Ultimo Momento

Cruje el frente financiero: se derrumbaron acciones, bonos, saltó el riesgo país y revuela el fantasma del pago de USD 4.800 millones del SWAP chino que podría no renovarse

Los errores diplomáticos a los que lleva, tienen su costo. «Run run» en el mercado, que ponen en duda los vínculos comercial con China, y el país podría obligars ea pagar USD 4800 millones al gigante asiático si se pierde el SWAP. Por otro lado, los activos argentinos tuvieron un muy mal martes, en medio de un mal clima en los mercados internacionales y dudas adicionales en el ámbito local. El S&P Merval medido en dólares bajó a mínimos desde fines de abril.

La raíz de los problemas con China. Basta de rumores y esperemos estar equivocados (entiendo que más allá de la verosimilitud, el lector tiene el derecho a “saber” lo que se comenta en el mercado, haciendo todas las salvedades del caso).

Seis meses atrás, China era el segundo socio comercial del país (tercero en el total anual, recibiendo exportaciones por u$s5.200 millones). Un punto no menor es que a septiembre del año pasado, la Inversión Directa de China en nuestro país llegaba a u$s3.580 millones… pero vino diciembre y las cosas empezaron a cambiar.

Según los últimos datos del INDEC en abril China había caído al cuarto puesto, detrás de Brasil, la Unión Europea y los Estados Unidos. De importar productos por U$D 1012 millones y exportar por u$s454 millones durante enero, en Marzo (ultima data) fueron u$s713 y u$s310 millones.

Todos -al menos los que tenemos algún sentido del humor- nos sonreímos por una causa u otra el mes pasado con los dichos de la Canciller, Diana Mondino, respecto a la igualdad entre los habitantes de la República Popular, y los que la conocemos y estimamos entendimos que fue parte de su “humor cordobés”. Lamentablemente en Bejín no la conocen tanto y sus palabras causaron algún resquemor.

Pero no fue esto la raíz del problema.

En septiembre pasado, el entonces candidato presidencial Javier Milei concedió una entrevista al periodista Carlson Tucker que fue vista por más de 410 millones de personas en la red X en donde afirmaba: “No solo no voy a hacer negocios con China. No voy a hacer negocios con ningún comunista. Yo soy un defensor de la libertad, de la paz y de la democracia. Los comunistas no entran ahí… los chinos no entran ahí

A poco de asumir Milei retiró al país del grupo de los BRICS, donde China es el principal socio y hacia fines de marzo, Mondino realizo una serie de declaraciones en Tokio que fueron interpretadas como que el gobierno no impulsaría a las empresas argentinas a comerciar con China ya que “No hay mucho para que ganemos trabajando junto a algunos países que no son democracias liberales”.

El swap, un problema no calculado

En marzo las autoridades nacionales tomaron cuenta que, o lo renegociaban, o deberían pagar el equivalente a unos u$s2.900 millones en junio y en julio otros u$s1900 millones al Banco Central de China (BCC) . No insólitamente, con estos antecedentes, a los que podemos sumar el freno a las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic en la provincia de Santa Cruz derivaron que, no insólitamente, a principios de abril llegaron las primeras señales que en Beijing no estaban dispuestos a renovar el swap que había abierto en 2009 con la Argentina y la canciller comenzó a preparar su viaje hacia las antípodas buscando descongelar la situación.

Si bien el viaje terminó siendo favorable para promocionar las empresas privadas del país -dejando atrás lo dicho en Tokio- en el BCC seguían exigiendo el dinero. Así el 26 de abril se sumaron a la comitiva el Presidente del BCRA Santiago Bausili y el secretario de Finanzas Pablo Quirno para ver si podían convencer a los chinos que les extendieran el crédito

Las heridas, lamentablemente, eran demasiado grandes y a principios de mayo la Canciller anuncio que el swap debería pagarse en efectivo.

Con apenas horas para tener que pagar un dinero que el mercado e incluso el FMI sostenía en sus sería renegociado, en el gobierno están luchando contrarreloj para ver si consiguen un «waiver» o logran algún otro mecanismo que demore y no golpee las reservas del país, sin tener que ceder con el tema de las represas o darle a los empresarios chinos una puerta al sistema ferroviario nacional. Desde que asumió, el gobierno compro dólares por u$s17.200 millones, que descontados los egresos le dejaron un neto en torno a los u$s7.400 millones, que se reduciría a u$s2.500 si se les paga a los Chinos.

Derrumbe de un mercado que cada vez confía menos

Las acciones y bonos argentinos sufrieron un derrumbe generalizado este martes en medio de un mal clima en los mercados globales e incertidumbre tanto económica como política a nivel local. Los ADRs cayeron hasta 8%, el S&P Merval medido en dólares retrocedió a su nivel más bajo desde abril y el riesgo país trepó a su máximo desde marzo.

En el ámbito local, el tratamiento de la Ley Bases en el Senado y el vencimiento del «swap» de monedas con China ponen un manto de cautela entre los inversores.

Los elementos que generan ruido del mercado

Otra fuente del mercado coincidió con Lentini y deslizó que esta caída de los activos nacionales «viene por el lado de los rumores de la no renovación de swap con China. A lo que se suma que los votos para la Ley BaseS están contados con la mano, por lo que cualquier paso en falso puede hacer que no se apruebe«.

En ese sentido, Argentina tendría que poner algo así como u$s5.000 millones para saldar la deuda con Pekín. «Lo que nos podría salvar es que se renueve el swap o que el Fondo Monetario Internacional (FMI) nos preste esos u$s15.000 millones que se hablan», agregó la fuente.

«Y es que las noticias de que la ley bases no saldría hasta julio y que le tenemos que pagar a los chinos u$s5000 millones (de lo poco que tenemos) retrasando cualquier anhelo de salir pronto del cepo, parecen marcar el humor del día en el país«, señaló la fuente.

Activos argentinos en caída

El índice S&P Merval cedió un 4,7% en pesos a 1.581.164 unidades, tras acumular una fuerte mejora del 24,8% durante mayo. Asimismo, medido en dólares la caída es del 5,7%.

«Los rumores periodísticos acerca de que el gobierno podría tener que repagar el tramo activo del swap chino con reservas no habrían sido bien recibido por los activos argentinos», dijo Portfolio Personal Inversiones en un informe.

«No ‘rollear’ este compromiso implica que se paguen u$s4.900 millones entre junio y julio. Considerando que hay que pagar u$s2.600 millones en julio entre principal e intereses de Globales y Bonares, deberían desembolsarse u$s7.500 millones en estos próximos dos meses si no se llega a un acuerdo por el swap chino«, señaló la sociedad de bolsa.

El sector energético y el financiero lideran las pérdidas de la bolsa porteña. Las acciones del panel líder que encabezan la lista roja son: Transportadora de Gas del Norte (-7,3%), YPF (-7%), Grupo Supervielle (-6,7%), BBVA (-6,5%) y Pampa Energía (-5,8%).

ADRs

En tanto, entre las acciones argentinas que cotizan en Wall Street resaltaron desplomes de más del 8% en Supervielle e YPF.

Bonos en dólares

Los bonos nominados en moneda dura acompañaron la tendencia de los activos de renta variable. En ese contexto, cayeron hasta 4,8% tras moderar la caída que en las primeras operaciones fue de más del -6%.

Las bajas las lideraron los títulos más largos; el GD41 y el AL41. En ese sentido, riesgo país se dispara 74 unidades, o 5,1%, a 1.486 puntos básicos, según la medición de JP Morgan.

Con información de Ámbito, Cronista, Ministerio de Economía

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Recesión y desocupación: seis automotrices paran la producción toda la semana por caída de demanda y falta de insumos y la UIA confirma desplome de la industria

La actividad fabril retrocedió 14,2% en abril, según la UIA. En tanto, la fabricación de ...