Ultimo Momento

Cumbre CELAC-UE: Alberto Fernández precisó que “es la primera vez que podemos discutir un mecanismo para terminar con el extractivismo”

«Hay cuestiones que observamos con Lula en las que estamos trabajando. Hay una voluntad de todos para alcanzar el acuerdo», afirmó el jefe de Estado argentino en Bruselas, durante una entrevista que brindó a la agencia alemana DW. Entre otros puntos explicó que espera poner la firma final al acuerdo UE-Mercosur antes que termine su mandato presidencial, el próximo 10 de diciembre. Mirá el video al final de la nota. 

Tras la Cumbre UE-CELAC en Bruselas, el presidente argentino,  Alberto Fernández, considera que Europa ha dado pasos concretos hacia un nuevo comienzo y una nueva estructura en las relaciones políticas y comerciales. Ve con optimismo el futuro inmediato del tratado comercial trasatlántico más importante. «Con el gobierno de Lula hemos facilitado mucho la discusión», afirma, aunque también reconoce que «hay cuestiones que resolver que tienen que ver más con Europa que con el Mercosur». Según Fernández, las nuevas exigencias ambientales de Europa se han transformado en un obstáculo a superar: «El pacto verde ha alterado sustancialmente lo que se había firmado en junio del 2019», dice. Y reconoce que «hay cuestiones que observamos con Lula en las que estamos trabajando. Hay una voluntad de todos para alcanzar el acuerdo», afirma.

Nuevo paradigma energético: el fin del extractivismo

El mandatario argentino se propone ubicar a Argentina en el centro de una política energética conjunta con Europa que «ponga fin al extractivismo» ya «500 años de discusión histórica». Fernández reconoce que «es la primera vez» que Europa comprende que aquel mecanismo «no debe seguir funcionando». Para el mandatario argentino, «América Latina y el Caribe tienen todas las posibilidades y todo el derecho a agregarle valor a su producción primaria, para que se convierta en una industrialización de esa producción».

Para el caso argentino, su deseo es que «el gas pueda licuarse en Argentina, que el litio se pueda convertir en baterías en Argentina, que se establezcan plantas de licitación de gas, que puedan convertir el gas natural en gas licuado, y así transportarlo a Europa, y de ese modo tener un proveedor seguro para Europa».

La piedra de toque: la mención a la guerra 

Los términos en que la primera cita conjunta de los países del bloque CELAC y UE se referiría a la guerra en Ucrania amenazó con una crisis diplomática, tras horas de bloqueo en las negociaciones para consensuar un documento final. Alberto Fernández reconoció ante DW que Ucrania «nunca fue el tema de la cumbre», que la reunión tras ocho años de pausa, se trató de «integración» y que se «buscó generar mecanismos entre ambas regiones, tratando de escapar de la bipolaridad comercial que observamos entre EE. UU. y China». El presidente de Argentina recuerda que «la inmensa mayoría de los países de la CELAC votamos la resolución de Naciones Unidas condenando la invasión rusa a Ucrania, con lo cual yo no sé dónde está el problema», dijo.

El triángulo incomodo

Asimismo, Fernández descartó de plano la influencia del Presidente de Brasil para que los representantes de Nicaragua, Cuba y Venezuela asistieran a la cita. «Lula no exigió nada de esto. (…). Yo, como presidente, celebro la presencia de estos países».

El presidente argentino aseguró que el levantamiento de sanciones hacia esos países fue «tema de discusión» con los gobiernos europeos, entre ellos, con el de Francia. «Cuba es un país que lleva dañadas bloqueado económicamente, y, la verdad, es inhumano lo que han hecho con el pueblo cubano», declaró. En el caso de Venezuela, considera que son las sanciones económicas, «las que condenan a millones de venezolanos a que tener que salir del país, porque no se puede vivir en Venezuela».

https://twitter.com/alferdezprensa/status/1680974832299540480

Su deseo: «Que Argentina no retroceda»

Argentina está inmersa en una polarizada precampaña electoral que contempla las elecciones primarias (PASO) y las presidenciales, en este 2023. Alberto Fernández asegura «no cree que los argentinos voten al candidato de ultraderecha populista Javier Milei», y que, pese que a que reconoce que «es verdad» que el candidato peronista Sergio Massa desempeña sus funciones de ministro de Economía con un 115% de inflación, esta fue un flagelo mayormente «heredado de la antigua administración» de Mauricio Macri, y empeorado por la difícil coyuntura internacional con la pandemia, la guerra en Ucrania y una posterior sequía, la peor en la historia de Argentina. «Si no hubiésemos tenido tiempos tan complejos, hubiésemos obtenido otros resultados», sentencia Fernández.

Precisamente, la sequía histórica en Argentina será el factor que permitirá alcanzar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional a fines de julio, según Fernández. «En el acuerdo que firmamos con el Fondo, hay una cláusula que expresamente dice, que si por circunstancias ajenas a la política argentina, la economía se ve deteriorada, el programa se puede revisar». Por eso, «estamos convencidos de que vamos a tener un acuerdo», dijo.

Al hacer un balance de su mandato, reconoce que le «tocaron gobernar cuatro años muy difíciles» y que «la inflación y el trabajo informal son cosas que me habían gustado resolver y no pude». «Lo que deseo es que la Argentina no retroceda, que siga ampliando derechos, que siga promoviendo la igualdad, y por eso confío que los argentinos no se van a equivocar, y van a seguir apostando por nosotros», concluyó.

Fuente. DW

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

El hambre crece en todo el país, pero el Gobierno retiene 5 millones de kilos de alimentos en galpones

“Efectivamente esos alimentos existen. Los que tienen fecha más próxima a vencerse se van a ...