Ultimo Momento

El dato que más duele: la pobreza superó el 40% en el primer semestre de 2023

El INDEC informó que la cifra de la primera mitad del año fue 40,1%, lo que marcó un incremento de 3,6 puntos porcentuales (p.p.) frente al 36,5% del mismo período del año pasado. En tanto, el índice de indigencia se aceleró al 9,3% entre enero y junio de 2023 y afecta a 4,3 millones de personas.

La incidencia de la pobreza en 31 aglomerados urbanos en el primer semestre de 2023 se aceleró al 40,1% según informó esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) Esto implicó un incremento de 3,6 puntos porcentuales (p.p.), desde el 36,5% que marcó el índice en el mismo período de 2022.

Al extrapolar la población, la pobreza afectó a 19,1 millones de personas, lo que equivale a 4,8 millones de hogares, según informó la consultora LCG.

Por otro lado, el índice de indigencia, que se refiere a la proporción de personas pobres cuyos ingresos no les permiten adquirir la cantidad mínima necesaria de alimentos para subsistir, se situó en el 9,3% entre enero y junio de este año. De esta manera, el dato marcó una suba de 0,5 p.p, comparado con el 8,8% del mismo período en 2022, y 1,2 p.p. respecto del segundo semestre de 2022, cuando el índice se ubicó en 8,1%.

A su vez, al extrapolar la población, la indigencia afectó a 3,8 millones de personas (1,1 millón de hogares), según LCG.

«El dato de pobreza indigencia es gravísimo, son datos comparables al primer semestre de 2021″, apuntó en diálogo con Ámbito el economista y director de C&T Asesores Económicos, Camilo Tiscornia. En ese momento, el país estaba saliendo de una pandemia y la cantidad de personas bajo la línea de la pobreza era de 40,6%, apenas 0,5 p.p. por debajo del índice que abarca el período entre enero y junio 2023. En tanto, la indigencia también es equiparable a ese momento, donde se ubicaba en el 10,7%, un 1,4 p.p. por encima del actual.

«Los números de pobreza e indigencia que difundió hoy el INDEC muestran un incremento en términos interanuales con respecto a lo que fue el primer semestre de 2022 y a su vez, consolidan una pauta de pobreza del orden del 35-40% en los últimos 4 años«, resaltó Santiago Poy, investigador del CONICET y del Observatorio de la Deuda Social la Universidad Católica Argentina (UCA).

Pese al aumento, la tasa de pobreza no incluye el impacto del pico inflacionario de agosto, ni la devaluación del 20% del peso avalada por el Ministerio de Economía.

Asimismo, Poy señaló que el dato se conoce en un contexto de una fuerte inflación que escaló en el último año un 124,4%. «Buena parte de los ingresos de las familias no logran compensar ese ritmo de aumento. De esta manera, resulta difícil que baje la pobreza«, aseguró.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Se fracturó el PRO en la legislatura bonaerense: aliados de Bullrich armaron el bloque “PRO-Libertad”

Como respuesta a la decisión de los seguidores de Mauricio MAcri al interior del PRO, ...