Ultimo Momento

El furioso ajuste de Milei a las Universidades: en la UBA advierten que quedan fondos para pagar dos meses de salarios

Las universidades nacionales no tienen hoy los recursos para pagar más que dos meses y medio más de salarios docentes y por la falta de fondos en este y otros rubros no podrían abrir sus puertas en el segundo semestre del año.

Así lo advierte un análisis del presupuesto para la Educación Superior, realizado en la Facultad de Ciencias Económicas (UBA), por los economistas Javier Curcio, Director del Departamento de Economía, y Julián Leone, subsecretario del Area de Investigación de esa facultad, entre otros especialistas.

La situación en que está la UBA y el resto de las 58 universidades nacionales se explica en que para este 2024 no se discutió la ley de Presupuesto. El sistema de la Educación superior se financia en un 90 por ciento promedio con recursos del presupuesto aprobado anualmente por el Parlamento. Al haberse prorrogado el ejercicio 2023 las universidades cuentan nominalmente con el mismo nivel de crédito que el año pasado, pero sus necesidades son muy distintas ya que hay un 276% de inflación, que comió esos recursos.

La situación viene siendo advertida desde el año pasado por los rectores de las universidades. Días atrás, el vicerrector de la UBA Emiliano Yacobitti mantuvo una reunión reservada con el asesor presidencial, Santiago Caputo. Le planteó que una cosa es el ajuste pero que la situación presupuestaria actual llevaría directamente al cierre de las universidades. No se fue con muchas respuestas.

El presupuesto total para Educación Superior este año arrancó en 1.385.289 millones de pesos (lo mismo que en 2023)

En el caso de la UBA los recursos destinados al pago de salarios docentes e investigadores durante el primer bimestre del año equivalen a casi la mitad de los recursos disponibles para todo el año.

La situación es similar en el resto de las universidades nacionales, advierten. Entre enero y febrero, se usó casi la mitad de los recursos correspondientes a salarios, aún con paritarias muy por debajo de la línea de inflación.

Los hospitales universitarios de la UBA que prestan servicios a una importante población del área metropolitana (el Hospital de Clínicas, el Roffo y el Alfredo Lanari) son los que se llevan la peor parte. Durante enero y febrero de 2024 recibieron la misma asistencia financiera nominal que en los dos primeros meses del año anterior, redundando en una caída del 60% real en lo que va del 2024.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Las políticas de Milei profundizan el derrumbe de la producción metalúrgica: ya se perdieron 12 mil puestos de trabajo y otros 30 mil están en riesgo

La Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA) dio a conocer el informe ...