Ultimo Momento

¿Quién pagó los 79 días de hospedaje de Milei en el hotel Libertador y con quien se reunió allí siendo ya presidente?

A un costo de 450 dólares por día, el presidente Javier Milei estuvo alojado en el hotel Libertador desde el 22 de octubre pasado hasta el 8 de enero último, día que finalmente partió a la Quinta de Olivos. El hotel ubicado en porteño barrio de Retiro, pertenece al multimillonario –e integrante del espacio ultraortodoxo judío Jabad Lubavitch- Eduardo Elsztain, dueño de IRSA. Según datos oficiales, Milei habría pagado con fondos propios su estadía desde el 22 de octubre al 9 de diciembre del año pasado, pero no se conocen papeles que lo afirmen. Como dato sugestivo, Nicolás Pakgojz, alto ejecutivo de IRSA, fue designado como titular de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE). Otra de las grandes dudas es con quien se reunió el presidente Javier Milei en la suite alquilada del piso 18 de ese hotel, desde que asumió su mandato, el pasado 10 de diciembre de 2023 hasta el 8 de enero de 2024.

Casi tres meses estuvo alojado Javier Milei en el hotel Libertador – exactamente 79 días- propiedad de Eduardo Elsztain, dueño de IRSA, primero en la suite del piso 21 y luego en la suite del piso 18.

Según anunciaron desde el Gobienro nacional –sin presentar una sola prueba- el costo de la estadía de Javier Milei desde el 22 de octubre al 9 de diciembre pasado –es decir, un día antes de que asuma la presidencia-, costó 2,5 millones de pesos, y los habría pagado el propio Milei

Ahora queda saber los gastos que tuvo ya como presidente de la Nación, ya que permaneció alojado en el mismo hotel hasta este sábado día en el que planeó mudarse a la Quinta de Olivos.

Durante esas tres semanas, después de la asunción, Milei tuvo múltiples reuniones donde se definió su gabinete. Por esto, desde la oposición podrían solicitar la lista de personas que se reunieron con el jefe de Estado.

Se estima que la acumulación del gasto hotelero de Mieli ronda los 45 mil dólares. Desde el principio, surgió la interrogante sobre si el actual presidente está efectivamente pagando por estos servicios o si los disfruta sin incurrir en gastos personales. Como suelen afirmar los liberales y libertarios al hablar de temas como la salud o la educación, nada es realmente gratuito, ya que alguien siempre asume el costo. En este caso, son los ciudadanos argentinos quienes están financiando indirectamente el alojamiento de Milei.

Es importante destacar que este financiamiento no se realiza de manera directa, ya que no hay registros oficiales de los gastos de hospedaje del presidente. En cambio, se lleva a cabo mediante un tipo de trueque, donde cargos y fondos públicos son la contraprestación que el gobierno ha decidido proporcionar para mantener el lujoso estilo de vida del mandatario.

¿A un mes de ser presidente, Milei ya cobró dádivas y devolvió el favor brindando un puesto estratégico en el Estado a alto funcionario de IRSA?

Uno de los datos más sugestivos fue la designación de Nicolás Pakgojz, alto ejecutivo de IRSA, como titular de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE). Creada durante la segunda presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, la AABE tiene entre sus principales competencias la ejecución de las políticas, normas y procedimientos que rigen la disposición y administración de los bienes inmuebles del estado nacional en uso, concesionados y/o desafectados.

También se encarga de la gestión de la información del Registro Nacional de Bienes Inmuebles del Estado y su evaluación y contralor; la coordinación de las políticas, normas y procedimientos relacionados con los bienes inmuebles del estado nacional; el control permanente de la actividad inmobiliaria estatal y la intervención en toda operación inmobiliaria de la totalidad de las jurisdicciones y entidades que conforman el sector público nacional.

Las funciones de la AABE, en tanto, consisten en proponer las políticas, normas y procedimientos respecto de la utilización y disposición de los bienes inmuebles del estado nacional; coordinar la actividad inmobiliaria del estado nacional, interviniendo en toda medida de gestión que implique la celebración, ya sea a título oneroso o gratuito, de los siguientes actos con relación a inmuebles estatales: adquisición o enajenación; constitución, transferencia, modificación o extinción de otros derechos reales o personales; locación; y asignación o transferencia de uso.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

A 81 años del heroico levantamiento del Gueto de Varsovia

Por Maximiliano Borches. El 19 de abril de 1943 comenzó a gestarse uno de los ...