Ultimo Momento

Con una desmedida presencia de fuerzas federales y relativa presencia de militantes de izquierda, finalizó la movilización con dos detenidos

Con una desmedida presencia de efectivos de la Policía Federal y Gendarmería Nacional (Fuerzas Federales) y de la Policía de la Ciudad, que siguieron al pie de la letra el show de “seguridad” armado por la polifacética ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, Las columnas del Polo Obrero, MST, Coordinadora Sindical Clasista, PTS, y otras organizaciones realizaron con relativa presencia, la movilización a Plaza de Mayo contra el ajuste del Gobierno y en memoria de los 38 argentinos asesinados aquel 20 de diciembre de 2001, durante el estallido que puso fin al gobierno de Fernando de la Rúa. Al cierre de esta nota, dos militantes trotskistas se encuentran detenidos tras forcejear con efectivos policiales. El presidente Javier Milei y su hermana Karina Milei, siguieron el operativo policial desde el Departamento Central de la Policía Federal Argentina, junto a las ministras de Seguridad, y la de Capital Humano, Sandra Pettovello

Dos personas fueron detenidas este martes en el marco de la protesta que realizaron el Polo Obrero (PO) y organizaciones sociales contra el ajuste dispuesto por el Gobierno nacional, informaron fuentes policiales.

«Ambos detenidos por agredir al personal policial», explicaron los voceros.

En ese sentido, las fuentes detallaron que los dos detenidos son mayores de edad y que fueron arrestados «uno en diagonal Norte y otro en diagonal Sur», donde los manifestantes se reunieron antes de arribar cerca de las 16 a Plaza de Mayo.

«El detenido de Diagonal Norte y Maipú hirió con arma blanca en el brazo a un Policía de la Ciudad. El de Diagonal Sur detenido por disturbios y agresión», agregaron sobre el motivo de las detenciones.

Más tarde, las mismas fuentes detallaron que el efectivo lesionado es el oficial Cristofer Ibarrola, quien recibió un «corte superficial en mentón» y agregaron información de los arrestados.

El detenido en Diagonal Sur fue identificado como Héctor Adolfo Ganzo, de 63 años, perteneciente a «la agrupación Polo Obrero», a quien «se le labraron actuaciones por desobediencia, artículo 239» y que fue trasladado al Instituto Superior de Seguridad Pública (ISSP).

Mientras que el manifestante detenido en Diagonal Norte y Maipú fue identificado como Ulises Nicolás Fernández, de 25 años, y fue arrestado por «atentado, resistencia a la autoridad y lesiones».

En tanto, el fiscal a cargo es Santiago Almeida, reportaron las fuentes.

Estos hechos se dieron tras corridas y enfrentamientos entre manifestantes y policías que se registraron esta tarde en el microcentro porteño durante la movilización de sectores de izquierda y organizaciones sociales «contra el ajuste económico» del gobierno de Javier Milei.

Los incidentes fueron en Diagonal Norte, mientras los manifestantes avanzaban hacia la Plaza de Mayo, a la vez que en en la avenida Belgrano, a la altura de Piedras, la Policía de la Ciudad arrojó gas pimienta a manifestantes.

Estas detenciones se enmarcaron en la implementación del «protocolo para el mantenimiento del orden público» anunciado la semana pasada por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, con el que las fuerzas de seguridad impiden que manifestantes ocupen la vía pública durante una movilización.

LEGISLADORES DE UXP CUESTIONARON EL PROTOCOLO DEL GOBIERNO ANTE LA MARCHA PIQUETERA

Los diputados nacionales de Unión por la Patria (UxP) Eduardo ValdésLeandro Santoro y Paula Pennaca volvieron a cuestionar este miércoles el protocolo del Ministerio de Seguridad nacional contra el corte de calles ante la marcha de organizaciones sociales y piqueteras y señalaron que esas medidas son «inconstitucionales».

Valdés manifestó que «quienes se manifiestan en las calles en honor a las 39 víctimas fatales de las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001, durante un gobierno cuyo gabinete integraba la actual ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, tiene todo el derecho a hacerlo«.

«Repudiamos esta ostentación de la fuerza represiva para amedrentar a los manifestantes», agregó en un tuit de la red social X.

El legislador de UxP dijo que «a los argentinos y argentinas nos costó mucho recuperar la paz social después de aquel 2001, contexto que hoy parece estar en peligro, después de una semana donde nos enredamos en un clima cada día más hostil».

Por su parte, Pennaca dijo que «el protocolo antipiquetes de Patricia Bullrich es un instrumento inconstitucional porque desconoce el derecho a la protesta contemplado en el artículo 14 de la Constitución Nacional y los tratados internacionales de DDHH con jerarquía constitucional».

Santoro sostuvo que «dijimos en campaña que la intensidad de los piquetes en CABA complican la convivencia. Pero las democracias liberales regulan excesos y protegen la propiedad SIN limitar el derecho a la protesta ni restringir libertades individuales. Sobreactuar el punitivismo empeora todo».

La marcha

Las columnas del Polo Obrero, MST, Coordinadora Sindical Clasista, PTS, y otras organizaciones como el Bloque Piquetero Nacional, líneas internas de Unión Ferroviaria, Sutna (Neumático), Sipreba, ATE Capital y Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de PBA (Cicop) ingresaron pacíficamente a la Plaza de Mayo por Diagonal Sur tocando bombos y cantando «unidad de los trabajadores, y al que no le gusta se jode, se jode».

Gendarmería Nacional y la Policía Federal realizaban un cordón sobre Hipólito Yrigoyen, al costado de la Plaza de Mayo, con presencia también de efectivos policiales en moto armados con escopetas a la vista.

Todo el operativo de seguridad fue supervisado durante alrededor de una hora por el presidente Javier Milei desde el Departamento Central de Policía, donde también estuvieron presentes la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y su par de Capital Humano, Sandra Petovello.

Las dos columnas principales de la marcha se desplegaron desde Diagonal Sur y avenida Belgrano y desde Florida y Diagonal Norte para confluir en Plaza de Mayo, según lo dispuesto por el Ministerio de Seguridad de la Ciudad e informado por los organizadores de la movilización.

«Lo que se está jugando es el derecho a defender nuestros derechos, eso es el derecho a la protesta. Lo que ya se anunció y lo que va a anunciar el Presidente esta noche son medidas altamente impopulares que atacan directamente el bolsillo de la clase trabajadora», dijo la diputada de izquierda Myriam Bregman a Télam durante la movilización.

Pese a que los cordones de efectivos policiales intentaron que los manifestantes se dirigieran por las veredas, tras los incidentes la gente finalmente ganó la calle.

En Diagonal Sur (Julio A. Roca) y Chacabuco la Gendarmería y la Federal intentaron cortar la columna que siguió avanzando hacia Plaza de Mayo.

Previamente la Policía de la Ciudad y la Federal hicieron un cordón entre manifestantes y la prensa, donde se produjeron los empujones y los forcejeos.

El secretario de Seguridad y Jefe de la Policía de la Ciudad, Diego Kravetz, acudió al corte en Belgrano y Piedras, donde se lo vio efectuando llamados e impartiendo órdenes y dijo a esta agencia: «Está desordenado, ahora vamos a ordenar todo, en breve». También dialogó con algunos referentes de las organizaciones.

«Vamos a ir a la Plaza de Mayo aunque el Gobierno no quiera» dijo el dirigente del Polo Obrero (PO) Eduardo Belliboni a Télam, mientras trataba de organizar la marcha.

La columna que se dirigía por Diagonal Norte se encontraba encabezada por dirigentes de Izquierda como Bregman, Celeste Fierro, Cristian Castillo, Alejandro Vilca, Patricio del Corro, Vilma Ripoll, Carlos Maradona, Nahuel Orellana, Vanina Biasi, Gabriel Solano, Néstor Pitrola y Juan Carlos Giordano.

«El Gobierno de (Javier) Milei intenta censurar el derecho a la libertad de expresión con un protocolo que no permite manifestarnos. La voluntad del pueblo es mucho más importante que el temor que intentan generar con la represión», dijo el secretario general de ATE Capital, Daniel Catalano, al llegar a Plaza de Mayo.

El dirigente social Nacho Levy, presente como veedor de los derechos humanos durante la movilización, expresó: «Una movilización recontra pacífica, avanzan con los escudos al pedo. Está Diego Kravetz ahí parado, esto podría ser en paz».

Los primeros manifestantes que comenzaron a congregarse pasadas las 14.30 en las inmediaciones de los dos puntos de encuentro pactados recibieron las primeras advertencias de parte de los efectivos policiales de subir a las veredas y despejar las calles.

Asimismo, desde temprano se desarrollaban operativos de seguridad en los principales accesos a la ciudad de Buenos Aires y cabeceras de las distintas líneas de tren.

«Vamos a garantizar que hoy marchemos a Plaza de Mayo y vamos a movilizar por las calles que es por donde se moviliza la gente en todas las protestas del mundo ¿Dónde vamos a meter 50 mil personas, si no?», reafirmó Belliboni, al llegar a la estación Constitución junto a otros referentes y legisladores.

El diputado nacional de izquierda Nicolás del Caño dijo: «Vamos a manifestarnos porque no estamos en estado de sitio, este protocolo es inconstitucional, contrario al derecho a la protesta, un derecho elemental y fundante porque permite conquistar otros tantos derechos para trabajadores, la juventud y las mujeres además de visibilizar cuando un derecho no se está cumpliendo».

El diputado porteño de izquierda Gabriel Solano pidió que «la policía deje que se haga esta movilización que va a ser pacífica, esto no es una guerra», al tiempo que remarcó la fuerte presencia policial vista en los distintos accesos de la ciudad de Buenos Aires y estaciones de trenes y denunció que «efectivos de la policía filmaban dentro de colectivos a los pasajeros».

«Hemos hecho un gesto importante de ir a las diagonales para estar cerca de la Plaza de Mayo y garantizar que el acto se realice para leer un documento acordado con más de 100 organizaciones», destacó.

Los organizadores de la movilización informaron que «con el fin de asegurar tanto la realización del acto en Plaza de Mayo y sortear las provocaciones que ha montado el Gobierno nacional y su ministra Patricia Bullrich» decidieron suspender «la salida de Congreso y que la movilización salga de dos puntos a las 16: la cabecera central, de Diagonal Sur y avenida Belgrano, y la otra cabecera, de Florida y Diagonal Norte».

En un principio las columnas iban a partir desde el Congreso y el Obelisco, pero hubo cambios de último momento para garantizar que se permita llevar adelante la marcha, llegar a la Plaza de Mayo y evitar la confrontación con las fuerzas de seguridad.

La puesta en vigencia del protocolo antipiquete establecido a través de la Resolución 943/2023 publicada el pasado 15 de diciembre en el Boletín Oficial fue ratificada este miércoles por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien, a través de la red social X (antes Twitter) celebró una decisión judicial que en las últimas horas rechazó un hábeas corpus colectivo que había sido presentado por el Servicio de Paz y Justicia, cuyo referente es el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, junto a otras organizaciones.

Fuente: Télam.

Ver:

Argentina “1984”: con intimidación y persecución, Milei despliega un estado policial en estaciones de trenes para desalentar la movilización social

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

El aumento a los jubilados no llegará al 30% en marzo, siguen perdiendo 40% frente a la inflación y por ahora no hay anuncio de bono

La mínima pasará a ser de 134.446 pesos. Por ahora no hubo anuncio de un ...