Ultimo Momento

Gobernadores patagónicos analizan llevar ante la Justicia reclamos por el Impuesto a las Ganancias y la CGT decidió patrocinarlos y realizará demanda contra “Ley Bases”

Los gobernadores fueguino Gustavo Melella y el  chubutense Ignacio Torres podrían judicializar el reclamo. Rolando Figueroa media entre los petroleros y Nación. Médicos pampeanos avanzan con presentaciones propias. Además, la «mesa chica» de la central se reunió para aminorar tensión interna y acordar una estrategia jurídica contra el Gobierno. El Consejo Directivo de la Confederación General del Trabajo (CGT) deliberará a fin de mes y ya advierten que habrá movilizaciones y un posible tercer paro.

La reposición de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias contempla en el paquete fiscal que aprobó el Congreso fue rechazada ampliamente por los gobernadores patagónicos, quienes aglutinan a trabajadores petroleros y pesqueros, dos de los sectores que pagan algunos de los mejores salarios del país.

Ante ese escenario, y luego de la luz verde definitiva en Diputados, los jefes provinciales de los seis distritos que integran la región evalúan los pasos a seguir para evitar que el pago del tributo impacte sobre una porción importante de los habitantes de esas jurisdicciones.

Aunque el diálogo entre los mandatarios es permanente, el Pacto de Mayo exhibió las posiciones encontradas. Mientras que el cambiemita Ignacio Torres y los provincialistas Alberto Weretilneck y Rolando Figueroa participaron de la foto en Tucumán, el pampeano Sergio Ziliotto y el fueguino Gustavo Melella -ambos de Unión por la Patria (UP)- faltaron al cónclave, siguiendo la posición mayoritaria de su frente.

Se reunió la “Mesa Chica” de la CGT

La CGT resolvió este miércoles partir su estrategia judicial contra la reposición de Ganancias y la ley Bases: para impugnar el gravamen auspiciará y acompañará una oleada de demandas individuales a cargo de gremios y trabajadores afectados, tal como anticipó en exclusiva El Destape, mientras que en paralelo hará presentaciones desde la central para derribar las penalidades que prevé la nueva norma contra bloqueos y asambleas, al igual que por la creación de la nueva figura de trabajador colaborador sin relación de dependencia. Lo definió al cabo de la reunión de «mesa chica» que se extendió por varias horas en la sede del gremio estatal UPCN.

El encuentro también sirvió para aminorar la tensión interna que existía desde el debate de la ley Bases en el Congreso por el temperamento diferenciado de los sectores dialoguistas respecto del que lidera Pablo Moyano. La central convocará a fin de mes a una reunión de su Consejo Directivo como paso inicial para delinear un plan de lucha que incluirá movilizaciones para acompañar las presentaciones judiciales y un eventual tercer paro nacional. 

A la cumbre asistieron los tres secretarios generales, Héctor DaerPablo Moyano y Carlos Acuña, junto al dueño de casa, Andrés Rodríguez, el albañil Gerardo Martínez y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), el mecánico Mario ManriqueCristian Jerónimo (empleados de la industria del vidrio), la docente privada Marina Jaureguiberry (Sadop), el municipal Alejandro Amor (Sutecba), el judicial Julio Piumato y el canillita Omar Plaíni. El clima fue de concordia aunque no exento de algún pase de facturas liviano por las diferencias que surgieron durante el trance parlamentario.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Esperpento

Por Maximiliano Borches. Es probable, aunque contrafáctico desde ya, que ni el propio Ramón del ...