Ultimo Momento

“La Libertad Avanza” sigue acomodando a los suyos en el Estado con salarios millonarios, esta vez en Cancillería

Tras conocerse en los últimos días los salariazos autoadjudicados por la hermana en jefe del presdiente Javier Milei, y Secretaria General de la Presidencia, Karina Milei, el vocero presidencial Manuel Adorni, el secretario de Medios, Eduardo Serenellini y el secretario Legal y Técnico, Javier Herrera Bravo, sumado a la venia de la vicepresidenta, Victoria Villarruel para que senadores se aumentasen casi 200% su salario, ahora se sumó la canciller Diana Mondino a la fiesta de ascensos y sueldos millonarios que paga el Estado nacional. A continuación te contamos de quienes se trata.

En medio del –que a todas luces- se viene gestando como el mayor ajuste desde que se recuperó para siempre la democracia, en la Casa Rosada, «la casta» está de fiesta. Javier Milei sigue premiando a sus funcionarios más cercanos. A pesar del sonado mantra «No hay plata», en los últimos días el Gobierno inauguró un festival de ascensos. Ayer, le dio rango y jerarquía de ministros al secretario de Prensa, Eduardo Serenellini; a la secretaria General de la presidencia, Karina Milei; y al secretario Legal y Técnico, Javier Herrera Bravo. Se sumaron, así, a la designación del vocero Manuel Adorni como Secretario de Estado. En la práctica, los funcionarios mantienen sus mismas responsabilidades. Lo único que cambia son los aumentos salariales encubiertos que reciben, pero les da pudor admitir. El directorio de YPF, del que forma parte el Jefe de Gabinete Nicolas Posse, también avanza en un salariazo para sus integrantes.

En este sentido, la canciller Diana Mondino no quiso quedarse afuera de la repartija de cargos con salarios millonarios en pesos, y luego de retirar los pliegos de candidatos del gobierno anterior, a principios de la gestión de Milei, Mondino nombró una junta calificadora que fijó prioridades y definió a esos cien candidatos. Entre los miembros de esa junta se destacan el actual embajador en Uruguay, Martín García Moritán, y Marcelo Cima, secretario de Relaciones Económicas Internacionales.

Como era de esperar, fueron propuestos a la categoría de embajador plenipotenciario diplomáticos de carrera y a la vez colaboradores directos de la canciller, como Leopoldo Sahores (actual vicecanciller) y Claudio Gutiérrez, quien en su carácter de director general de Recursos Humanos de la Cancillería fue el encargado de firmar todos los listados. También son promovidos Federico Barttfeld (actual jefe de gabinete y virtual mano derecha de Mondino), y Mariano Vergara, subsecretario de Asuntos Latinoamericanos.

Además, se distinguen en esa lista Roberto Bosch (actual embajador en España) y Conrado Solari Yrigoyen (hasta esta semana, embajador en Dinamarca). Marcia Levaggi, actual subsecretaria de Política Exterior, también fue elegida para ser ascendida, en su caso a ministro categoría “B”, al igual que Cynthia Hotton, exdiputada nacional y fundadora del partido Más Valores.

Muchos de los que figuraban en esos listados anteriores que fueron retirados por Mondino quedaron afuera de estas propuestas. Algunos con responsabilidades actuales, como el actual embajador en Alemania, Fernando Brun (en su momento cercano al secretario de Asuntos Estratégicos de Alberto Fernández, Gustavo Béliz) y el ya exembajador ante la UE Atilio Berardi, nombrado como nuevo embajador en Argelia. Tampoco ascenderán a través de estos listados María Paula Mac Loughling (jefa de gabinete de Cecilia Todesca en su paso por la secretaría de Relaciones Económicas Internacionales), y Carlos Mazzias, jefe de gabinete del exvicecanciller de Santiago Cafiero, Pablo Tettamanti, sindicado como cabeza del “ala rusa” de la cancillería durante el gobierno de Alberto Fernández.

“Es como ocurre en todos los gobiernos. Se promueve a los amigos, y los que quedan afuera protestan. La carrera diplomática se ha politizado demasiado”, reconoció un diplomático cercano a la actual Cancillería. Del recorte no se salvó tampoco Pablo De Angelis, encargado de Negocios y número dos de la embajada argentina en Brasilia durante la gestión de Daniel Scioli al frente de esa sede diplomática.

Para reforzar la idea de una “vendetta” contra todo lo que huela a la cancillería anterior, en el peronismo recuerdan también otros “castigos” a diplomáticos vinculados con el gobierno anterior.

Además del sufrido por Beraldi, que llevaba pocos meses en la UE cuando fue trasladado, otros de los casos salientes es el de Gustavo Martínez Pandiani, referente del exministro y candidato de Unión por la Patria Sergio Massa en política exterior (incluso participó de varios debates preelectorales en los que también estuvo la hoy canciller Mondino). Pandiani fue designado embajador en Trinidad y Tobago luego de algunos meses a cargo de la embajada argentina en Suiza.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Recesión y desocupación: seis automotrices paran la producción toda la semana por caída de demanda y falta de insumos y la UIA confirma desplome de la industria

La actividad fabril retrocedió 14,2% en abril, según la UIA. En tanto, la fabricación de ...