Ultimo Momento

¿Viva la Libertad Carajo?: el desempleo aumentó a 7,7% y el PBI cayó 5,1% en el primer trimestre de gestión Milei

Así consigue Milei el superávit. La profundización de la recesión fue explicada fundamentalmente por las caídas en la actividad de la industria manufacturera, que sufrió un desplome del 13,7% interanual en su producción entre enero y marzo, transformándose así en la principal incidencia negativa de la variación del PBI, y las caídas del comercio y la construcción. En tanto, la caída de puestos de trabajo aumentó 0,8 puntos porcentuales en el primer trimestre de 2024, al 7,7% en el primer trimestre de 2024 frente al mismo período del año anterior en el primer trimestre del gobierno de Javier Milei, según informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). Se trata del indicador más alto desde la recuperación de la pandemia en el segundo trimestre del 2021, cuando finalmente se salió de los esquemas de cuarentena.

 El Producto Bruto Interno (PBI) de Argentina se desplomó 5,1% en el primer trimestre de 2024, respecto del mismo período de 2023. La profundización de la recesión fue explicada fundamentalmente por las caídas en la industria manufacturera, el comercio y la construcción.

Según los datos históricos de la serie de INDEC, la contracción de la economía doméstica fue la más aguda para un primer trimestre desde 2019, cuando la actividad sufría las consecuencias de las corridas cambiarias que provocaron una fuerte devaluación y sentaron las bases para el acuerdo entre el gobierno de Mauricio Macri y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La inversión privada fue el componente de la demanda del PBI más golpeado, con un desplome del 23,4% en términos interanuales. Por su parte, el consumo, componente de mayor peso en lo que se produce fronteras adentro del país, registró una caída del 6,7%, mientras que el gasto público se redujo 5%.

La performance del comercio exterior compensó parcialmente las bajas, ya que las exportaciones mejoraron 26,4% respecto del año pasado, en buena parte debido a la baja base comparación ya que 2023 estuvo atravesado por una de las peores sequías de la historia, lo cual perjudicó las ventas externas de los principales cultivos del país.

Respecto del trimestre inmediatamente anterior, la economía se contrajo 2,6%, siendo también la inversión la más perjudicada con un retroceso del 12,6%.

¿Cuáles fueron los sectores más castigados en el primer trimestre de 2024?

La industria manufacturera sufrió un desplome del 13,7% interanual en su producción entre enero y marzo, transformándose así en la principal incidencia negativa de la variación del PBI.

Los otros dos sectores que arrastraron a la actividad económica general de manera relevante fueron el comercio y la construcción, con caídas del 8,7% y 19,7%, respectivamente.

Vale remarcar que la crisis en la construcción también fue causante del menor nivel de inversiones en la economía real. De acuerdo con las cifras oficiales de INDEC, la división de «construcciones» dentro de la inversión tuvo un declive del 26,6%.

A los rubros mencionados puede sumársele el de la intermediación financiera, que arrojó una importante baja del 13%, aunque con menor incidencia en el resultado agregado del producto.

En el extremo opuesto, fueron tres los sectores cuya producción aumentó en el primer trimestre: agro (+10,2%), minería y energía (+8%) y pesca (+3,2%).

El dato más dramático: aumenta el desempleo en todo el país

El desempleo aumentó 0,8 puntos porcentuales (p.p.) al 7,7% en el primer trimestre de 2024 frente al mismo período del año anterior en el primer trimestre del gobierno de Javier Milei, según informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). Se trata del indicador más alto desde la recuperación de la pandemia en el segundo trimestre del 2021, cuando finalmente se salió de los esquemas de cuarentena.

Extrapolado a la población total, la cantidad de desocupados llegó a 1.731.000 en el primer trimestre. Así, los nuevos desempleados totalizan unas 180.000 personas más frente al mismo período del año previo, según precisó a Ámbito el economista y director del Centro de Economía Política (CEPA)Hernán Letcher.

En la comparación con el primer trimestre de 2023, la tasa de actividad pasó del 48,3% a 48% (-0,3 p.p.) mientras que la de empleo presentó una baja de 0,7 p.p., al descender de 45% a 44,3%.

La tasa de subocupación se ubicó en el 10,2% de la Población Económicamente Activa (PEA), mientras que otros ocupados demandantes y no demandantes disponibles alcanzaron, en conjunto, el 11,7% de la PEA. Consecuentemente, la presión sobre el mercado laboral, conformada por el universo de desocupados, subocupados, ocupados demandantes y ocupados no demandantes disponibles, alcanzó el 29,5% de la PEA, un alza de 2,6% p.p. frente al mismo período del 2023, cuando este indicador se ubicó en 26,9%.

Mayor desempleo en mujeres

Además, la tasa de empleo en mujeres de 14 a 29 años se ubicó en 34% frente al 36,5% (-2,5 p.p.) del año previo, mientras que para los varones del mismo grupo de edad esta tasa alcanzó 45,2% frente al 47,4% (2,1 p.p.).

En tanto, la tasa de desocupación relativa de mujeres de 30 a 64 años mostró un alza de 2 p.p., al pasar de 22,9% a 24,9%. Por su parte, esta tasa en los varones de esa misma edad registró un aumento de solo 1,3 p.p., (23,1% vs. 24,4%).

Regiones con mayor desocupación

Entre las regiones, las que mostraron la mayor nivel de desocupación fueron Gran Buenos Aires y Pampeana, con 9% y 6,8%, respectivamente. Al mismo tiempo, se destaca que la región con menor tasa fue Cuyo (4,5%).

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Esperpento

Por Maximiliano Borches. Es probable, aunque contrafáctico desde ya, que ni el propio Ramón del ...