Ultimo Momento

Relaciones carnales II y peligroso giro geopolítico: EEUU envíará a la Argentina el portaviones nuclear “USS George Washington”

Según confirmo el diario “Clarín”, el portaviones nuclear “USS George Washington” llegará a la Argentina en mayo próximo , en el marco de una visita protocolar, que tiene como objetivo distanciar en términos geopolíticos a la Argentina de China y marcar una fuerte presencia militar de la potencia ubicada en el norte de América, al sur del continente.

Según publicó el diario “Clarín” en su versión digital, y con la firma de la periodista Natasha Niebieskikwiat, el portaviones de propulsión nuclear “USS George Washington” estaría arribando a la Argentina durante el próximo mes de mayo “para contener el avance de China en Latinoamérica”, según la periodista.

La visita coincide con la posible compra por parte del Estado argentino de aviones de combate F-16 de origen estadounidense, vía Dinamarca, país aliado de EEUU y el Reino Unido en la OTAN.

Según ese medio “Su llegada al Atlántico Sur es también uno de los fuertes gestos de Javier Milei a su primer aliado en la esfera internacional. La información, que fue anticipada en el sitio Radar Internacional este viernes a Clarín por altas fuentes oficiales. Estas contaron que al momento, si el operativo no se incluye en el actual tratamiento en el Congreso de la tradicional ley de entrada y salida de tropas al territorio nacional, contará con una ceremonia de bienvenida en alta mar por parte del gobierno argentino. Entonces, presidente Milei y varios de sus ministros se trasladarían en helicóptero hasta el USS George Washington, que no amarrará en ningún puerto en Argentina, donde por cierto no hay infraestructura para que amarre.”

Estados Unidos también está dentro del apoyo que permitió que recientemente el Fondo Monetario Internacional desembolsara U$S 4.700 millones que se estaban esperando para poder seguir pagando la deuda. Por su parte Milei, si bien mantendrá las relaciones comerciales habituales con China, ya anunció que dejará de ser un «socio estratégico». Por empezar, no entrara a los BRICS y comprará una flota de aviones supersónicos F16 a Estados Unidos y no a China.

Otra visita del Comando Sur

Por otra parte, en abril se espera la visita de la comandante de la Cuarta Flota de los Estados Unidos, generala Laura Richardson. Es una visita que allanará dos hechos más: la visita del Secretario de Defensa de los Estados Unidos, Lloyd Austin, quien está preparando la primera cumbre de Defensa del Hemisferio, que se hará en Buenos Aires y que tiene fecha para noviembre.

Milei y Biden también coincidirán en Río de Janeiro durante la cumbre del G20, que tendrá lugar también en noviembre.

Por si el pacto de amistad sellado con Washington entre el líder de la Libertad Avanza, este diario también sabe que el USCGC Stone, el patrullero de la Guardia Costera de los Estados Unidos hará ejercicios con la Prefectura en abril. Ello pertence a la órbita de la ministra Bullrich, a quien igual su antecesor, Aníbal Fernández, ya le dejó acuerdos de Cooperación en Seguridad que allanaron estos ejercicios.

Qué se sabe del portaaviones

Los sitios especializados en Defensa contaban en noviembre que USS George Washington zarpó ese mes tras seis años de reacondicionamiento. Había sido un proceso de reabastecimiento de combustible más largo de lo esperado, no exento de tragedias porque hubo algunos suicidos en su fase de renovación por parte de varios marinos. Se le hicieron trabajos de mantenimiento y modernización.

Con su reparación, el USS George Washington, puede llevar el avión no tripulado Boeing Mq-25A Stingray, que reabastece en vuelo aviones de combate embarcados hasta 800 kilómetros de distancia del portaaviones. Este se considera “una capacidad que hará que el buque sea más adecuado para operar en el hipotético escenario de una invasión china a Taiwán”.

Construido por Newport News Shipbuilding y asignado el 4 de julio de 1992, en mayo de 2008, al zarpar del  puerto de Norfolk (Virginia) hacia su puesto en Japón, estalló un incendio abordo en frente de Sudamerica, lo que generó daños por 70 millones de dólares.

Fue el primer portaaviones de propulsión nuclear que los Estados Unidos desplegó en Japón de 2008 a 2015.

La mega nave o más bien sus tripulantes de la Marina fueron objeto de investigación cuando medios de comunicación en los Estados Unidos revelaron que no era buena la calidad de vida de la tripulación mientras estaba en el astillero. Denunciaron por ejemplo que entre 2017 y abril de 2022, hubo al menos nueve suicidios de marineros a bordo. Se detectaron  cortes de energía, falta de agua caliente y temperaturas no soportables.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Los mensajes oscuros del Presidente en redes: Milei celebró la idea de implementar un Estado de Sitio y se burló del Síndrome de Down

Fue a través de su cuenta de “X” (exTwitter), de la que es un usuario ...