Ultimo Momento

Se le conoció la voz al Jefe de Gabinete: por primera vez concurrió al Congreso y dijo que la inflación será del 139,7% para 2024 y dólar cerrará en diciembre a $1016

El jefe de Gabinete, Nicolás Posse, habló por primera vez en el Senado y adelantó la inflación que prevé el Gobierno y a cuánto llegará el dólar en diciembre. En el informe que había presentado en la Cámara baja el mismo Posse había evitado dar cifras anuales de inflación.

Fue primero la legisladora de Unión por la Patria de Mendoza, Anabel Fernández Sagasti, quien le preguntó al respecto. «Esperábamos que usted nos dijera cuál es el plan de estabilización, cuál es el plan que tiene el Gobierno no la deuda pública, cuál es la política monetaria de este Gobierno, cuál es la pauta anual de inflación, porque como obviaron tener Presupuesto nacional y recondujeron el del año pasado, no sabemos», comenzó la mendocina.

A continuación, la senadora prosiguió: «Tampoco tenemos la proyección del dólar, porque no hay Presupuesto, decidieron no tener Presupuesto, no lo sabemos. Pensamos que con la primera venida del Jefe de Gabinete por mandato constitucional, nos los iba a decir y no fue el caso».

Al tomar la palabra, media hora después, Posse respondió: «En cuanto al Presupuesto prorrogado de Economía, el Producto Bruto de este año se proyecta con una caída del 3,5%».
Luego, continuó: «El tipo de cambio nominal, el «A» 3500 del Banco Central con el dólar, se proyecta a $1016, esto es un 58 de crecimiento interanual. Y la inflación se proyecta para un 139,7% interanual a diciembre de 2024″. Estas previsiones verbalizadas por el jefe de Gabinete confirma el ritmo de devaluación mensual controlada del 2%.

Con respecto a la dolarización, en el informe Posse se había referido al tópico: «El Ministerio de Economía especifica que la dolarización de la economía no está en la agenda económica, pero sí la libre competencia de monedas vigente como fase final para el proceso iniciado en diciembre con el saneamiento de la hoja de balance del Banco Central».

Nicolás Posse criticó los manejos de los planes sociales y habló de «un sistema de esclavitud moderno»

El jefe de Gabinete afirmó también que, al llegar al Gobierno, encontraron un proceso de «parche sobre parche» en el área económica y aseguró que la Argentina no solo destruyó su moneda, sino también su «credibilidad». Lo dijo en la exposición de su primer informe de gestión ante el Senado de la Nación.

A su vez, el conductor de la mesa de ministros del presidente Javier Milei, apuntó contra los piqueteros y el manejo de los planes sociales al sostener que manejaban un sistema «parecido a un esquema de esclavitud moderno».

«La gran pregunta es con qué nos encontramos al tomar la administración», arrancó Posse pasadas las 11. «Encontramos un largo proceso de parche sobre parche y medidas que a veces se contradecían entre sí y que habían llevado al país en una situación de gran inestabilidad», añadió.

Para Posse, no solo se ha «destruido» la moneda, «dejado al país reservas, descuidado el mantenimiento de la infraestructura», sino también -en sus palabras- se destruyó la «credibilidad» del país.

«Sobre todo ante nuestros propios ciudadanos y también en el exterior. Es nuestro principal trabajo reconstruir esa credibilidad. Primero, dentro de nuestro país y, luego, también hacia el exterior para encarar un camino de crecimiento y de desarrollo», agregó el ingeniero y ex Corporación América.

Sobre el Estado, Posse explicó: «En cuanto al rol del Estado, entendemos que esto debe ser mejorado. Tenemos un Estado que no solo es muy grande y nos ha resultado imposible de pagar».

«Por eso los niveles de déficit que hemos alcanzado y que nos han llevado a los niveles de inflación que estamos padeciendo, sino también que se ha vuelto tremendamente ineficaz y da servicios a los ciudadanos de muy mala calidad», sumó.

En referencia con las organizaciones sociales que manejaban los planes y programas estatales, Posse relató: «Ninguno de nosotros imaginaba lo que encontró la Justicia esta semana en los allanamientos que realizaron: un sistema de estructura piramidal y tremendamente autoritario».

«Era un sistema de castigos y amenazas. Entre los castigos se incluía la baja de categoría y volver a la lista de espera y así volver a quedar fuera del sistema de alimentación», explicó.
En ese sentido, Posse profundizó en su explicación: «Uno de los beneficios de los cargos superiores de la estructura era forzar a la gente de los niveles inferiores a vender comida que era entregada por el Estado y quedarse con la ganancia». Para el funcionario, este sistema es «muy parecido a un esquema de esclavitud moderno».

Con respecto a la Ley Bases y el paquete fiscal, argumentó que se trata de dos iniciativas a largo plazo y defendió el Régimen de Incentivos para Grandes Inversiones: «Permite inversiones de gran volumen que requieren de seguridad jurídica, que lamentablemente nosotros no hemos mostrado que genere confianza».

Cierre de organismos públicos

Posse intentó justificar la decisión de cerrar organismos públicos creados por ley como el INCAA o el INADI, en vez de corregir las posibles deficiencias que tuvieran.

En el caso del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) argumentó: «Si bien tenía un ingreso proveniente del precio de las entradas y otros mecanismos, lo que generaba 12 millones de dólares al año, tenía un déficit adicional de 4 millones que solventaba el Estado Nacional».

Una de los argumentos que utilizó Posse fue la poca cantidad de espectadores que tuvieron algunas de las películas financiadas en parte por el INCAA, sin tener en cuenta contextos, las pocas salas de proyección o el tiempo en ellas. Según dijo el jefe de Gabinete, de 176 películas que financió el año pasado el instituto, dos de ellas tuvieron uno y cuatro espectadores -en todo el tiempo de exhibición- y otra cinco. Hubo 12 películas que no llegaron a los 100 espectadores y cien que no alcanzaron los 1.000. Solo cinco superaron los 6 mil, agregó el funcionario nacional.

En otro tramo de su informe, Posse aseguró que el «INADI contaba con un presupuesto de 2800 millones de dólares al año, gastando 8 millones de pesos en alquiler con 400 empleados, pero tenía 7000 expedientes sin tramitar».
“Ley Bases”: Posse defendió el RIGI y pidió por la reforma laboral

El Régimen de Incentivos para Grandes

Inversiones (RIGI) «permite inversiones de gran volumen que requieren de seguridad jurídica, que lamentablemente nosotros no hemos mostrado que genere confianza», aseguró Posse.
Entre las criticas al RIGI, algunos senadores de la oposición aseguran que significará el fin de las PYMES porque acentuará las asimetrías con las grandes corporaciones internacionales. Por el contrario, Posse sostuvo que el gobierno las defiende, pero con su política económica y la reforma laboral incorporada en la Ley Bases.
Las Pymes necesitan «una macroeconomía estable, menos impuestos, menos burocracia y sobre todo un esquema laboral que no aplique las multas que los llevaban muchas veces al borde de la quiebra y los ponían en una posición de no contratar personas», aseguró el jefe de Gabinete.

Despidos y obra pública

Uno de los puntos más reiterados fue el cese casi total de la obra pública. «La Secretaría de Obras Públicas de la Nación realizó un análisis pormenorizado de la cartera de obras bajo su órbita. Una gran cantidad se encontraban paralizadas o ralentizadas, con inconvenientes de demoras de pagos y demoras de la actualización de precios de muchos meses, y esto hacía inviable su ejecución», explicó Posse.
El jefe de Gabinete añadió que «se priorizarán las obras con contrato vigente, identificando las urgencias y dando prioridad a seguridad, cárceles, seguridad vial, control de inundaciones y mantenimiento de elementos que hacen a la seguridad, como por ejemplo radares».

Cuando le preguntaron por el estado de las rutas argentinas, Posse reconoció que «el estado de la infraestructura es muy malo» y señaló que «se priorizó la realización de las obras con contrato vigente, priorizando la seguridad vial» y «las obras de mantenimiento».

«Con respecto a los despidos en la administración pública, el criterio es mantener a la gente que trabaja y trabaja bien. Había una enorme cantidad de contratos que vencían al 31 de diciembre y muy poca claridad de qué funciones cumplía esa gente. Esto se está poniendo en orden lo más rápido posible de manera gradual, poniendo el foco en no cometer injusticias», aseguró sin especificar cuáles fueron los criterios.

Presupuesto en universidad y ciencia

«Se acordó con las universidades levantar la emergencia», aseguró Posse y agregó: «Se está afrontando un 70% en marzo y un 70% en mayo. También se estableció un adicional para los hospitales universitarios. Entendemos que la educación pública es un derecho y auditar los gastos es una obligación».

También garantizó que desde el Gobierno «vamos a seguir financiando los programas de ciencia y tecnología, poniendo obviamente prioridades. Al momento lleva ejecutado el 25% del presupuesto asignado». Este ha sido uno de los puntos donde más criticas locales e internacionales ha recibido la administración de Javier Milei. Incluso premios nobeles firmaron una carta advirtiendo que, de seguir el ahogo presupuestario en los distintos programas e instituciones científicas, el desarrollo tecnológico y científico del país corre serie riesgo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Patria no, colonia sí: La embajada de Estados Unidos reclama la denominada “Ley Bases” que definirá el Senado

Abigail Dressel, encargada de Negocios de la embajada estadounidense en Buenos Aires, destacó que las ...