Ultimo Momento

Tras la agresión, Berni dijo que «duele más que un trabajador bonaerense haya sido asesinado»

Al cierre de esta nota, un joven fue detenido como presunto autor del disparo, que asesinó a sangre fría durante la madrugada del lunes, a Daniel Barrientos, colectivero de 65 años. El ministro de Seguridad bonaerense aseguró que el crimen «no fue un hecho habitual» en cuanto a su modus operandi, y consideró «Uno muere de pie y no arrodillado», en la puerta del Hospital Churruca, en donde descartó su renuncia y se solidarizó con la familia del colectivero.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, habló esta tarde tras ser agredido durante una protesta de colectiveros en La Matanza, por el crimen de un chofer de la línea 620, hecho por el cual sufrió una fractura del hueso malar, en la mejilla. «Uno muere de pie y no arrodillado», dijo en la puerta del Hospital Churruca, en donde descartó su renuncia y se solidarizó con la familia del colectivero.

El funcionario aseguró que el crimen «no fue un hecho habitual» en cuanto a su modus operandi, y consideró a la agresión como «un golpe más» que «no hace mella». «Duele más que un bonaerense haya sido asesinado», agregó.

Por otro lado, sostuvo que si bien «la Policía de la Ciudad cumplió con el protocolo» al rescatarlo cuando era agredido por los choferes que realizaban una protesta en General Paz y Alberdi, la fuerza «complicó las cosas».

«Les pedí que no avanzaran porque se estaban resolviendo las cosas y teníamos la situación controlada. Ya habíamos acordado una reunión», dijo sobre la acción de los policías porteños, en la que ocho efectivos también resultaron heridos.

Berni señaló que no va a denunciar a los choferes que lo agredieron: «Estoy bien, un golpe más no hace mella. Duele más que un bonaerense que tengo que cuidar murió que los golpes que recibí», expresó en rueda de prensa.

Por último, indicó que está a la espera de estudios médicos para ver si es necesario ser operado debido a la fractura derivada de la agresión.

D’Onofrio aseguró que seguirán «tendiendo puentes» pese a las agresiones recibidas

Por su parte, el ministro de Transporte bonaerense, Jorge D’Onofrio, aseguró que, junto a su par de Seguridad, Sergio Berni, van a «seguir tendiendo puentes» para dialogar con los compañeros del colectivero asesinado a pesar de las agresiones y apedreadas que recibieron al acercarse este mediodía a la protesta que realizaban por el crimen en la intersección de la General Paz y avenida Juan Manuel de Rosas.

«La gente está muy mal por la muerte del compañero. Vamos a tratar de seguir tendiendo puentes», señaló D’Onofrio, quien estaba junto a Berni en el escenario de la manifestación de los choferes de colectivos que reclamaban justicia por el homicidio de Barrientos en la localidad bonaerense de Virrey del Pino, La Matanza.

En declaraciones a Radio 10, el titular de la cartera de Transporte contó que «Sergio (Berni) quería ponerse a disposición, decir que ya estaba detenido uno de los sospechosos y que la investigación ya estaba encaminada», pero cuando llegó a la concentración de los trabajadores, reconoció, «la situación se fue de las manos».

Además, D’Onofrio reveló que, antes de la llegada de Berni, él ya estaba en el lugar manteniendo conversaciones con los colectiveros, y que, cuando llegó el ministro de Seguridad, él lo fue a buscar «para mantener una reunión en conjunto», pero fue imposible concretarla.

El crimen del colectivero

Daniel Barrientos, el chofer de la línea 620 de colectivos que estaba a punto de jubilarse, fue asesinado esta madrugada de un tiro en el pecho por delincuentes que subieron a robarle a los pasajeros y que, antes de huir, se tirotearon con un efectivo de la Policía de la Ciudad que viajaba a bordo, en la localidad de Virrey del Pino, partido de La Matanza.

En las últimas horas, un joven fue detenido como presunto autor del disparo, mientras secuestraron un auto quemado que se sospecha que fue el utilizado por los asaltantes para escapar y un arma con la que habrían matado al chofer.

A raíz del crimen, los colectiveros de la empresa Nuevo Ideal S.A., que tiene entre sus líneas a las 620, iniciaron un paro de actividades en reclamo de seguridad, al que se plegaron trabajadores de al menos 160 líneas de colectivos, que realizaban cortes en la avenida General Paz, a altura de Lomas del Mirador, y en la ruta 3, en Virrey del Pino, ambos de La Matanza.

Bajo amenazas con armas, los asaltantes intentaron robarles a los pocos pasajeros que se viajaban a esa hora en el transporte, entre ellos a Yamila, una joven que se encontraba junto a su hija de 8 años con discapacidad sentada en el primer asiento.

Tras el disparo a quemarropa al chofer, el oficial dio la voz de alto y se tiroteó con los asaltantes cuando bajaron del colectivo para escapar en un auto de apoyo en el que iba un tercer cómplice.

 

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Con la recesión en punta avanza la depresión económica: en marzo cayó la economía 8,4%, el índice más fuerte en cuatro años

En marzo, el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) registró una caída de 8,4% respecto ...