico de la primera, registrado en junio, y se ha escalado hasta esas cifras mucho más rápidamente. La excesiva confianza de los ciudadanos, derivada precisamente de la rápida campaña de vacunación, y que esta arrancase cuando las nuevas variantes ya estaban presentes en el país se apuntan como causas del aumento de casos.

En esta nueva ola de la pandemia se ha sobrepasado el máximo de casos diarios registrados, registrado el pasado 14 de junio con 6.938 contagiados en una jornada. El pasado viernes se llegó a 8.112, un nuevo récord, si bien también se ha batido récord en el número de pruebas realizadas: de alrededor de 20.000 en aquella fecha a 73.000 el viernes. “Pero el año pasado tardamos tres meses en subir el cerro y ahora llegamos a lo mismo, incluso más arriba, en apenas un mes”, analiza Gabriel Cavada, bioestadístico en la Escuela de la Salud Pública de la Universidad de Chile. “Lo estamos subiendo demasiado rápido, tres veces más, según los gráficos”, añade.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Una por una, estas son las nuevas restricciones

Con el objetivo de mitigar la propagación de la segunda ola de coronavirus en el ...