Ultimo Momento

El ajuste del “Embajador de la Luz” no cierra sin represión: al hambre le responden con palos

En el marco de una creciente conflictividad social, que comienza a encender alarmas en el Gobierno nacional, por orden conjunta de los gobiernos nacional y porteño, las policías Federal y de la Ciudad, reprimieron salvajemente a manifestantes de organizaciones sociales que reclamaban por mayores partidas para los comedores comunitarios. La caería policial  terminó con nueve detenidos y un centenar de heridos, entre ellos fotógrafos y periodistas. Desde Miami, antes de recibir el curioso reconocimiento por parte la comunidad ortodoxa judía “Jabad Lubavith” de “Embajador de la Luz”, el presidente Javier Milei, celebró la represión.

Crédito de la foto de portada: La Garganta Poderosa (@gargantapodero)

Las organizaciones denunciaron que la movilización en reclamo de mayores raciones para la asistencia alimentaria en los barrios terminó con una represión que calificaron como “brutal”. El saldo fue de nueve detenidos (dos de ellos militantes del Polo Obrero, otros dos del “MTR 12 de Abril” y el resto del Darío Santillán, la CCC, “Votamos Luchar”, la CTA y el Bloque de Trabajadores Migrantes) que al menos hasta la noche del miércoles permanecían en la Alcaldía 4 de la Policía de la Ciudad. Desde la puerta de la comisaría realizaron más tarde una conferencia de prensa, en la que denunciaron más de cien heridos por los palos. Uno de ellos terminó en el hospital, “desfigurado a palazos”, revelaron.

Esta fue la respuesta del Gobierno nacional al pedido de mayores raciones de comida para comedores populares, ninguneados por la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, en momentos donde el hambre y –nuevamente- la desocupación, aceleran la pauperización social y el crecimiento de la protesta social, que puede derivar en situaciones aún peores de enfrentamiento.

En este marco, y durante el operativo, el periodista Diego Ricciardi, de Crónica TV, recibió un balazo de goma en la cara. La cronista del mismo medio Camila Barral relató que a los manifestantes «los habían detenido, y aún en el piso les seguían pegando». Además, Barral señaló que los balazos iban directo a la cara de los periodistas, y expresó que tras el operativo policial, los efectivos sacaron a los manifestantes de la calle y limpiaron la zona «como si nada hubiese pasado, como si no hubieran disparado».

«Nuestros compañeros periodistas sufrieron postazos de goma, gases lacrimógenos, piedrazos, también como respuesta de los manifestantes», contó la periodista.

Desde el Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad confirmaron que los detenidos son 10. Se encuentran en la alcaldía número 4 y que uno de ellos tuvo que ser trasladado al Hospital Ramos Mejía por los golpes recibidos durante el accionar policial.

El organismo manifestó su preocupación y repudió «el accionar desproporcionado por parte de la Policía de la Ciudad, durante la manifestación de esta mañana en la Avenida 9 de Julio».

«La represión policial contra las y los manifestantes finalizó con detenciones arbitrarias e incluso uno de ellos tuvo que ser trasladado a un hospital debido a los golpes que recibió. En un Estado democrático se debe garantizar el ejercicio pacífico del derecho a la protesta», sostuvo el Ministerio Público porteño en su comunicado.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Recesión y desocupación: seis automotrices paran la producción toda la semana por caída de demanda y falta de insumos y la UIA confirma desplome de la industria

La actividad fabril retrocedió 14,2% en abril, según la UIA. En tanto, la fabricación de ...