Ultimo Momento

La pobreza llegó al 55% en el primer trimestre de 2024 y la indigencia se disparó al 18% de la población según la UCA

Se trataría del nivel más alto desde 2002. En el último trimestre de 2023, cuando Alberto Fernández dejó el Gobierno, el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (ODSA-UCA), publicó que los índices de pobreza se encontraba en el  44,7% y de 14,2 la indigencia.

El índice de pobreza llegó al 55% y la indigencia al 18% de la población durante el primer trimestre de 2024, de acuerdo con estimaciones del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (ODSA-UCA)

Según afirmó Agustín Salvia, , director del ODSA-UCA, el nivel de pobreza alcanzado «habría llegado a su techo y habríamos pasado lo peor, a partir de una recuperación parcial de los ingresos».

«Así, no habríamos llegado a los niveles más graves, que son los que se alcanzaron en 2002, cuando la pobreza trepó a más del 60%», resaltó Salvia, en declaraciones a radio Rivadavia.

«La indigencia subió por arriba del 18% en el primer trimestre, casi el doble que hace un año. Es el resultado de la inflación y el deterioro de los empleos informales», enfatizó, Salvia.

Y añadió «esto se relaciona con que el 50% del empleo es informal, algo que se fue acumulando durante 20 años de la mano de un régimen que no impulsó inversiones y empleo genuino».

Pobreza estructural

En este marco, Salvia advirtió que «desde hace mucho tiempo, en la Argentina hay un segmento de pobreza crónica, estructural, que no se mide por ingresos sino por educación, salud, vivienda, servicios urbanos».

«Aunque baje la inflación vamos a seguir con pobreza crónica porque buena parte de los empleos son de muy baja calidad.

Ver:

MUY GRAVE: la pobreza trepó al 49% en el último semestre, según informe de la Universidad Torcuato Di Tella

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Esperpento

Por Maximiliano Borches. Es probable, aunque contrafáctico desde ya, que ni el propio Ramón del ...