Ultimo Momento

Mariano Memolli: “La noticia del descubrimiento de un yacimiento de hidrocarburos en la Antártida nos debe hacer reflexionar sobre la importancia de sostener un país bicontinental con plena soberanía”

Por Maximiliano Borches. El exDirector del Instituto Antártico Argentino (2003-2016), exjefe de la Base antártica Jubany (hoy Base Carlini) durante los años 1990 y 1991, actual Presidente de la Fundación Proantártida, y experto en asuntos antárticos, Mariano Memolli, dialogó con Mariano Moreno Noticas. “La noticia del descubrimiento de un yacimiento de hidrocarburos en la Antártida por parte de un tercer país nos debe hacer reflexionar sobre la importancia de sostener un país bicontinental con plena soberanía en los dos continentes y en nuestro sector insular. Todo presupuesto destinado a sostener la actividad antártica en su más amplio sentido no es un gasto, sino que es una inversión”, afirmó entre otros conceptos.

El pasado 12 de mayo, BRICS News, la cuenta oficial de “X” del grupo que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, publicó que “Rusia descubre reserva de petróleo y gas en territorio antártico británico. Contiene un valor estimado de 511 mil millones de barriles de petróleo, 10 veces la producción del Mar del Norte en los últimos 50 años”, afirmando lo publicado por el diario británico The Telegraph, un día antes.

-Según publicó días pasados el diario británico The Telegraph, Rusia habría encontrado un enorme yacimiento de petróleo y gas en territorio de la Antártida que pertenece íntegramente a la Argentina y en otra porción que pertenece parcialmente a Chile, pero que el Reino Unido reclama para sí como parte de una puja geopolítica, ¿cómo impactará esto en la puja global por el continente blanco, cuyo tratado vence en 2048?

La Federación Rusa estaba realizando desde hace un tiempo importante, esto no es una novedad en el sistema del Tratado Antártico. tampoco que los países hagan prospección petrolera. De hecho, la hicieron en su momento y han sido varios los países que han hecho prospección petrolera. Esta pregunta también es importante destacar que hay tensiones en el Sistema del Tratado Antártico desde que se inició la guerra entre Rusia y Ucrania, estas tensiones se han manifestado de varias maneras. Hubo momentos en que algunos (muchos) de los Delegados que estaban presentes en la Reunión Consultiva del Tratado Antártico en Alemania, cuando la Federación Rusa hizo uso de la palabra, se levantaron y se retiraron de la reunión. Al año siguiente en la reunión consultiva de Finlandia, el país anfitrión le negó la visa a los científicos rusos y hubo varios párrafos en contra de la Federación Rusa por ser el Estado invasor en la guerra. Es importante considerar que el Tratado Antártico no vence en el 2048 sino que se mantuvo sin poder modificarse durante 30 años (hasta 1991) y luego podría haberse llamado a una revisión o denuncia del Tratado que ninguna parte decidió realizar.

-¿Se podría afirmar que la idea sugerida por el Reino Unido de que Rusia estaría llevando a cabo una prospección en el área, violando el Tratado Antártico y su Protocolo sobre protección al medioambiente, responda a una estrategia británica, o angloestadounidense, para crear una especie de “amenaza rusa” en la región y avanzar sobre territorio que le pertenece a la Argentina en esa área y controlar globalmente los recursos naturales adyacentes a la Antártida?

De acuerdo a cómo fue la noticia y la presentación que se hizo en el parlamento británico, sí es posible que la Federación Rusa este haciendo una actividad en contra del protocolo de Madrid, o el protocolo de protección ambiental del Sistema del Tratado Antártico. La noticia en sí misma se presenta como una amenaza al sistema del Tratado Antártico. En mi concepto lo veo como una respuesta exagerada a lo que ocurrió. De los medios de comunicación rusos a los que pude acceder, no vi ninguna noticia oficial o vinculada a una agencia de noticias oficial que hiciera mención a una prospección de hidrocarburos en la Antártida realizada por Rusia; los medios rusos presentan la noticia como una cuestión científica, no como una cuestión de prospección para una futura explotación. Por el contrario, hablan de investigaciones científicas que cumplen con las normas establecidas en todo el sistema del Tratado Antártico. Otro punto interesante es que la mayoría de los medios rusos que están publicados en idioma ruso con alfabeto cirílico, citan como fuente de información el artículo publicado en el medio británico The Telegraph.  Es interesante, también, señalar que el Subsecretario de Estado Parlamentario para las Américas, el Caribe y Territorios de Ultramar, D. Rutley, asegura que Rusia está realizando investigaciones científicas en la región y menciona también el compromiso ruso con el Tratado Antártico, o sea que dentro del Gobierno británico señalan que Rusia no está violando ninguna norma del Tratado. Esta es una cuestión interesante para poder analizar la noticia en su amplio sentido y lo que tiene encerrado la noticia en sí mismo

-En este sentido entonces. ¿se podría afirmar que estamos ante el fin del Tratado Antártico, tal como lo conocemos hoy, por la creciente disputa global por los recursos naturales estratégicos, como el agua dulce, gas, petróleo, minerales y pesca, entre otros?

Podría afirmar que hay un fin del Tratado Antártico, o que pueda haber algún cambio. Sí puedo evaluar la posibilidad que cambie o que intenten cambiar el sistema de adopción de medidas en las reuniones consultivas del Tratado Antártico y reuniones de otros organismos. El cambio podría radicar en la pérdida del consenso, y reemplazar el consenso por un sistema de mayoría. Esta es una opción no válida para Argentina. Argentina no debería aceptar a esta posición que en algún otro momento se insinuó como un cambio posible dentro del manejo de las reuniones consultivas del Tratado Antártico, y otras reuniones vinculadas a este sistema.

Por otra parte hay una tensión cada vez mayor en la cuestión antártica, ya sea por el manejo de los recursos naturales, los recursos minerales, los valores estéticos que están vinculados con el turismo y aquellas actividades que cada vez tienen más relevancia en la Antártida, como la formación de una opinión pública internacional respecto a la pertenencia de algún sector reclamado por alguno de los siete países que reclaman soberanía. Si bien Argentina tiene legítimos derechos sobre su Sector Antártico, el Reino Unido trabaja en la formación de un ideario de pertenencia de su pretendido territorio antártico británico y las islas del Atlántico Sur ilegal e ilegítimamente ocupadas por ellos. Desde el 2016, los países Miembro del Tratado Antártico han manifestado su voluntad de no cambiar la prohibición de la explotación de recursos minerales en la Antártida. Pero también existe, dentro de algunos países, la hipótesis de cómo se deberían explotar los recursos antárticos.

-Teniendo en cuenta que la actual gestión que encabeza el presidente Javier Milei, no se caracteriza precisamente por aplicar políticas muy definidas en defensa de la soberanía nacional, ¿cómo considera que actuará Cancillería ante este asunto?, ¿defendiendo intereses nacionales o respondiendo a intereses foráneos?

Está claro que por las intervenciones que tuvo el presidente Javier Milei en referencia a nuestras islas Malvinas, Georgias y Sándwich del Sur, no plantea una férrea defensa de los intereses nacionales en los territorios en conflicto. La Cancillería va a actuar siguiendo los lineamientos que establezca el Presidente de la Nación, no veo que cambie la política delineada por el presidente Milei durante su campaña previa a la presidencia y los meses que lleva en ejercicio del poder. Hasta la fecha, la Cancillería no tuvo un rol preponderante en la defensa de los intereses soberanos del país. En muchos casos tuvo posiciones tibias justificando algunas frases poco afortunadas del Presidente en reuniones con otros jefes de estado, personalidades del medio empresario y financiero o en entrevistas con medios internacionales.

-¿El Gobierno anterior caracterizó a la Argentina como “país bicontinentnal’, toda una definición geoestratégica que necesita ser acompañada de políticas específicas tanto de investigación científica, como de defensa nacional; en este sentido: ¿cuál sería tu primer balance sobre las políticas que aplica el actual gobierno sobre la Antártida, y los territorios ocupados militarmente por el Reino Unido: las Islas Malvinas, Georgias, Sandwiche del Sur y territorios marítimos adyacentes?

El Presidente en sus discursos y en sus actos de gobierno tiene un doble discurso, por una parte menciona la defensa de la soberanía nacional, habla de la importancia que tiene la Antártida para nuestro país y por otro lado manifiesta alineamiento con la OTAN, Habla de su admiración por la ex primer ministra británica Margaret Thatcher y desfinancia el sistema científico argentino, junto con las universidades públicas, que son la fuente de capital científico que tienen organismos como el Instituto Antártico Argentino, para la formación continua de profesionales técnicos y científicos que puedan enfrentar los desafíos del siglo 21.

Si se comprende que el Tratado Antártico fue adoptado por ley en nuestro país, y que establece tanto en su preámbulo como en sus primeros 3 artículos que el objeto de este tratado es la investigación científica, la cooperación internacional y el uso pacífico del continente, queda claro que debilitar las instituciones vinculadas al conocimiento y a la investigación científica, es debilitar el trabajo por mantener nuestros derechos soberanos en el continente antártico.

Todos los países con un manifiesto interés por la Antártida han mejorado su presupuesto para el sostén de las actividades científicas realizadas en ese continente, los fondos para el cuidado ambiental necesario para cualquier actividad que se realice, y los medios logísticos como base y estructura para el cumplimiento de los objetivos de la política nacional antártica.

-Dada la enorme extensión marítima que posee la Argentina, ¿se debería contar con un Ministerio del Mar para atender de manera más concreta los intereses estratégicos del país en el Atlántico Sur?

Sí, la extensión marítima de la Argentina es enorme y de una riqueza muy importante que implica una tensión especial y exhaustiva. Podría ser a través de un Ministerio del del Mar, pero también por intermedio de una comisión nacional como organismo autárquico, cuyo antecedente más cercano fue la Comisión Nacional del Antártico, que luego comprendió también las islas Malvinas, Georgias, y Sándwich del Sur. La comisión se denominó comisión de Malvinas y Antártida. Esta comisión que se hizo muy fuerte a partir de 1946, incluía a representantes de todos los organismos con competencia en la actividad antártica para poder cumplir con los objetivos señalados en la política nacional argentina. También en un momento se propuso una Agencia Antártica, que incluyera al sector privado dentro de su directorio, esto también es posible, puede adoptarse el nombre y el tipo de institución que sea mediante un consenso político. Lo que debe quedar muy claro es que debe haber una conducción política unificada en manos del Estado cuyas plataformas logísticas estén enteramente manejadas por el Estado, y no en conjunto con otros países para continuar con una política de estado que Argentina sostiene desde antes de 1904, año de inicio de la presencia ininterrumpida de Argentina en la Antártida.

La noticia del descubrimiento de un yacimiento de hidrocarburos en la Antártida por parte de un tercer país nos debe hacer reflexionar sobre la importancia de sostener un país bicontinental con plena soberanía en los dos continentes y en nuestro sector insular. Todo presupuesto destinado a sostener la actividad antártica en su más amplio sentido no es un gasto, sino que es una inversión.

Mapas:

Según información de Cancillería, la superficie del Sector Antártico Argentino es de aproximadamente 1.461.597 km², de los cuales 965.314 km² corresponden a tierra firme.

Video:

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Esperpento

Por Maximiliano Borches. Es probable, aunque contrafáctico desde ya, que ni el propio Ramón del ...