Ultimo Momento

29 semanas consecutivas de protestas y portadas negras de la prensa Israelí: violentas represiones, paro de médicos y amenaza de huelga general contra la reforma judicial

A pesar de las protestas en todo Israel, que llevan 29 semanas ininterrumpidas, el pasado lunes, luego el Parlamento israelí (Knéset) aprobó por ajustada mayoría una nueva etapa de la polémica reforma judicial que impulsa el Primer ministro Benjamin Netanyahu. La Asociación Médica de Israel convocó a una huelga de 24 horas este martes. La histórica central obrera Histadrut, por su parte, anticipó la posible convocatoria a una nueva huelga general. Las tapas de los periódicos Yediot Aharonot, Haaretz, Calcalist e Israel Hayom –entre otros diarios- publicaron sus portadas de negro. En la parte inferior se añade el mensaje: «La locomotora de Israel no se rinde. Protesta de la industria de alta tecnología».

Durante la jornada de este lunes el Parlamento israelí aprobó una cláusula clave de la polémica reforma judicial de Netanyahu, que limita las posibilidades de que la Corte Suprema de Justicia revise y anule decisiones gubernamentales. La reforma fue aprobada por el voto de 64 diputados ortodoxos religiosos de la coalición de derecha (sobre 120 legisladores del organismo), ante el boicot opositor y la represión policial a miles de manifestantes que rodeaban la Knéset.

El primer gran proyecto de ley de la reforma judicial del Gobierno fue aprobado en la Knesset por 64 votos a favor y 0 en contra, después de que todos los miembros de la coalición gobernante votaran a favor, mientras que todos los miembros de la oposición abandonaron el recinto cuando se celebraba la votación nominal.

Elementos centrales de la reforma judicial
-Anulación de sentencias
Los críticos de la mayor instancia judicial del país afirman que los jueces han excedido su autoridad al reclamar el derecho de derogar legislación.
El Gobierno de Netanyahu quiere implementar una cláusula que permita al parlamento anular sentencias de la Corte Suprema.
Esta propuesta ha superado una primera votación en la Knéset (cámara legislativa), pero necesita otras dos lecturas para convertirse en ley.
-Limitación de fallos al Supremo
Otras medidas propuestas impedirían que el tribunal tumbe enmiendas a las llamadas Leyes Básicas, la cuasi-constitución de Israel, y requerirían la decisión unánime de todos los jueces para invalidar otras leyes.
Quienes se oponen a este cambio objetan que esto supondrían dar al poder legislativo una autoridad casi ilimitada.
-Designación de jueces
La coalición gubernamental también quiere cambiar el sistema de nombramiento de los jueces, dando al ejecutivo una mayoría de facto en el proceso de nominación.
Actualmente, los magistrados son elegidos por un panel supervisado por el ministro de Justicia que incluye jueces, legisladores y letrados representando al Colegio de Abogados de Israel.
Con el plan del gobierno, los miembros del colegio de abogados serían retirados del proceso.
Una versión enmendada de la propuesta de Levin, apoyada a finales de marzo por el Parlamento, incluiría a más diputados y miembros de la judicatura en el panel que el texto inicial.
Está previsto que la propuesta sea votada de manera definitiva por la cámara al completo esta semana, según Netanyahu.
Otra ley pretende cambiar el procedimiento para elegir al presidente de la Corte Suprema, dando más poder al gobierno.
El primer ministro, que está siendo juzgado actualmente por corrupción, ha sido acusado por oposición y manifestantes de usar las reformas para anular procesos judiciales en su contra.
-Consejeros legales
La propuesta del ministro de Justicia prevé asimismo frenar la autoridad de los asesores legales adscritos a los distintos ministerios.
En la actualidad, su opinión tiene fuerza casi legal, ya que la Corte Suprema es la que los cita cuando se pronuncia sobre la actuación del gobierno, pero la propuesta de Levin cambiaría esto y convertiría su opinión en no vinculante.
Los legisladores aún tienen que aprobar esta ley, pero el jueves ya adoptaron medidas que los críticos consideran un nuevo movimiento para disminuir la autoridad de los funcionarios ministeriales.
-Moción de censura o destitución
El Parlamento votó para limitar estrictamente los motivos que permitan declarar a un primer ministro no apto para el cargo, en lo que la oposición califica de «ley personal» para proteger a Netanyahu.
El fiscal general de Israel, Gali Baharav-Miara, dijo el fin de semana que las acciones de Netanyahu podrían suponer un «conflicto de intereses» dado su enjuiciamiento actual.
-Razonabilidad o filtro al Gobierno
El plan de Levin también impedirá a los jueces usar la cláusula de «razonabilidad» para tumbar legislación, una de las prerrogativas más criticadas por los defensores de la reforma.
Como ejemplo reciente, la Corte Suprema no consideró «razonable» que Netanyahu diera un puesto a un aliado, Aryeh Deri, debido a su condena por evasión de impuestos.
Netanyahu se vio obligado a despedirlo aunque ninguna ley impidiera su nombramiento.

El plan limita las formas en que el Tribunal Supremo puede anular las decisiones del gobierno, como parte de una revisión judicial profundamente divisiva que ha provocado quizá la crisis interna más grave de Israel desde su fundación hace 75 años.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Postales de la crisis y la degradación social: una menor fue demorada en La Pampa por sustraer útiles escolares de un negocio

Una nena fue demorada este lunes en la tarde en La Pampa luego de robar ...