Ultimo Momento

Walter Correa: por primera vez un trabajador industrial asumió como Ministro de Trabajo bonaerense

“El Ministerio va a contar con un perfil territorial y un despliegue que le permita escuchar, asistir y articular al sector cooperativo y a las pequeñas y medianas empresas”, afirmó el flamante ministro de Trabajo bonaerense, Walter Correa, tras la jura en su cargo que le tomó el gobernador Axel Kicillof.

En un hecho histórico para la historia reciente del sindicalismo, y de la cartera laboral bonaerense, el referente sindical de los trabajadores del cuero, de la Corriente Federal de Trabajadores-CGT, de la CGT-Regional-Oeste y exdiputado nacional, Walter Correa, asumió como ministro de Trabajo en la Provincia.

Ante un céntrico Teatro Metro platense, repleto de trabajadores de más de 80 sindicatos y de las tres centrales obreras: CGT y las dos CTA, como así también con la presencia de decenas de intendentes, ministros, legisladores y otros funcionarios provinciales, se llevó a cabo el acto de jura.

Discursos completos de Walter Correa y Axel Kicillof:

WALTER CORREA

“Bueno, desde ya agradecerle a todos y todas de que pueden estar aquí, de quienes nos acompañan. Quiero agregar algunas cuestiones, agradecer a mi familia, a mi mamá que hoy está acá, mi vieja, a Roxana que es mi compañera, mis hermanos. Mi mamá siempre nos enseñó la cultura del trabajo. A mi papá que hoy no está pero que nos enseñó lo importante y lo significativo que es el peronismo. Agradecer a Néstor porque lo que mi viejo me enseñó, Néstor lo hizo realidad para toda una clase trabajadora de compañeros y compañeras.

Hoy están aquí varios compañeros y compañeras del ámbito sindical, que están en lugares legislativos, ejecutivos. Eso también se los quiero agradecer porque en el año 2017, el compañero Hugo Yasky, mi compañera de destino Vanesa Siley y quien les habla, Cristina Fernández de Kirchner nos dio una mano para que nos insertamos en la lista de los trabajadores y los trabajadores.

Al sector industrial les agradezco la participación de los sectores de las cooperativas, el ministerio va a ser el ensamble de la pequeña y de la mediana empresa, que no solamente hay que asistirlos, sino que hay que ayudarlos, comprenderlos e involucrarlos.

Después con respecto a las grandes compañías que la Provincia de Buenos Aires tiene muchos lugares para invertir, miles y miles de parques industriales, que tengan presente que la productividad de los trabajadores y de las trabajadoras de la Provincia de Buenos Aires es inmejorable con respecto al territorio nacional. Muchas empresas se estandarizan con los niveles de productividad que tienen nuestros técnicos, nuestros profesionales, con los trabajadores y las trabajadoras.

Con el movimiento obrero, agradecerle enormemente, a los compañeros de todas las centrales que está aquí. Agradecerles y decir que este ministerio va a tener un perfil sumamente territorial, que como decía Juan Domingo Perón: “Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada”. Compañeros y compañeras.

Agradecer por último a mi compañero Gobernador, que por primera vez en la historia y con mucha responsabilidad hay un trabajador del movimiento obrero organizado que viene a hacerse cargo de la cartera laboral. Eso para nosotros es histórico. Destacar esta cuestión.

Si me permitís compañero Axel, hoy me puse está escarapela que para muchos de nosotros y nosotras significa la integración, la producción, la diversidad. También tiene un poquito de  la estrella federal de ese federalismos que todos los bonaerenses queremos ejercitar fuertemente con esa importa de épica y de identidad. Eso es lo que yo noté de nuestro compañero Axel Kicillof.

Cuando hablamos de esto, no podemos desconocer la Batalla de la Vuelta de Obligado, Juan Manuel de Rosas, nosotros entendemos que nuestra provincia, la Provincia de Buenos Aires es el motor de la patria.

Muchas gracias compañeros, compañeras, empresarios, empresarias. Muchas gracias”.


AXEL KICILLOF

“Muchas gracias, buenos días compañeros, compañeras. Hoy está pasando algo importante en la Provincia, en la historia de la provincia, eso lo podemos atestiguarlo nosotros porque le damos una significación especial al nombramiento de Walter, pero no hace falta que lo digamos, que lo formulemos porque esta audiencia, este público que vino a saludar al nuevo ministro, que vino a despedir a Mara Ruiz Malec, nuestra anterior ministra. Esta audiencia multitudinaria y variada, ya de por sí muestra la importancia de lo que estamos haciendo.

Quiero agradecer, obviamente acompaña nuestra vicegobernadora, los miembros del gabinete, los legisladores y  legisladoras provinciales, acompañan intendentes, intendentas, legisladores y legisladoras provinciales. Pero fuera de eso, hoy tenemos la presencia de todas las centrales obreras de la Argentina. La CTA, la CGT, la corriente, todas las centrales obreras, pero también representantes de las centrales empresarias, trabajadores organizados en cooperativas. Creo que eso marca un poco la impronta que le vamos a dar a esta etapa del ministerio.

Comienzo simplemente dedicándole un ratito y hay mucho para decir de lo que fue nuestra primera ministra de trabajo. Creo que también fue histórico que sea una compañera, una mujer ministra de Trabajo, trabajadora, Mara Ruiz Malec.

Cortito, dos cuestiones quiero decir. Primero, lo que se hizo. Programas durante la pandemia, un momento muy difícil para los trabajadores y las trabajadoras. Obviamente hubo asistencia nacional, nos pasa con todo. El presupuesto, la envergadura de la Provincia de Buenos Aires hace que los programas nacionales sean centrales pero que no alcanzan del todo. No alcanza del todo en magnitud y alcance. Vino Mara al inicio de la pandemia y me dijo urgentemente “hay que armar un programa para asistir a los trabajadores y trabajadoras que no reciben esa ayuda nacional”. Así que la provincia trabajando con la Nación y con los municipios fue sostén de los trabajadores.

Así que esto obviamente, todo lo que tiene que ver con la pandemia, se ve teñido de tragedia, pero hay que hacer el contrafáctico, ¿Qué hubiera pasado si no estaba el Estado? En salud, en educación, en  trabajo, en producción, en cada uno de los ministerios, en cada una de las materias.

Después el programa alas, el trabajo inmenso a la capacitación laboral con diferentes centros que se han inaugurado en estos días, Walter, con lo que ya charlamos y que vas a continuar trabajando con el ministro Sileoni. Eso que se conoce como centro de formación técnica, que son compartidos entre el ministerio de Trabajo y el ministerio de Educación. También se hacen en convenio con sindicatos.

Tenemos muy pronto a inaugurar varios más. Alguno de ellos nos acompaña hoy, Abel Furland de la UOM, que me acaba de invitar a otro centro de estos, que nos va a servir para seguir difundiendo la formación de oficios, la formación profesional: Qué mejor que un trabajador para enseñarle a otro trabajador el oficio.

Así que estas son políticas muy importantes, después políticas de defensa del derecho de trabajo. Lo que decías, dentro de la ley todo, fuera de la ley nada. Ha habido un trabajo especial con algunas ramas de la actividad, que han sido muy postergadas y están, por decirlo así, en la informalidad casi absoluta. A pesar de ser ramas con mucha rentabilidad.

Miren que cosas raras que pasan en este mundo. Hay nuevas actividades, como son estas aplicaciones de los celulares, que cuando uno ven los balances, y ven los valores de las empresas, valen millones de dólares, son de las empresas más valiosas de la Argentina. Sustituyen el trabajo convencional, contra el trabajo comercial ya establecido, contra los negocios. Esta rama de actividades nuevas, hiper rentables, que sus dueños se creen que tienen algún patrimonio especial sobre esto, que es un fenómeno mundial, que tiene que ver con las nuevas tecnologías, con los telefonitos. Se llenan de guita y a veces se van del país para no pagar impuestos.

Yo llamo la atención sobre esto porque son ramas de trabajo donde los trabajadores están en condiciones de absoluta precariedad. A veces con un monotributo, arriesgando la vida con una bicicleta, saliendo a cualquier hora, sobreexplotados. Cuando era más chico leí un texto que era “la ciudad de la alegría”, no sé si escucharon de esto. Era sobre la India, cómo había tracción a sangre. No a sangre de animales, que ya estamos tratando de solucionarlo, sino a sangre humana. Esos carritos donde en vez de un taxi te tomas un carro que lo lleva un trabajador, una trabajadora porque está en condiciones de muchísima miseria.

Hoy tenemos que empieza a pasar algo parecido con pibas y pibes que consiguen una salida laboral andando en bicicleta. Es muy cómodo para el consumidor pero a veces no se sabe que detrás de eso se encubren relaciones de sobreexplotación. A veces atrás de eso no hay un solo derecho laboral, no hay un seguro, no hay horario de trabajo. Parece la antesala del capitalismo la forma en que se trata a esos trabajadores.

Desde el comienzo de la gestión de Mara se detectó, hemos hecho todas las inspecciones, algo que muchas veces no pasa, se arregla de otra manera, este gobierno cuando no se cumple pone multas y las hace pagar.

Necesitamos formalizar también a los trabajadores y sobre todo a las trabajadoras en casas particulares. Miren la opulencia que encubre y esconde a veces situaciones prácticamente precapitalistas, de esclavitud o servidumbre. En esos barrios privados, en  esos countries, que está todo bien, porque quien ganó plata legalmente puede gastarla como quiera, está bien y  celebramos que puedan vivir en esas condiciones. Lo que pasa es que, loco, paguen a sus trabajadores y trabajadoras lo que tienen que pagar. Y páguenle al Estado los impuestos, y denle jubilación, denle derechos. No es tato  lo que se le está pidiendo. No son esclavos, no son siervos, no son siervas.

Además, la tienen. La tienen. No estamos yendo contra el sector pyme, que a veces uno puede decir si se pagan todos los impuestos que puede haber un problema de rentabilidad. Se han hecho trabajos muy serios y no se ha hecho nada. Yo sé que esto convoca el horror, el enojo,  la indignación y a veces el odio de algunos sectores. Lo único que estamos pidiendo es que cumplan la ley, que cumplan las leyes laborales y que contraten como hay que contratar.

Me parece que en eso ha habido un trabajo muy importante en el que se ha avanzado, que va a seguir bajo la gestión de Walter. Y, sobre todo, quiero decir algo para terminar, este agradecimiento y este reconocimiento al trabajo de Mara y de todo su equipo. Ahora Mara se va al Gobierno nacional, a trabajar en AFIP con Carlos Castagneto. Me llamó y necesitaba alguien que lo reemplace en el cargo que tenía antes, así que es un cargo muy importante. Mara, no te olvides de la PBA, hay que seguir regularizando acá en la PBA, hay que hacer un trabajo especial, somos 40% del país, es un trabajo central que continúa además lo que venías haciendo aquí en la Provincia.

Pero hay algo más importante, la primera mujer ministra de Trabajo, el primer trabajador sindical ministro de Trabajo. Dos hitos. Es una tarea fundacional para el futuro, pero hay que recordar que quien ejercía la cartera que ha ejercido Mara, que a partir de hoy es tuya Walter, también se ocupaba de los trabajadores durante el gobierno anterior. Se ocupaba de espiarlos, de perseguirlos y de armarle causas judiciales en favor de la rentabilidad.

O sea que se trata de una tarea de reconstrucción del Ministerio de Trabajo de la Provincia y además de reparación histórica de los trabajadores de la provincia, que tuvieron en la cartera que tiene que ocuparse de sus derechos, alguien que los perseguía. Lo voy a decir con esta palabras porque hay que decirlo en este momento y en este escenario, dijo la barrabasada ilegal, porque es ilegal en muchísimos países del mundo, reivindicar o utilizar graciosamente y livianamente los símbolos del gobierno nazi, habló de una Gestapo para los sindicalistas y las sindicalistas.

Aquí en las primeras filas hay sentados trabajadores que formaron parte de la resistencia a un gobierno no que se proponía simplemente no tutelar y defender y proteger los derechos que ya están consagrados, sino que se proponía reducir, retrasar, retardar esos derechos, achicarlos y si podía directamente erradicarlos.

Fue un gobierno que se proponía, como todas estas aventuras neoliberales, ir contra los derechos de los trabajadores, ir contra los sueldos de los trabajadores, ir contra los empleos, contra la estabilidad laboral, contra las condiciones de trabajo. Todo ese paquete que se presenta muchas veces como la forma, miren qué horrible paradoja, la forma más rápida de generar empleo. Sacar salarios, sacar derechos, se presenta como la forma de defender a los trabajadores, de darle más empleo. Se presentan todas estas leyes, todas estas normativas como las trabas que existen para que los capitalistas, los empresarios, contraten más gente.

No se contrata más gente, no más trabajo. Siempre lo ha dicho el neoliberalismo “porque los trabajadores defienden sus sueldos y no deberían hacerlo hay que flexibilizar, hay que achicar y sacar esos derechos, aguinaldos, vacaciones, jornada de trabajo. Hay que sacarlos como el mejor método para beneficiar a los propios trabajadores”.

Miren qué gran mentira, lo han hecho muchas veces, no soy yo en la teoría o en el pizarrón el que lo explica. Lo muestra la historia argentina. Cada vez que vinieron a sacar derechos para los trabajadores hubo menos salario, menos empleo, menos derechos laborales, menos bienestar para el pueblo y le fue peor a las empresas. Hay que grabárselo en la cabeza, sacar derechos, sacar salarios, matar al mercado interno, mata la demanda. Entonces no hay inversión, no hay creación de empleo. No hay un carajo.

Así que, me parece que hoy estamos en un momento donde el gobierno de la PBA viene a reconocer también en tu persona, Walter, Walter es un hombre que viene de una experiencia en el sindicalismo argentino, que fue legislador nacional junto conmigo, hemos compartido muchísimas cosas, es un hombre de principios, pero sobre todo lo que quiero destacar es que es un trabajador industrial de la PBA. Es un laburante.

No voy a decir más, porque lo acaba de decir él. La PBA es el corazón productivo de la Argentina. Cuando se instauran esos modelos especulativos, timberos, endeudadores y fugadores, cuando se instalan esos gobiernos y esos proyectos, le va mal a todo el país pero especialmente le va mal a la PBA. No es que tengamos algo personal contra el neoliberalismo, defender a la PBA es defenderla de los proyectos neoliberales. Cada vez que se instaura uno de estos modelos, la que más sufre es la PBA, porque se pierde empleo productivo, se pierden empresas, se pierden capacidades, se pierden inversiones. Y la PBA tiene la proporción de su producto, de su producción, de su empleo, vinculada a la industria pero también al agro, porque esos también son trabajadores. Aprovecho para decir, trabajadores muchas veces de una manera espantosa, precarizados.

Pero lo que sintetizo hoy es que nuestro Ministerio de Trabajo viene a apuntalar un modelo productivo para la Provincia de Buenos Aires. Viene a apuntalar un modelo distributivo para la Provincia de Buenos Aires. Es eso simplemente. Que nadie se horrorice. Veía a la prensa macrista diciendo “es un trabajador, es duro en sus negociaciones”. ¿Cómo no vamos a ser duros para defender los derechos que están consagrados en la Constitución y en las leyes? ¿Quieren que seamos blandos? ¿Qué nos doblemos ante la primera nota, ante la primera operación política, ante la primera tapa de diario, ante el primer juez que diga cualquier cosa para llevarnos en contra de nuestro propio pueblo?

Estamos viviendo momentos importantísimos, Walter. Yo te agradezco que hayas aceptado este desafío, te agradezco también que vengas a aportar todo lo que traes a este gobierno. Este es un gobierno de la producción y del trabajo, por tanto es un gobierno de los trabajadores y de los empresarios que invierten y trabajan en la Argentina.

De los otros, bueno, que los cuiden los que siempre los cuidaron. Nosotros vamos a cuidar a la producción, al trabajo, y de eso se trata. Muchas gracias Walter por sumarte a este gobierno, muchas gracias compañeros y compañeras por defender el proyecto, por defenderla a Cristina y por darse cuenta de qué es lo que está en juego. Muchísimas gracias”.

 

 

 

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Atención por coronavirus en Argentina: subieron 50% los contagios en una semana

El Ministerio de Salud informó 8 muertes y 3.323 casos. La cifra se ubicó en ...