Ultimo Momento

Quilmes, Morón y Tres de Febrero, entre los 30 municipios que el peronismo puede recuperar

La contundencia de la victoria electoral del peronismo unido, junto a aliados, en el Frente de Todos tanto a nivel nacional como bonaerense, reconfiguró el escenario político argentino, y virtualmente ubicó a Alberto Fernández como presidente electo.  En la Provincia, donde la fórmula Axel Kicillof-Verónica Magario se alzó con más del 52% de los votos, el peronismo cuenta con grandes chances de recuperar 30 municipios.

Luego de que la realidad se impusiera a los trucos de marketing político, y el gigantesco blindaje mediático del que gozaron los gobiernos nacional y bonaerense en estos casi cuatro años de gestión de la alianza Cambiemos, la realidad se impuso con la contundencia de la verdad, y el Frente de Todos se impuso de manera categórica en 22 de los 24 distritos del país, obteniendo una ventaja de 15 puntos porcentuales a nivel nacional, y 17 a nivel provincial.

En este contexto, desde el Frente de Todos se entusiasman con recuperar más de 30 municipios, sumando aquellos distritos del conurbano y el interior bonaerense en donde consiguió más votos que Juntos por el Cambio, junto a otras localidades en las que quedaron debajo del oficialismo pero por poca diferencia de votos.

Los municipios con mayores chances para el peronismo unido en el Frente de Todos, son: Quilmes, donde la totalidad de los votos obtenidos por el Frente de Todos sumaron el 51,68%, frente al 30,77% obtenido por el actual jefe comunal, Martiniano Molina, de Cambiemos, ubicando a la actual diputada Mayra Mendoza con altas chances de convertirse en la primera mujer en conducir los destinos de ese municipio.

En Morón, distrito gobernador por Ramiro Tagliaferro, el Frente de Todos también fue a internas en la categoría a intendente. En la competencia de dos candidatos que terminó ganando el ex intendente Lucas Ghi, el partido de Alberto Fernández consiguió el 43,8% de los votos, mientras que el ex marido de la ampliamente derrotada gobernadora macrista, María Eugenia Vidal, consiguió el 36,1%.

En Tres de Febrero, el peronismo compitió con cinco candidatos a intendente. En la suma, retuvo el 46,3% de los sufragios, lo que augura una derrota de Diego Valenzuela en octubre. El jefe comunal de Juntos por el Cambio sacó el 34,5%.

Pilar es el único distrito de la primera sección electoral que el Frente de Todos podría recuperar, ya que las otras tres ciudades gobernadas por el oficialismo nacional en esta sección ganaron y quedaron lejos del Frente de Todos, por lo que sus alcaldes obtendrían la reelección en octubre (San Isidro,Vicente López y San Miguel). En Pilar, el jefe distrital, Nicolás Ducoté sacó el 33,3% de los sufragios frente al 46,1% de Federico De Achaval.

En La Plata, el Frente de Todos compitió con cinco listas y se impuso con el 45,2% de los votos sobre el 35,34% que alcanzó Julio Garro de  Juntos por el Cambio. El día después de la elección llegó la foto de unidad de todos los postulantes para apoyar a Florencia Saintout, la ganadora de la interna. En el Frente de Todos admiten que la retención de votos que consiguieron por la interna en este distrito es más difícil que en otras localidades ya que la postulante de la oposición apenas obtuvo el 31% de la totalidad de los votos de la interna. A pesar de que en 2015, el interior de la provincia se pintó de amarillo, en esta zona también el Frente De Todos se entusiasma con dar algunas sorpresas.

Lanús fue uno de los distritos en los que la propia oposición quedó sorprendida. El actual jefe distrital, Néstor Grindetti tenía buena imagen local, pero Mauricio Macri y Miguel Pichetto apenas alcanzaron el 28% de los votos en esta localidad. Grindetti consiguió más votos de manera individual (34,5%) pero quedó debajo de la totalidad de los sufragios obtenidos por la oposición. Allí el peronismo obtuvo el 47,9% en una interna que ganó Edgardo Depetri y que tuvo otros tres competidores. Al igual que en Quilmes, la tarea del dirigente del Frente Transversal en estos dos meses y medio será la de conservar los votos de los otros postulantes.

En Berisso el actual intendente radical Jorge Nedela sacó apenas el 23% contra el 60,9% que obtuvo el Frente de Todos en una interna que ganó Fabián Cagliardi. La capital de la provincia también entró en la lista del peronismo de municipios «recuperables».

Junín es uno de estos distritos en el que el Frente de Todos alcanzó el 48,6% en una interna que ganó el ex intendente Mario Meoni. Allí el actual jefe comunal de Juntos por El Cambio sacó el 37,6%. Entre otras de las ciudades del interior que gobierna Juntos por El Cambio y sacó más votos en Frente de Todos están Luján, Brandsen, General Rodríguez, Carlos Tejedor, General Viamonte, Baradero, Bragado, Chacabuco, Florentino Ameghino, Las Flores, Leandro N. Alem, Lobos, Mar Chiquita, Nueve de Julio, Carmen de Patagones, Rivadavia, San Pedro, San Vicente, Suipacha, Trenque Lauquen y Tres Lomas.

Otros municipios donde el peronismo unido en el Frente de Todos, cuenta con altas chacnes de ganar, son: Olavarría, en donde el intendente, Ezequiel Galli, alcanzó el 36,3% de los sufragios; mientras que el postulante del Frente de Todos, Federico Aguilera, sacó un 32,6%. Otro caso es Bahía Blanca, el intendente Héctor Gay cosechó un 39,5% y el postulante del Frente de Todos, Federico Susbielles, un 37%. También apuestan a Pinamar, en donde se impuso el actual intendente, Martín Yeza con el 39,1% sobre la interna del Frente de Todos que tuvo cinco candidatos y sumaron un total de 36,8%.

 

 

 

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Video: A 75 años de la liberación de París, por primera vez brindan homenaje a combatientes republicanos 

«¡París indignado, París destrozado, París martirizado, pero París liberado! Liberado por sí mismo, liberado por ...